Contradicen a Mark McGwire y su versión sobre el uso de esteroides

La críticas contra el ex toletero Mark McGwire y su versión de los motivos por los que consumió sustancias prohibidas tuvieron un nuevo protagonista con las declaraciones de Curtis Wenzlaff, un...
La críticas contra el ex toletero Mark McGwire y su versión de los motivos por los que consumió sustancias prohibidas tuvieron un nuevo protagonista con las declaraciones de Curtis Wenzlaff, un distribuidor de narcóticos convicto.
 La críticas contra el ex toletero Mark McGwire y su versión de los motivos por los que consumió sustancias prohibidas tuvieron un nuevo protagonista con las declaraciones de Curtis Wenzlaff, un distribuidor de narcóticos convicto.
Nueva York, Estados Unidos (Reuters) -
  • Aseguraron que consumía esteroides con el objetivo de mejorar su rendimiento en el campo, no para recuperarse de sus lesiones

La críticas contra el ex toletero Mark McGwire y su versión de los motivos por los que consumió substancias prohibidas durante una gran parte de su carrera profesional tuvieron un nuevo protagonista con las declaraciones de Curtis Wenzlaff, un distribuidor de narcóticos convicto.

"Déjame ponerlo de esta manera. Si Paris Hilton fuera a tomar esa selección, podría pasarle por encima a Dick Butkus"

De acuerdo a Wenzlaff, en una entrevista concedida al programa de televisión "ESPN Outside", le suministraba toda una gama de esteroides con el objetivo de mejorar su rendimiento en el campo, no para recuperarse más rápidamente de las lesiones, como argumenta el pelotero en su aceptación del consumo de substancias prohibidas. El objetivo de McGwire era desarrollarse más "grande, rápido, fuerte" para mejorar su ejecución en el terreno, contradiciendo recientes declaraciones de McGwire, quien dijo que usó las drogas para mantener su salud. Wenzlaff destacó que no hay dudas de que la gama de drogas que le suministró a McGwire le ayudaron a convertirse en un toletero más consumado y productivo. El propio Wenzlaff se pregunto para defender su valoración: "¿Te ayudará a darle a la pelota?", argumentó Wenzlaff. "Déjame ponerlo de esta manera. Si Paris Hilton fuera a tomar esa selección, podría pasarle por encima a Dick Butkus (ex jugador de fútbol americano)". McGwire y los Cardenales de San Luis declinaron responder a la entrevista a Wenzlaff, que será transmitida el domingo, en "Outside the Lines". El ex toletero desde que admitió públicamente que consumió substancias prohibidas y dio su propia versión de la razón que lo llevó a hacerlo, se ha encontrado con un gran rechazo por parte de los ex profesionales y lanzadores actuales que se le enfrentaron que han reclamado que les pida perdón por el daño que les hizo. El periódico "New York Daily News", en marzo del 2005, ya informó que Wenzlaff le proveyó a McGwire receta de drogas con substancias como testosterona cypiote cada tres días; testosterona enanthate por semana; equipose y winstrol v, cada tres días, todas para ser inyectadas en sus glúteos. En aquel momento, Wenzlaff sólo confirmó que proveyó esteroides al ex compañero de McGwire, el cubano José Canseco, que fue el que primero denuncio públicamente a través del libro "Juiced" el "escándalo" del dopaje en el béisbol profesional. Pero el jueves, Wenzlaff confirmó lo que se había informado y confirmado por fuentes del FBI y documentos cinco años atrás: que le suplió las drogas a Canseco y McGwire y añadió que las drogas eran para ayudar a McGwire a convertirse en un mejor jugador de béisbol, no a recuperarse de una lesión. Cuando se le preguntó sobre su reacción a la afirmación de McGwire de que sólo tomó esteroides para mantenerse lo suficientemente saludable y jugar antes, Wenzlaff respondió: "me reí". Wenzlaff explicó que si el lucirse y patear el trasero en el terreno a sus rivales es el resultado final, me imaginó que ese es un sentimiento saludable y bueno. "Pero para la salud, hay otras cosas que puedes tomar que son anabólicas, pero no sería ese tipo de combinación que consumió McGwire", señaló Wenzlaff. Mas directo fue en su respuesta cuando se le preguntó sobre el objetivo que tenía McGwire al tomar la selección de esteroides que él le recomendó y le suministraba. "Como cualquiera de los que se dopan ser más grande, rápido y fuerte". También dijo que pensaba que la combinación de drogas que le proveyó a McGwire le ayudaron a la coordinación ojo-mano que debe tener un buen toletero. "Cuando usted implementa lo que está haciendo, por ejemplo batear, un programa individualizado, especializado con crecimiento de músculo y rapidez mientras está drogado, le mejorará su coordinación de ojos-manos, garantizado". La valoración de Wenzlaff es la misma que tienen los expertos de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA, siglas en inglés), que definen sin ningún tipo de ambigüedad que los esteroides anabólicos mejoran el rendimiento de los deportistas que los consumen. Wenzlaff fue arrestado en la Operación Equino, un caso famoso de esteroides anabólicos que produjo más de 70 convicciones de tráfico a comienzos de los 1990. Un informante le dijo al "Daily News" en el 2005 que Wenzlaff inyectó a McGwire en un gimnasio en California del Sur en varios ocasiones, aunque Wenzlaff declaró que no podía recordar las inyecciones porque se estaba hablando de algo que pudo suceder hace más de 20 años. Las declaraciones de Wenzlaff se dan después que ex profesionales como el venezolano Ozzie Guillén, actual manejador de los Medias Blancas de Chicago, y Carlton Fisk, miembro del Salón de la Fama, también han cuestionado que el consumo de esteroides por parte de McGwire no afectase su rendimiento.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×