Pacquiao, una estrella en Dallas

El fenómeno llamado Manny Pacquiao creció con una serie de triunfos contra algunos de los púgiles más famosos de los últimos años. Ahora tiene que vencer a un oponente que no tiene nada que perder.
El fenómeno llamado Manny Pacquiao creció con una serie de triunfos contra algunos de los púgiles más famosos de los últimos años. Ahora tiene que vencer a un oponente que no tiene nada que perder.
 El fenómeno llamado Manny Pacquiao creció con una serie de triunfos contra algunos de los púgiles más famosos de los últimos años. Ahora tiene que vencer a un oponente que no tiene nada que perder.
Dallas, Estados Unidos -
  • Se esperan unas 45 mil personas para ver de cerca a Pacquiao

El fenómeno llamado Manny Pacquiao creció con una serie de triunfos contra algunos de los púgiles más famosos de los últimos años. Ahora tiene que vencer a un oponente que no tiene nada que perder. No se suponía que fuese así, pero las cosas casi nunca suceden como se planifican en el boxeo. En vez de pelear uno de los combates más grandes de la historia contra Floyd Mayweather Jr., el filipino tendrá que conformarse con pelear en uno de los estadios más lujosos de la historia. El oponente es Joshua Clottey, un talentoso púgil que nunca ha sido derrotado por nocaut y que llegó a tener uno de los títulos del peso welter. El ghanés sin duda es un rival de peligro para la reyerta del sábado en el Cowboys Stadium. Sin embargo, sólo hay una estrella en este espectáculo. Se esperan unas 45 mil personas para ver de cerca a Pacquiao. ''Es el mejor boxeador que he visto'', dijo el promotor Bob Arum, quien incluye a Muhammad Ali en ese grupo. ''Nadie jamás ha golpeado con el mismo poder con ambas manos como Manny''. Por supuesto, Arum tiene un interés económico en mente al decir esas palabras, pero pocos se atreverían a negar que Pacquiao tiene un talento inigualable en el deporte. Viene de demoler al puertorriqueño Miguel Cotto para conseguir credibilidad en las 147 libras (66,7 kilos), y ha generado un interés por el boxeo que el deporte necesitaba con urgencia. Hace 12 años, Pacquiao ganó su primer título en las 112 libras (50,8 kilos) . Ahora ha sido campeón en siete divisiones y ganará al menos 12 millones de dólares en un estadio reluciente lejos de Las Vegas. Además, lo logró sin Mayweather, ahora convertido en un acérrimo rival después que fracasaron las negociaciones para la súper pelea por la insistencia de Mayweather de que se realizaran pruebas de sangre, y lo que Pacquiao interpretó como acusaciones de que utilizó drogas ilegales para mejorar el rendimiento. ''Algunos púgiles como yo, podemos ser los mejores peleadores sin tener que hablar tanto'', dijo Pacquiao. ''Su estilo (de Mayweather) es hablar mucha basura y eso no es un buen ejemplo''. Pacquiao es amplio favorito en las apuestas, aunque quizás exageren un poco la diferencia real entre el talento de los dos gladiadores. Pero hay pocos que apostarían contra Pacquiao en estos días, después de enviar al retiro a Oscar de la Hoya, noquear de forma espectacular a Ricky Hatton y demoler a Cotto en noviembre. Su plan es agregar a Clottey a su lista de víctimas y luego sacar tiempo para aspirar al congreso en Filipinas. Mayweather podría ser el próximo oponente en septiembre, siempre y cuando Pacquiao gane y Mayweather derrote a Shane Mosley el 1 de mayo. Pacquiao también ha insinuado que podría ser el momento de colgar los guantes después de pelear como profesional durante 15 años. ''Esta es mi última pelea antes de las elecciones'', comentó. ''No estoy diciendo que me voy a retirar. Es difícil decir ahora mismo cuando me voy a retirar, pero esta es mi última pelea antes de las elecciones y estoy muy emocionado por eso''. Clottey (35-3) espera utilizar su defensa para frustrar a Pacquiao. ''Esa es la clave para la pelea porque él lanza mil golpes'', indicó Clottey. ''Siempre que pelea, lanza mil golpes y los conecta todos. Quiero ver qué va a pensar cuando yo los tape''.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×