Phil Jackson podría dejar a los Lakers

Phil Jackson, entrenador de Los Angeles Lakers, podría dejar el banquillo debido a enfrentamientos en el seno de la familia del dueño del equipo, Jerry Buss, según algunos medios.
 Phil Jackson, entrenador de Los Angeles Lakers, podría dejar el banquillo debido a enfrentamientos en el seno de la familia del dueño del equipo, Jerry Buss, según algunos medios.
Houston, Texas (Reuters) -
  • El exitoso coach podría dejar a la institución por enfrentamientos familiares con los dueños

Phil Jackson, entrenador de Los Angeles Lakers, podría dejar el banquillo debido a enfrentamientos en el seno de la familia del dueño del equipo, Jerry Buss, según algunos medios.

"Creo que estamos en la misma situación que se dio en 2004. Ahora será todo diferente porque no habrá esa tensión" Jeanie Buss, hija de Jerry, Vicepresidenta ejecutiva de los Lakers y actual compañera sentimental de Jackson, ha negado los problemas, aunque ha asegurado a la cadena de televisión ESPN que cuando el técnico concluya contrato esta temporada tendrán que valorar de nuevo su continuidad en el equipo. "Creo que estamos en la misma situación que se dio en 2004, cuando se fue por primera vez de la organización. Ahora será todo diferente porque no habrá esa tensión", comentó Jeanie Buss. "Pienso que Jackson seguirá con nuestra organización". Por otro lado, quien también afronta problemas familiares es el base Allen Iverson, cuya esposa Tawanna ha comenzado los tramites de divorcio. El mismo día en que los Sixers de Filadelfia dieron a conocer que Iverson no jugaría más con ellos en la presente temporada, también se supo de la demanda de divorcio. Tawanna Iverson argumenta que el matrimonio de ocho años y medio está "roto sin posibilidad de reconciliación", de acuerdo con los documentos presentados el martes en la Corte Superior del condado de Fulton (Georgia). Pide la custodia completa de los cinco hijos del matrimonio, manutención y pensión alimenticia. El hijo menor tiene 17 meses y el mayor, 15 años. Después de reincorporarse en diciembre a los 76ers como agente libre, Iverson volvió a Atlanta en febrero para estar con su familia y afrontar una enfermedad -no especificada- que afecta a su hija de 4 años, Messiah. Iverson, de 34 años, regresó a Filadelfia con ganas de demostrar que no estaba acabado para el baloncesto tras un pobre rendimiento con los Pistons de Detroit y los Grizzlies de Memphis, pero sólo en el primer partido mostró destellos de su otrora destreza para generar jugadas. El ex Jugador Más Valioso (MVP) de la liga de la NBA ha tenido un promedio de 13,8 puntos por partido en los 28 que ha disputado esta temporada. El presidente de los Sixers, Ed Stefanski, declaró el martes que Iverson no jugaría más esta temporada con el equipo porque no deseaba ser una distracción para la organización y sus compañeros.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×