Tormenta solar afectaría a Londres 2012

Una tormenta solar puede amenazar el funcionamiento de las redes de televisión y de internet durante los próximos Juegos Olímpicos de verano, que se celebrarán en 2012 en la capital británica.
 Una tormenta solar puede amenazar el funcionamiento de las redes de televisión y de internet durante los próximos Juegos Olímpicos de verano, que se celebrarán en 2012 en la capital británica.
Londres, Inglaterra (Reuters) -
  • Según científicos británicos, una fuerte tormenta solar afectaría redes de televisión e internet en Londres 2012

Una tormenta solar puede amenazar el funcionamiento de las redes de televisión y de internet durante los próximos Juegos Olímpicos de verano, que se celebrarán en 2012 en la capital británica.

"Estos fenómenos pueden inactivar los satélites y provocar fallos y perturbaciones en todo tipo de comunicaciones"

Tal es la predicción de Richard Harrison, del Rutherford Appleton Laboratory, de Oxfordshire (Inglaterra) en vísperas del lanzamiento, esta semana, del Observatorio de Dinámica Solar de la NASA. La sonda que la NASA proyecta lanzar este sábado pasará cinco años en órbita en torno a la Tierra investigando las causas de la extrema actividad solar como las manchas, los vientos solares o las erupciones violentas a partir de su atmósfera. "Esos fenómenos pueden exponer a los astronautas a dosis mortíferas de partículas, pueden inactivar los satélites y provocar fallos y perturbaciones en todo tipo de comunicaciones", señaló el profesor Harrison, citado hoy por el diario The Times. Aunque hace tiempo que se sabe que los picos en la actividad solar pueden perturbar las comunicaciones terrestres y por satélite, ha sido prácticamente imposible hasta ahora predecir las tormentas solares. Los científicos confían en que eso cambie con el nuevo observatorio solar de la NASA desde el Centro Espacial Kennedy, en Florida (EU). El observatorio analizará, entre otras cosas, los campos magnéticos del sol y los cambios de la energía del viento solar, las partículas energéticas y las variaciones de su radiación. El lanzamiento se producirá en un momento en que el sol vuelve a dar signos de agitación después de varios años de casi inactividad, según los astrónomos. Entre 2008 y 2009 hubo más de 250 días sin manchas solares, un récord desde 1913, pero en las dos últimas semanas se han registrado dos llamaradas solares, lo que hace pensar que el sol puede estar entrando en una fase más activa de un nuevo ciclo. "El lanzamiento no podía ser más oportuno", comentó el científico británico.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×