Dulko eliminó a Ivanovic, Mónaco resiste, y Falla hace historia en Australia

A la argentina Gisela Dulko no le importa que asocien su nombre como heredera de la inolvidable Gabriela Sabatini y más hoy cuando, en el Abierto de Australia, dejó fuera de combate a la serbia...
 A la argentina Gisela Dulko no le importa que asocien su nombre como heredera de la inolvidable Gabriela Sabatini y más hoy cuando, en el Abierto de Australia, dejó fuera de combate a la serbia Ana Ivanovic, ex número uno del mundo.
Melbourne, Australia (Reuters) -
  • "El partido fue un auténtico carrusel", relató Dulko para describir cómo se deshizo de la vigésima favorita en la segunda ronda

A la argentina Gisela Dulko no le importa que asocien su nombre como heredera de la inolvidable Gabriela Sabatini y más hoy cuando, en el Abierto de Australia, dejó fuera de combate a la serbia Ana Ivanovic, ex número uno del mundo, y Finalista en Melbourne en 2008. Situada en el puesto 36 del mundo, y última representante del tenis suramericano, Dulko, que venció a Ivanovic por 6-7 (6), 7-5 y 6-4, vivió uno de sus días más especiales como tenista y recordó con gracia que allá donde va siempre le recuerdan dos nombres, "el de Gaby y el de Maradona". "El partido fue un auténtico carrusel", relató Dulko para describir cómo se deshizo de la vigésima favorita en la segunda ronda, causando una sensación similar a la que produjo la derrota de la rusa Maria Sharapova a manos de su compatriota Maria Kirilenko. En dos horas y 42 minutos, Dulko provocó el segundo bombazo del torneo, detonado en la Margaret Court, donde se resarció de las dos derrotas que había encajado antes con la campeona de Roland Garros de hace dos años, con quien tuvo que rendir la rodilla en Charleston en 2007 y en Indian Wells en 2009, ganando sólo un set ante la jugadora de Belgrado. La de Buenos Aires guarda un gusto amargo de la segunda ronda de Melbourne, pues el año pasado cayó en esta instancia ante la eventual campeona, la estadounidense Serena Williams, ante la que dispuso de seis puntos de set en el segundo parcial. Contra Ivanovic, Gisela se sobrepuso de la pérdida del primero en el desempate, y no bajó los brazos después. Tras ganar el segundo set por 7-5 en una batalla de intercambios desde el fondo de la pista, Dulko comprendió que estaba ante la oportunidad de su vida, y tomó ventaja de inmediato. Las primeras bolas de partido las jugó algo reservona, después de que Ivanovic cometiese dos dobles faltas en el décimo juego. Pero, en la quinta, Dulko se decidió por fin a atacar y con una derecha profunda logró su objetivo. Ahora Dulko se enfrentará contra la rusa Vera Zvonareva, novena favorita, que se impuso a la checa Iveta Benesova, por 6-0 y 6-3. Con muchísimo más trabajo y más incertidumbre, su compatriota Juan Mónaco, trigésimo favorito, levantó un partido que tenía perdido y derrotó al francés Michael Llodrá, 72 del mundo, por 3-6, 3-6, 7-6 (5), 6-1 y 6-3. Llodra llegó a restar para ganar el encuentro en el tercer set (6-5) pero Mónaco reaccionó y tras apuntarse el desempate, estuvo mejor físicamente en los dos últimos parciales para ganar después de tres horas y 26 minutos. La anécdota del partido se dio cuando Llodrá pidió a su entrenador que le dejase sus zapatillas porque no se encontraba cómodo con las suyas. Con esta victoria el tandilense iguala la tercera ronda que logró en Melbourne en 2008 y se une a su compatriota Juan Martín del Potro, clasificado ya desde ayer miércoles. Mónaco se enfrentará ahora contra uno de los jugadores más en forma del momento, el ruso Nikolay Davydenko, sexto favorito, campeón de la Copa Masters del año pasado y vencedor en Doha a comienzos de este, que superó al ucraniano Illya Marchenko por 6-3, 6-3 y 6-0 y sigue sin ceder un set en dos partidos, en los que solo ha perdido diez juegos. "Es un partido muy complicado y difícil", dijo sobre Davydenko. He jugado y me gusta hacerlo contra él pero es muy duro. Tal vez es el jugador que más en forma está porque ganó Shanghai, el Masters, y luego en Doha. Es el que en los últimos tres o cuatro torneos mejor está, y aparte viene de ganar a Federer y a Nadal y debe tener mucha confianza", señaló. El tenis colombiano seguro que festejará la vuelta de uno de sus representantes a los dieciseisavos de final del Abierto de Australia, hecho que no se daba desde que Mauricio Hadad, en 1996, alcanzó los octavos de final. Alejandro Falla, 77 del mundo, fue el protagonista al vencer al español Marcel Granollers por 6-4, 6-1 y 6-3 para alcanzar la tercera ronda del Abierto de Australia, su mejor resultado en un Grand Slam. Granollers había protagonizado la victoria más sonada en lo que se lleva disputado este torneo, al imponerse al sueco Robin Soderling, octavo favorito, en el primer partido. El barcelonés, de 23 años, concedió hoy demasiadas bolas de rotura, hasta 18 y Falla, inconmensurable al resto, aprovechó ocho de ellas para romperle. Falla, entrenado por el técnico español Marcos Górriz, que también lo es del colombiano Santiago Giraldo, se enfrentará ahora con el español Nicolás Almagro, 26 favorito, que venció al alemán Benjamin Becker por 6-4, 6-2, 3-6, 4-6 y 6-3. "Estuve impecable en todos los sentidos, servicio, devolución, juego de fondo. Creo que dominé el partido todo el tiempo. Lo mejor que hice fue devolver, porque le rompí el saque muchas veces y eso fue una de las claves. También que estaba muy motivado porque era una gran oportunidad de pasar a la tercera ronda de un Grand Slam y la aproveché", resumió Falla. Quien no pudo unirse al grupo fue Santiago Giraldo, que cayó ante el polaco Lukas Kubot, por 6-4, 3-6, 6-3 y 6-1.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×