Valentino Rossi conquistó su noveno Campeonato Mundial MotoGP

Valentino Rossi (Yamaha) amplió su leyenda y se proclamó Campeón del mundo de MotoGP en el circuito de Sepang, en el Gran Premio de Malasia, en una carrera en la que fue tercero tras el...
Valentino Rossi (Yamaha) amplió su leyenda y se proclamó Campeón del mundo de MotoGP en el circuito de Sepang, en el Gran Premio de Malasia, en una carrera en la que fue tercero tras el australiano Casey Stoner y el español Dani Pedrosa.
 Valentino Rossi (Yamaha) amplió su leyenda y se proclamó Campeón del mundo de MotoGP en el circuito de Sepang, en el Gran Premio de Malasia, en una carrera en la que fue tercero tras el australiano Casey Stoner y el español Dani Pedrosa.
Sepang, Malasia (Reuters) -
  • Con los puntos sumados, Rossi ya es inalcanzable en la Clasificación General y se proclama Campeón, por novena ocasión

El italiano Valentino Rossi (Yamaha) amplió su leyenda y se proclamó Campeón del mundo de MotoGP en el circuito de Sepang, en el Gran Premio de Malasia, en una carrera en la que fue tercero tras el australiano Casey Stoner (Ducati) y el español Dani Pedrosa (Honda), segundo. El español Jorge Lorenzo (Yamaha) cruzó la meta en la cuarta posición. Este es el noveno título de campeón del mundo de Rossi, de los cuales siete son en la máxima cilindrada, uno en 125 c.c., en 1997, y otro en 250 c.c., en 1999. Rossi había realizado el sábado la "pole", con la vuelta más rápida conseguida en la historia de la pista malaya, pero la lluvia que retrasó la salida le hizo ser más precavido y pasó por meta en la décima posición en la primera vuelta. Con entrar entre los cuatro primeros le valía, hiciera lo que hiciera su único rival en la lucha por el campeonato, Lorenzo. El español del equipo oficial Yamaha tuvo que salir desde el último lugar de la parrilla de Sepang debido a que entró en boxes antes de la salida por problemas mecánicos. Pedrosa fue el más rápido en la salida, en el primer parcial, pero ya en la primera vuelta perdió la cabeza en beneficio de Stoner. El australiano se ha impuesto en las dos últimas carreras y ha sido segundo en la anterior, Portugal, después de dos meses sin competir por problemas de salud. Stoner volvió a demostrar que es un sobresaliente piloto y no encontró rival a lo largo de la carrera, consiguiendo enseguida diferencias insalvables para Pedrosa y el resto de sus rivales. Tras la primera vuelta siguieron al australiano Pedrosa, el italiano Andrea Dovizioso (Honda), el español Toni Elías (Honda), el francés Randy de Puniet (Honda), el italiano Loris Capirossi (Suzuki), el estadounidense Nicky Hayden (Ducati), Lorenzo, el italiano Marco Melandri (Kawasaki) y Rossi. De Puniet se cayó en la segunda vuelta con la pista todavía muy mojada; Pedrosa enseguida perdía tiempo respecto a Stoner y Lorenzo hacía una extraordinaria salida para situarse detrás de su compañero de equipo. El español rebasó al precavido italiano y a once vueltas para el final ya era sexto al pasar a Capirossi. Una más tarde rebasó a Hayden con mayor dificultad que al anterior para ser quinto. Rossi seguía la estela de Lorenzo y era sexto. Más tarde los dos pilotos de la Yamaha oficial superaron a Elías y empezaron su particular lucha en el octavo giro. Sin embargo, Rossi no tardó en dar cuenta de Lorenzo, aunque estuvo a punto de irse al asfalto nada más hacerlo. Por delante, Stoner y su Ducati distanciaban cada vez más al resto al hacer dos vueltas rápidas consecutivas en la octava y la novena. La carrera estaba cerrada y el mundial también porque al italiano le valía ser cuarto, sólo faltaba saber si Valentino subiría al podio, objetivo con el que -dijo- llegó a Malasia. Rossi iba recortando sobre el tercero, Dovizioso, de cuatro a dos segundos, pero éste facilitó las cosas a su compatriota al caerse en su persecución a Pedrosa en la decimoquinta vuelta. Entonces la diferencia del oceánico era ya de 18 segundos sobre el español de Honda, y a dos para el final, el italiano decidió que la tercera posición estaba bien para ganar su noveno mundial y cortó gas. Rossi, de 30 años, montó uno de sus espectáculos para celebrar su título y junto a miembros de su club de seguidores se vistió con una camiseta con la leyenda: "Gallina vieja hace buen caldo", con uno de sus animales dibujado y con un huevo con un nueve. Los seguidores llevaban una gallina viva disfrazada de Rossi, casco y camisetas incluidos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×