Magic cobró pequeña venganza sobre Lakers

Dwight Howard estaba ladrando en el vestidor burlándose de algunos jugadores de los Lakers que según él llamaron "cachorros" al equipo Magic de Orlando.
Dwight Howard estaba ladrando en el vestidor burlándose de algunos jugadores de los Lakers que según él llamaron "cachorros" al equipo Magic de Orlando.
 Dwight Howard estaba ladrando en el vestidor burlándose de algunos jugadores de los Lakers que según él llamaron "cachorros" al equipo Magic de Orlando.
  •  El Magic de Orlando superó el domingo por 96-94 a los Lakers de Los Angeles

 Dwight Howard estaba ladrando en el vestidor burlándose de algunos jugadores de los Lakers que según él llamaron "cachorros" al equipo Magic de Orlando. En la cancha, el Magic mostró que puede morder. Vince Carter tuvo 25 puntos, Dwight Howard terminó con 15 puntos y 16 rebotes y el Magic de Orlando superó el domingo por 96-94 a los Lakers de Los Angeles, que sufrieron su primera cadena de tres derrotas seguidas en la era Pau Gasol-Kobe Bryant. "Los perros alfa normalmente tienen la mordida más grande", comentó Howard posteriormente. "Pero ya que somos llamados cachorros, no ladraremos tan fuerte", agregó. Carter encestó sus primeros 13 tiros libres y mantuvo al Magic en control y demostró por qué Orlando se pronunció por el ocho veces seleccionado al Juego de Estrellas después de perder la final de la NBA el año pasado ante los Lakers. Con el lleno de energía Matt Barnes sumando en la cancha algo de fuerza física, el Magic finalmente logró cierto alivio del aguijón de haber perdido esa final. "Se podía ver en el rostro y la conducta de todos", dijo Carter. "Todos sobre la duela querían ganar el juego. No se trataba de decir 'sí, como sea'. Se trataba de: 'vamos a lograrlo'. Era (como) el séptimo juego (de una final)", señaló. Bryant jugó con un malestar estomacal ligero y encestó 34 puntos y el español Gasol agregó 20; ambos se fueron caminando al vestuario afligidos y abatidos. Y con un sentimiento muy diferente al del baño de champaña en la celebración del campeonato en junio. "Hay algunas cosas que no nos deberían pasar a un equipo experimentado", dijo Phil Jackson, entrenador en jefe de los Lakers. "Esas son cosas que tratamos de corregir, pero hoy sencillamente fuimos superados", añadió. Este juego tuvo el drama de la serie de la temporada pasada. Barnes ences…tó un disparo desde la distancia de tres puntos para poner adelante al Magic con seis puntos cuando restaban 1:10 minutos por jugar. Un tiro libre fallado por Jameer Nelson dio a los Lakers una oportunidad de empatar, y Bryant hizo justo eso —aunque sólo por un segundo— con un enceste de tres unidades cuando quedaban 12,9 segundos en el reloj. Bryant saltó hacia sus compañeros en la banca en una celebración que resultó prematura; los oficiales revisaron la jugada y determinaron que su canasta fue de dos puntos. El único tiro libre fallado por Carter en el jugo dio a los Lakers otra oportunidad, pero el disparo de Bryant se quedó corto. Y así nada más, los Lakers sufrieron su primera cadena de tres derrotas seguidas desde que adquirieron a Gasol de Memphis en febrero del 2008. "Me preocupa que podamos ganar juegos, no me preocupan las rachas", comentó Gasol luego del irritable resultado. En otros juegos de la jornada: Filadelfia 114, Toronto 101; Detroit 110, Houston 107, en tiempo extra; Boston 86, Washington 83; Oklahoma City 108, Sacramento 102; y Denver 118, Portland 106.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×