Invalidez o muerte: lado oscuro del boxeo

El boxeo profesional aglutina a millones de aficionados en las arenas o frente al televisor, pero no sólo sus practicantes reciben migajas o millonarias bolsas y aplausos, también la muerte o...
El boxeo profesional aglutina a millones de aficionados en las arenas o frente al televisor, pero no sólo sus practicantes reciben migajas o millonarias bolsas y aplausos, también la muerte o invalidez en el lado oscuro de este deporte.
 El boxeo profesional aglutina a millones de aficionados en las arenas o frente al televisor, pero no sólo sus practicantes reciben migajas o millonarias bolsas y aplausos, también la muerte o invalidez en el lado oscuro de este deporte.  (Foto: Notimex)
México, D.F (Notimex) -
  • En el boxeo no existen seguros de vida; tampoco escuelas de referis
  • Los boxeadores saben a lo que se atienen; los contratos son claros y no esconden nada

El boxeo profesional aglutina a millones de aficionados en las arenas o frente al televisor, pero no sólo sus practicantes reciben migajas o millonarias bolsas y aplausos, también la muerte o invalidez en el lado oscuro de este deporte. El pugilismo es una práctica de alto riesgo, equiparable a otras disciplinas como el automovilismo, alpinismo, futbol americano, artes marciales, que provocan gran cantidad de lesiones o accidentes fatales a sus practicantes. En el deporte de los puños es común enterarse de fallecimientos por los golpes a la cabeza que causan edemas cerebrales a los peleadores que los lleva a la tumba o cuando sobreviven, quedan en condiciones precarias de invalidez. En los últimos meses se presentaron dos muertes por golpes en el ring en México, de Daniel Aguillón y Marcos Nazareth tras sostener combates ante Alejandro Sanabria y Omar Chávez y la incapacidad de Giovanni Díaz después de una operación craneal. El tema es abordado por el doctor Horacio Ramírez Mercado, jefe de los servicios médicos de la Comisión de Box del Distrito Federal , los promotores Fausto Daniel García y Ricardo Maldonado, Mauricio Sulaimán, secretario ejecutivo del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y el exreferi internacional Octavio Meyrán. En el aspecto clínico, toca el tema Horacio Ramírez Mercado, con experiencia de cinco décadas en la atención y tratamiento de peleadores en la capital de la República Mexicana, considerada la catedral del boxeo azteca.   "En el boxeo hay riesgos porque en cada pelea sus practicantes reciben golpes, con heridas, fracturas, luxaciones, conmociones cerebrales que llegan hasta la muerte o con secuelas neurológicas", sostiene el especialista. Ramírez Mercado es el responsable de los exámenes médicos a los boxeadores que tienen acción en todas las funciones en el Distrito Federal y explica que los gladiadores tienen mayor riesgo conforme a su edad. "Después de los 30 años disminuye su resistencia, flexibilidad, reflejos, elasticidad, suben de peso porque es normal su desarrollo físico y es cuando piensan en el retiro porque su reducción de capacidad es fisiológica", apuntó. Al experimentado doctor le tocó el trágico accidente de Daniel Aguillón, quien falleció cinco días después de sufrir un nocaut ante Alejandro Sanabria en octubre del 2008 al no recuperarse de un edema cerebral. "La última muerte de un boxeador en la capital fue en 1954 y hasta el 2008 que murió Aguillón no había accidentes fatales en la capital debido a los rigurosos exámenes que les hacemos, por lo que fue un accidente de ring", comentó. Horacio Ramírez comentó que boxeadores en el mundo que sufrieron derrame cerebral llegan a tener secuencias neurológicas como ataques epilépticos, convulsiones, migraña, falta de memoria y no tienen coordinación motriz. "El mejor boxeador del mundo, el más completo está expuesto a recibir un golpe de fatales consecuencias. El boxeo es de alto riesgo, de graves consecuencias, por lo que sus practicantes deben tener también una vida social sana, alejada de drogas y vicios", finalizó. El promotor Ricardo Maldonado jr fue el organizador de esa función en la que Daniel Aguillón perdió la vida, en un trago amargo en su trayectoria porque fue el primer peleador que pierde la existencia a causa de un desafío. "A Daniel se le dio atención médica inmediata, se le trasladó a un hospital de reconocida imagen en intervenciones quirúrgicas de cabeza como es el de Xoco y a pesar de la operación, perdió la vida", dijo. El entrevistado comentó que en el boxeo ninguna compañía de seguros tiene pólizas para este tipo de eventos y mucho menos para casos de invalidez permanente o definitiva, " las compañías de seguros no quieren asegurar las funciones por el alto riesgo". Su empresa Promociones Deportivas se hizo cargo de los gastos de funeral de Aguillón, donó a sus familiares una taquilla de una función en el Foro Polanco y hasta la fecha sigue pagando mensualidades a la viuda en un acuerdo de dos años, "desgraciadamente eso no devuelve la vida a su esposo, también en una colecta el Consejo Mundial juntó más de 30 mil dólares que se le entregaron". Agregó que "un peleador sube al ring exponiendo su salud, su vida y él esta conciente. Se estipula en el contrato que firma que la empresa no se hará cargo de gastos médicos o mayores o de muerte sobre el ring". Maldonado Morales está en pláticas con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para que los peleadores tengan ese servicio médico en sus funciones en la capital y podría haber posibilidades de que un boxeador tenga derecho a pensión por invalidez o incapacidad. Mauricio Sulaimán, secretario ejecutivo del CMB, mencionó que este organismo con sede en México ha buscado asegurar a los boxeadores y se ha logrado firmar con una compañía de seguros con sede en Texas, Estados Unidos. "En México ninguna aseguradora respalda una función de boxeo y con la de Estados Unidos cubrimos las carteleras en las que está en juego un campeonato mundial del CMB que bajó de 200 mil a 100 mil dólares en caso de fallecimiento y 75 mil dólares para gastos médicos". El dirigente destacó que en todas las peleas de respaldo de esa cartelera titular están cubiertos, con 25 mil dólares en caso de muerte y 25 mil dólares para hospitalización. En este rubro, Marcos "Texano" Nazareth, quien perdió la vida por los golpes recibidos de Omar Chávez, hijo del legendario Julio César Chávez, en el Centro de Convenciones de Puerto Vallarta, en julio del 2009. "La pelea titular fue de Tomás Rojas contra Everardo Morales por el cinturón mundial supermosca y la de Nazareth-Chávez fue en el respaldo, por lo que fue incluída en el seguro y la familia del fallecido cobró los 25 mil dólares", recordó. A raíz de los trágicos accidentes de Aguillón y Nazareth, también se incluyó un seguro de vida en las funciones en las que están en disputa campeonatos internacionales del CMB, aunque sólo para los gladiadores de la pelea titular y no todo el respaldo. Sulaimán Saldívar comentó que el CMB está en pláticas con el IMSS para tener cobertura médica en las funciones, con el objetivo de tener protección a todos los peleadores y sus familiares. Acusó que varias comisiones del país y entrenadores venden salidas médicas para que los boxeadores tengan acción en otras entidades, por lo que se ha tratado de evitar esas anomalías con la Federación de Comisiones de Boxeo de la República Mexicana. El doctor Fausto Daniel García, titular de Boxeo de Gala, fue el responsable de la velada en la que Giovanni Díaz sufrió un edema cerebral después de sufrir un nocaut efectivo en el cuarto round ante Ramón "Niño de Oro" Ayala en noviembre pasado en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. "Yo soy el menos responsable de esa pelea. Primero está el referi para detener la pelea, segundo el médico de ring, tercero el comisionado local y cuarto, el entrenador que debe parar la pelea si está en peligro su peleador", comentó. García Navarro comentó que desde un principio se hizo cargo de la atención médica al "Gavilancito" Díaz, al pagar la intervención quirúrgica del edema cerebral en el Hospital Militar de la capital del Estado de Chiapas. "Pagué casi 500 mil pesos de la intervención y su hospitalización de más de un mes en el hospital, además de que cada mes le pago 12 mil pesos a su familia cuando ya no es mi responsabilidad porque en el contrato se especifica que sube al ring bajo su propio riesgo", apuntó. El empresario ejemplificó que el pasado sábado en el mismo Palenque de la Feria de Tuxtla Gutiérrez se pudo presentar otro accidente cuando fue noqueado el jalisciense Rafael Guzmán por el venezolano Carlos Cárdenas en el primer giro. "Cuando se detuvo la pelea, el apoderado de Guzmán, Héctor García protestó porque se detuvo la pelea cuando su peleador estaba completamente noqueado y otro golpe pudo ser de fatales consecuencias porque estaba inerme Rafael Guzmán", acusó. El exreferi Octavio Meyrán, quien tuvo la experiencia de más de cuarenta peleas de título mundial antes de retirarse en 1993, mencionó que el boxeo es de alto riesgo y la responsabilidad recae en el tercero sobre la superficie. "Las muertes del británico Johnny Owen ante Guadalupe Pintor y de Marco Nazareth fue por culpa de los referis que permitieron golpes de más", recordó el entrevistado. Para Meyrán Sánchez, el pugilismo profesional conlleva un gran peligro en su práctica, "los peleadores se ganan la vida a trancazos, la mayoría a la cabeza, por eso deben estar capacitados para detener una pelea a tiempo y evitar accidentes fatales", puntualizó. Finalmente puso al desnudo que en ningún lugar del mundo existe una escuela de referis y que la mayoría de ellos son ignorantes de lo que es el boxeo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×