Veinte años después, Sulaimán deslindó al CMB del escándalo Tyson-Douglas

José Sulaimán Chagnón inició un breve, pero sentido viaje retrospectivo hacia uno de los momentos más álgidos de su existencia y de la historia del boxeo: la derrota de Mike Tyson ante James...
José Sulaimán Chagnón inició un breve, pero sentido viaje retrospectivo hacia uno de los momentos más álgidos de su existencia y de la historia del boxeo: la derrota de Mike Tyson ante James "Buster" Douglas.
 José Sulaimán Chagnón inició un breve, pero sentido viaje retrospectivo hacia uno de los momentos más álgidos de su existencia y de la historia del boxeo: la derrota de Mike Tyson ante James "Buster" Douglas.  (Foto: Notimex)
Mérida, México (Notimex) -
  • Dos décadas después, Sulaimán rechazó que el CMB haya tenido una mala intención respecto a Douglas

Veinte años después de verse en el ojo del huracán, José Sulaimán Chagnón inició un breve, pero sentido viaje retrospectivo hacia uno de los momentos más álgidos de su existencia y de la historia del boxeo: la derrota de Mike Tyson ante James "Buster" Douglas.

"El único cinturón con el que se le vio a Douglas sobre el ring, al final de ese pelea fue el del CMB y nos quisieron atribuir todo lo contrario"

Al cumplirse este día 20 años de ese suceso, en el que Tyson perdió el Cetro Mundial absoluto de peso completo y el invicto, ante alguien por quien las casas de apuestas ni siquiera tomaron en cuenta la pelea, Sulaimán rechaza que el CMB, haya tenido una mala intención respecto a Douglas. Ello, en contraste con los señalamientos de la prensa de esa época, que publicó que Douglas no fue reconocido ni por el CMB, ni por la AMB, aunque sí por la FIB, organismos que mantenían el control universal del boxeo. "El único cinturón con el que se le vio a Douglas sobre el ring, al final de ese pelea fue el del CMB y nos quisieron atribuir todo lo contrario, señalando que no lo reconocíamos", comentó Sulaimán sobre ese suceso que desató un escándalo mundial, aún recordado y que fue el primero de una serie de eventos polémicos en torno a Tyson. Entrevistado por Notimex recientemente en la Ciudad de México, el jerarca del CMB, señaló a este suceso como uno de los momentos más difíciles en la historia del boxeo, en el que según él, muchas personas fueron cuestionadas incorrectamente, por los medios. "Me duele que ese asunto vuele aún en el ambiente", admitió.   En este sentido, el líder boxístico señaló directamente a la prensa de Estados Unidos, que "lastimó a gente inocente, al CMB" y a él mismo, por esos hechos que generaron inconformidad, luego de que Douglas, quien ganó sobre el ring a Tyson, no fue reconocido, según versiones de prensa. El 11 de febrero de 1990, Tyson perdió su aureola de invicto en el Domo de Tokio, luego de 37 peleas, al ser noqueado en 10 rounds por Douglas, que dos asaltos antes estuvo en la lona, más allá de los 10 segundos, siguiendo el conteo del réferi mexicano Octavio Meyrán, a final de cuentas, "chivo expiatorio" de estos hechos y cuya carrera de más de 20 años, concluyó allá. Sobre Meyrán, con quien tuvo una ruptura y diferendo por lo ocurrido esa noche, Sulaimán afirmó: "el réferi Meyrán fue como un ahijado para mí, lo nombré en muchas peleas importantes y luego de lo que pasó en Tokio, llegando a México, me atacó. "Lo nombramos a pesar de una gripe que tenía, la verdad no sé porqué lo hizo y la suya fue una de las actuaciones que más me han dolido en la vida, me dolió y mucho, en el diccionario le dicen ingratitud", agregó el entrevistado. El dirigente tamaulipeco aceptó que tras lo ocurrido ha vuelto a ver a Meyrán, pero "muy poco y siempre he sido caballeroso con él, pues no le volteó la cara a nadie". Otro de los personajes que históricamente tampoco salieron bien parados por estos hechos es Don King, a quien sectores de la prensa señalaron como eje de un contubernio (jamás comprobado), para no reconocer a Douglas, quien horas después de ganar sobre el ring, fue, según esas versiones, momentáneamente desconocido por el CMB y la AMB. También entrevistado en la Ciudad de México, King aceptó hablar sobre el tema en el que fue un protagonista, por ser apoderado de Tyson: "Creo que Mike no se preparó bien para esa pelea, pero aún así creo que la ganó (por la cuenta larga de Meyrán en el octavo asalto), pero bueno, ya es historia". De acuerdo con el promotor de los cabellos electrizados, la ocurrido la noche del 11 de febrero de 1990, deja algunas lecciones, entre ellas el nunca confiarse de ningún rival, no importa cuán frágil o vulnerable pueda lucir. Asímismo, que la preparación, el ahínco y el deseo de ganar son claves para revertir cualquier pronóstico adverso, como sucedió con Douglas. "Si tienes corazón, el deseo de ganar y el espíritu de mejorar puedes llegar, creo que la mejor lección que dejó James Douglas, sobre estos sucesos es el nunca rendirse", reconoció el singular y controvertido personaje.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×