Federer se sobrepuso a un mal comienzo y destrozó a Murray

El número uno del mundo, Roger Federer, remontó hoy el primer set en contra que le endosó el británico Andy Murray y consiguió finalmente su segundo triunfo en la Copa Masters con holgura, en una...
 El número uno del mundo, Roger Federer, remontó hoy el primer set en contra que le endosó el británico Andy Murray y consiguió finalmente su segundo triunfo en la Copa Masters con holgura, en una victoria que lo acerca a las Semifinales del torneo.  (Foto: Reuters)
(Reuters) -
  • Federer ya ha ganado este torneo en cuarto ocasiones

El número uno del mundo, Roger Federer, remontó hoy el primer set en contra que le endosó el británico Andy Murray y consiguió finalmente su segundo triunfo en la Copa Masters con holgura, en una victoria que lo acerca a las Semifinales del torneo. Federer venció por 3-6, 6-3 y 6-1 a su oponente, el ídolo local, quien comenzó muy fuerte pero que se fue deshinchando a medida que el suizo se fue situando en la pista y comenzó a desplegar su juego. El británico no pudo esta vez derrocar al líder de la clasificación ATP pese a que ha conseguido vencerle en seis de sus nueves enfrentamientos desde que se vieran las caras por primera vez en el año 2005. El partido empezó agitado, con Federer rompiéndole el servicio a un Murray que todavía parecía estar asentándose y con el británico devolviéndole la jugada al suizo en el siguiente juego, lo que compensó de nuevo la balanza. El intercambio de golpes siguió sin mayores sobresaltos hasta el sexto juego, cuando Murray aprovechó su segunda bola de rotura de servicio para vencer el saque del número uno de la ATP y colocarse con 2-4 a su favor. Federer intentó en todo momento moverlo de lado a lado, aunque la precisión y algunos buenos saques de su rival le complicaron su objetivo. Prueba de ello es que el británico se anotó 6 saques directos en el primer set, mientras que el suizo se quedó a cero. Los cerca de 17,500 espectadores que se dieron cita esta noche en el "O2" -y que llenaron el pabellón pese a lo intempestivo de la hora para el horario británico- animaron constantemente a su compatriota, Andy Murray, lo que no les impidió reconocer los méritos del suizo cuando su juego así lo mereció. El poderío de su servicio hizo caer la balanza a favor de Murray, cuarto cabeza del torneo, quien consiguió apuntarse el primer set por un claro 3-6. Federer comenzó a incrementar la presión sobre su contrincante a sabiendas de que un nuevo error podía costarle el partido y a punto estuvo de romper el saque del británico nada más comenzar el segundo set, en el segundo juego, cuando llegó a igualar el tanteo, primero, y desperdició una ventaja después. El suizo, mucho más entonado en el saque durante la segunda manga -logró cuatro directos, no respetó la impasibilidad que lo caracteriza y celebró con el puño apretado varios puntos importantes, muestra de lo reñido del partido. Tal y como ocurriera en el primer set, la rotura del servicio no llegó hasta el sexto juego, cuando logró superar a su rival no sin antes manifestar su contrariedad por una pelota que se pitó fuera y que el "Ojo de Halcón" demostró que había ido dentro, lo que obligó a repetir el punto. Los ya tradicionales "Come on, Andy" gritados continuamente por el público se fueron intercalando con los aplausos hacia el suizo, que volvió a exhibir un gran repertorio de golpes. Con el 5-3 en el marcador, Federer desaprovechó su primera bola de set, un error que no volvió a repetir, lo que le permitió igualar el duelo. En el tercer y definitivo set, de nuevo fue el considerado como el mejor jugador de la historia del tenis quien rompió el servicio de su rival, concretamente en el tercer juego, una ventaja que a la postre fue insalvable para Murray, muy "tocado" por el buen hacer del helvético y que perdió de nuevo su servicio en el quinto juego. Al británico lo condenaron también las dobles faltas, ya que cometió ocho a lo largo de las casi dos horas de juego, mientras que su contrincante sólo hizo una. Murray intentó luchar hasta el final, aunque con más corazón que precisión y muestra de ello fue el sexto juego -con el 5-1 ya en el marcador-, cuando desaprovechó cuatro ventajas a su favor. Justo lo contrario hizo Federer, quien hizo bueno el dicho de "a la tercera va la vencida" y se apuntó finalmente la victoria, con lo que dio un paso más hacia las Semifinales de un torneo del que ya ha ganado cuatro ediciones.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×