Negó Moyá que este año sea el último de su carrera

El tenista español Carlos Moyá, ex número uno del mundo, declaró que su futuro dependerá de su rendimiento, por lo que negó que éste sea su último año como profesional.
El tenista español Carlos Moyá, ex número uno del mundo, declaró que su futuro dependerá de su rendimiento, por lo que negó que éste sea su último año como profesional.
 El tenista español Carlos Moyá, ex número uno del mundo, declaró que su futuro dependerá de su rendimiento, por lo que negó que éste sea su último año como profesional.
Acapulco, México (Notimex) -
  • Su futuro dependerá de su rendimiento

El tenista español Carlos Moyá, ex número uno del mundo, declaró que su futuro dependerá de su rendimiento, por lo que negó que éste sea su último año como profesional. "No he anunciado que sea mi último año, aunque a estas alturas cada vez que voy a algún lugar, sé que puede ser por última vez; mi futuro depende de mi rendimiento", manifestó. Y es que ayer lunes, Moyá quedó eliminado en la primera ronda del Abierto Mexicano, al que accedió a través de una invitación de los organizadores, ante el francés Richard Gasquet, quien sudó de más para dejar la pizarra a su favor por 4-6, 6-3 y 6-2. "Si mi nivel fuera bajo no le hubiera ganado un set y hubiera tomado ventaja en el otro ante el francés Richard Gasquet, un hombre situado en el 54, pero que merece estar más arriba", dijo al respecto. Al término del encuentro, los organizadores del certamen mexicano le regalaron un cuadro con imágenes de sus conquistas en el Pacífico Mexicano (2000 y 2004), y reiteró que este pequeño homenaje no se trató de una despedida. Y es que el español, que en marzo de 1999 ocupó la primera posición del ranking mundial de la ATP, estuvo inactivo por varias lesiones gran parte de la temporada pasada, y tras su regreso ha sido cuestionado acerca de su retiro definitivo. "No estoy acabado, aunque ya no espero ganar otro Grand Slam", dijo el actual número 439 del circuito, en referencia a la corona conseguida en Roland Garros en 1998. El mallorquín, de 33 años de edad señaló que desea seguir compitiendo pero que "No quiero participar con invitaciones, sino ganarme mi lugar y espero jugar bien durante semanas enteras para quizás acercarme al 50 del mundo". "Ahora las metas son diferentes, busco sentirme jugador de nuevo, salir como hoy a la pista central en algunos torneos y si juego al nivel que he mostrado en los entrenamientos, puedo subir mucho el ranking", puntualizó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×