Roland Garros estudia mudarse a las afueras de París

El torneo de Roland Garros estudia mudarse a las afueras de la capital francesa para solucionar los problemas de espacio que sufre en las actuales instalaciones.
 El torneo de Roland Garros estudia mudarse a las afueras de la capital francesa para solucionar los problemas de espacio que sufre en las actuales instalaciones.
París, Francia (Reuters) -
  • La FFT trabaja sobre cuatro posibles sitios en los cuatro puntos cardinales que rodean París

El torneo de Roland Garros, el Grand Slam sobre tierra batida que se celebra a finales de mayo en París, estudia mudarse a las afueras de la capital francesa para solucionar los problemas de espacio que sufre en las actuales instalaciones. El director general de la Federación Francesa de Tenis (FFT), Gilbert Ysern, aseguró hoy que antes de febrero de 2011 tomarán la decisión de mudarse a los arrabales o reformar las actuales instalaciones. En la hipótesis de un cambio de ubicación, los responsables de la FFT trabajan sobre cuatro posibles sitios en los cuatro puntos cardinales que rodean París. Al oeste Versalles, cerca del palacio, al este Marne-la-Vallée, junto al parque de atracciones de Disney, al sur Evry, que ofrece cien hectáreas junto un hipódromo, y al norte Gonesse son las hipótesis sobre las que trabaja la FFT, según Ysern. Todas estas opciones, añadió, supondrían un daño sentimental para un torneo que siempre se ha disputado en la Puerta de Auteuil de la capital, pero solucionarían los problemas de espacio que sufre Roland Garros. Las actuales instalaciones del torneo, construidas desde 1920, se extienden sobre 8,5 hectáreas, menos de la mitad de las que dedica Melbourne al Grand Slam de pista rápida que abre la temporada de los grandes. Además, Roland Garros carece de una pista que se pueda cubrir, una necesidad cada vez más imperiosa dados los apretados calendarios que se complican con la suspensión de jornadas con motivo de la lluvia. Todo ello hace que la FFT se plantee dejar el lugar histórico del torneo, algo que ya hicieron en el pasado el Abierto de Estados Unidos y el de Australia. Pero la mudanza a los arrabales parisienses no es la única opción del torneo, que también estudia proyectos de remodelación de las actuales instalaciones. Según los estudios actuales, dejar la Puerta de Auteuil costaría en torno a los 600 millones de euros, un capital que permitiría arreglar las pistas actuales y dotar a una de ellas de un techo retráctil. Sin embargo, las mejoras de las pistas no permitirían ampliar mucho las instalaciones, porque Roland Garros está rodeado de suelos protegidos, lo que choca con una enorme oposición de grupos ecologistas. La primera idea de la FFT, que suponía apropiarse de un pabellón cercano a las actuales instalaciones y construir allí una pista cubierta, parece alejarse ante las disensiones políticas que despierta. Restan otras dos hipótesis, que pasan por dotar de un techo a la pista central actual, la Philippe Chatrier, o derribar la segunda más grande, la Suzanne Lenglen, para construir un nuevo estadio de mayor capacidad y con capacidad de ser cubierto.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×