¿Por qué los Mellizos pueden pensar en grande?

No hace mucho tiempo se decía que los Mellizos de Minnesota podrían desaparecer. Pero la franquicia está más viva que nunca.
No hace mucho tiempo se decía que los Mellizos de Minnesota podrían desaparecer. Pero la franquicia está más viva que nunca.
 No hace mucho tiempo se decía que los Mellizos de Minnesota podrían desaparecer. Pero la franquicia está más viva que nunca.
  •  La franquicia está más viva que nunca.

No hace mucho tiempo se decía que los Mellizos de Minnesota podrían desaparecer. Pero la franquicia está más viva que nunca.

¿Pruebas? — Parece que están muy cerca de atar a Joe Mauer con un contrato a largo plazo. El catcher es el rostro del equipo y fácilmente podría ser el jugador más atractivo en la agencia libre al final de la próxima temporada. — El 12 de abril inaugurarán el Target Field, su nuevo estadio al aire libre. — Justin Morneau, el Más Valioso de 2006, vuelve tras perderse las últimas tres semanas de la pasada campaña debido a una dolencia en la espalda. — Francisco Liriano podría ser el pitcher dominante que alucinó a las mayores cuando irrumpió en 2006. — Han dejado de ser amarretes en cuanto a gastar en refuerzos. Las contrataciones del toletero Jim Thome, el segunda base Orlando Hudson y el campocorto J.J. Hardy reflejan otro proceder. — La nómina del club ascenderá aproximadamente de los 65 millones de dólares a los 96, es decir de estar entre los últimos 10 a los primeros 15. "Yo siempre quiero tener la oportunidad de estar cada año en los playoffs. Si reiteradamente pasas a los playoffs, la posibilidad está que alguna vez estarás en la Serie Mundial", dijo Ron Gardenhire, quien sóla una vez en ocho años como manager de los Mellizos ha tenido un récord negativo. La pasada temporada, al venir de atrás en las últimas semanas, los Mellizos lograron alcanzar en la cima de la división Central de la Liga Americana a los Tigres de Detroit en el último fin de semana y se clasificaron a los playoffs tras ganar un vibrante partido de desempate. Se despidieron en la primera vuelta tras ser despachados por los Yanquis de Nueva York. Nadie ha repetido como campeón de la división desde que los propios Mellizos lo hicieron en 2003-04 y ahora se perfilan para hacerlo otra vez. Gardenhire trata de evitar que el triunfalismo arrope a sus dirigidos.

"Este es un tremendo equipo de pelota, pero todos saben que hay demasiado tiempo entre ahora y el 1 de octubre"

"Este es un tremendo equipo de pelota, pero todos saben que hay demasiado tiempo entre ahora y el 1 de octubre", afirmó. "Cualquiera se puede poner a decir que este club puede hacer esto y aquello sobre el papel. Pero los papeles no te sirven de nada cuando sales al terreno de juego. Los papeles se los lleva el viento". Los Mellizos tienen en el bateo su mejor arma, y Mauer es el eje. Aunque jugó en sólo 138 juegos, el receptor se consagró como el Jugador Más Valioso de la Americana al proclamarse campeón de bateo con su promedio de .365, además de conectar 28 jonrones y remolcar 96 carreras. El futuro de la franquicia depende mucho en evitar que Mauer se mude a otra ciudad y, hasta ahora, los indicios han sido muy alentadores de que en cualquier momento podrán cerrar un pacto que lo mantenga por una década. Minnesota tiene un masivo potencial ofensivo. Aparte de Mauer y Morneau, cuenta con el jardinero derecho Michael Cuddyer y el designado Jason Kubel. Cuddyer viene de un año en el que conectó su mayor cantidad de jonrones con 32, mientras que Kubel logró por primera vez superar las 100 impulsadas. Delmon Young, quien bateó para .300 tras la pausa por el Juego de Estrellas, sigue en el bosque izquierdo. También se están dando un lujo al tener a Thome, con 564 jonrones de por vida, como su principal bateador emergente. Para prender la chispa tienen al jardinero central Denard Span (.392 como promedio de embase) y al segunda base Orlando Hudson (.283 de promedio con los Dodgers). Hardy podría aportar bastante en la parte baja del orden ofensivo si logra reencontrar el nivel que tuvo con Milwaukee durante 2007-08, cuando promedió 25 jonrones y 77 remolcadas, y no el que bateó para .299 el año pasado con apenas 47 remolcadas. El único puesto no asegurado es la tercera base, con Brendan Harris, Nick Punto y el prospecto Danny Valencia peleando por la titularidad. Minnesota no ha logrado conseguir estabilidad en la antesala desde que Corey Koskie se fue tras 2004. Donde está el punto débil es el pitcheo, el cual figuró 23ro en las mayores el año pasado en efectividad y carece de un verdadero as. Buena parte de la culpa recayó en sus abridores que se combinaron para un elevado promedio de 4.84. Casi nada hicieron al respecto, salvo retener al derecho Carl Pavano. Pero confían que Liriano se ha recuperado de los problemas físicos que afectaron su carrera los últimos tres años. Si el zurdo se acerca siquiera un poco al nivel que le permitió tener una foja de 12-3 y 2.16 de efectividad en 2006, pues los Mellizos estarían hechos. Los otros cuatro abridores están definidos y todos son derechos: Pavano, Scott Baker, Nick Blackburn y Kevin Slowey. El relevo viene de una campaña en la que quedaron cuartos en la liga en efectividad (3.87) y su taponero Joe Nathan alcanzó su mayor cantidad de rescates (47), aunque a éste no le fue tan bien en la serie de playoff contra los Yanquis.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×