ONU denunció efectos adversos de JO y Mundiales de Futbol en viviendas

Los "megaeventos" deportivos como los Juegos Olímpicos y los Mundiales de Futbol son una oportunidad para impulsar el derecho a una vivienda digna, pero sus efectos negativos son alarmantes, según...
 Los "megaeventos" deportivos como los Juegos Olímpicos y los Mundiales de Futbol son una oportunidad para impulsar el derecho a una vivienda digna, pero sus efectos negativos son alarmantes, según denunció la ONU.  (Foto: Reuters)
Ginebra, Suiza (Reuters) -
  • Hizo recomendaciones a los distintos gobiernos

Los "megaeventos" deportivos como los Juegos Olímpicos y los Mundiales de Futbol son una oportunidad para impulsar el derecho a una vivienda digna, pero sus efectos negativos sobre las poblaciones y las ciudades son "alarmantes", según denunció la ONU. Entre tales efectos negativos, la relatora especial de la ONU para la Vivienda, Raquel Rolnik, destaca desde la escalada de los precios de alquiler y venta, a la reducción de disponibilidad de viviendas sociales, pasando por el impacto en grupos vulnerables o expulsiones forzosas de residentes. La experta, que presentará su informe al Consejo de Derechos Humanos de la ONU mañana, viernes, se muestra "especialmente preocupada por las expulsiones forzosas, la criminalización de las personas sin hogar y de actividades informales" como la venta callejera o la prostitución, en el contexto de esos "megaeventos". También hace recomendaciones, tanto a los Gobiernos y ciudades afectadas, como al Comité Olímpico Internacional (COI), organizador de los JO y a la FIFA, organizadora del Mundial de Futbol, para que tengan en cuenta el derecho a la vivienda digna y el impacto en las poblaciones a la hora de elegir una sede y de organizar estos actos multitudinarios. La relatora afirma que "el desplazamiento y las expulsiones forzosas son hechos comunes en los preparativos para los "megaeventos", y entre los ejemplos cita que en Barcelona, "200 familias fueron expulsadas para dejar sitio a la construcción de nuevas carreteras de circunvalación de cara a los JO de 1992". En Seúl, agrega, el 15 por ciento de la población fue expulsada por la fuerza y 48 mil edificios fueron demolidos en preparación de los JO de 1988. En Nueva Delhi se expulsó a 35 mil familias para los Juegos de la Commonwealth de 2010, y en Sudáfrica 20 mil residentes de un asentamiento informal han sido echados para el Mundial que se celebrará este verano. Otro efecto indeseable es la disminución de la disponibilidad de viviendas sociales, y entre los ejemplos se cita a Sidney (6 mil personas quedaron sin hogar de cara a las Olimpiadas), o Vancouver (donde se perdieron más de mil 400 viviendas de baja renta debido a la especulación inmobiliaria generada por los JO de invierno de 2010. "La situación de las personas sin hogar también se deteriora en el contexto de los megaeventos... poco antes de que estos arranquen, las autoridades locales adoptan medidas para quitar de las zonas expuestas a los visitantes a los vagabundos y personas sin hogar... a vendedores ambulantes o trabajadores del sexo", agregó el informe de la relatora. Como ejemplos, cita que "en Barcelona los sin hogar fueron sacados fuera de la ciudad durante los Juegos Olímpicos", así como hechos similares en Atlanta o Seúl. Entre los grupos vulnerables afectados por estos acontecimientos deportivos, los gitanos fueron la comunidad más impactada por los desplazamientos en Atenas, en Atlanta los afroamericanos, en Sidney los aborígenes y en Beijing los trabajadores inmigrantes. Pero estos eventos también dejan en ocasiones un legado positivo para la vivienda y para las ciudades, señala la relatora, que cita, por ejemplo, que los Juegos Olímpicos de Moscú 1980 culminaron con la transformación de la Villa Olímpica de 18 bloques de apartamentos de 16 pisos. Y en Barcelona, quedaron un nuevo aeropuerto y una carretera de circunvalación como infraestructuras para la ciudad tras los JO de 1992. La relatora concluye en su informe que tanto las ciudades como el COI y la FIFA deben adoptar una actitud responsable de cara al impacto de estos megaeventos, y les da recomendaciones. Con respecto a la FIFA y el COI les dice que "deben evaluar las candidaturas de acuerdo a que se cumplan los estándares internacionales sobre el derecho a una vivienda digna, y seleccionar sólo a aquellas que lo hagan". También deben pedir a las ciudades que les informen de las medidas que han adoptado para evitar un impacto negativo en el derecho a la vivienda, para que se eviten las expulsiones y la discriminación o acoso a comunidades.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×