Hopkins vuelve al cuadrilátero en Filadelfia, frente a un mexicano

Bernard Hopkins le prometió una vez a su madre que se retiraría del boxeo a los 40 años. Pero cerca de los 45, Hopkins, alguna vez considerado uno de los mejores púgiles en la historia en la...
 Bernard Hopkins le prometió una vez a su madre que se retiraría del boxeo a los 40 años. Pero cerca de los 45, Hopkins, alguna vez considerado uno de los mejores púgiles en la historia en la categoría de los medianos, sigue bailando en el ring.  (Foto: Notimex)
Filadelfia, Estados Unidos (Reuters) -
  • El veterano y reconocido Bernard Hopkins se enfrentará contra el mexicano Enrique Ornela
  • Hopkins es consideraro uno de los mejores boxeadores de su época en los pesos medianos

Bernard Hopkins le prometió una vez a su madre que se retiraría del boxeo a los 40 años. Pero cerca de cumplir los 45, Hopkins, alguna vez considerado uno de los mejores púgiles en la historia dentro de la categoría de los medianos, sigue bailando en el cuadrilátero y se prepara para otra pelea.

"Una vez que arranco el motor me siento bien", dijo Hopkins. Pero es el arranque el que me cuesta." Después de pelear el equivalente a 10 episodios contra un "sparring", Hopkins, quien mantuvo un reinado perfecto de 10 años en la división de los medianos, se dedica un rato a saltar la cuerda y a realizar otros ejercicios cardiovasculares. Conocido por una vida austera y sana, sin beber alcohol y sin desvelarse, Hopkins siente que a ese motor todavía le queda tiempo de vida. El final de su carrera de 21 años, a la que declaró alguna vez concluida tras vencer a Antonio Tarver en el 2006, no parece ahora cercano. Casi 14 meses después de su último combate, Hopkins (49-5-1, con 32 nocauts) busca demostrar que puede dar todavía buenos golpes, el miércoles por la noche, en Filadelfia, su ciudad natal, contra el mexicano Enrique Ornelas (29-5 con 19 nocauts), en una pelea dentro de la división de los semipesados. Hopkins busca aprovechar esta inusitada pelea a la mitad de la semana como un paso que incluye tres compromisos y que lo llevaría a un hito final en su carrera. Hopkins, un boxeador sin un estilo muy refinado pero bastante eficiente, pretende llegar a coronarse campeón de los pesados. "No hay otra división arriba de esa", dijo. "Ahí termina todo. Pero la primera misión de Hopkins será noquear a Ornelas. Si Roy Jones Jr. gana su pelea la misma noche en Australia, Hopkins confía en que ambos se enfrenten en marzo, en el MGM Grand de Las Vegas. Luego, tras unos cuatro meses más de entrenamiento "para añadir músculos a este cuerpo delgado", Hopkins espera retar a David Haye, monarca de los pesados por la Asociación Mundial de Boxeo (AMB). "El no es el más grande en la división y yo tampoco lo seré", dijo. "Pero al final del día, ello significaría tener una gran carrera".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×