El nº 1 mundial quema: Sorenstam y Ochoa, retiradas en sólo año y medio

El anuncio de la retirada de la mexicana Lorena Ochoa reaviva la polémica sobre la dificultad de soportar el peso del número uno mundial, mientras se apagan los ecos de la vida privada de Tiger...
El anuncio de la retirada de la mexicana Lorena Ochoa reaviva la polémica sobre la dificultad de soportar el peso del número uno mundial, mientras se apagan los ecos de la vida privada de Tiger Woods tras su vuelta a la competición.
 El anuncio de la retirada de la mexicana Lorena Ochoa reaviva la polémica sobre la dificultad de soportar el peso del número uno mundial, mientras se apagan los ecos de la vida privada de Tiger Woods tras su vuelta a la competición.
Madrid, España (Reuters) -
  • El anuncio del retiro de Lorena Ochoa reaviva la polémica sobre la dificultad de soportar el peso del número uno mundial 
  • En menos de año y medio, las dos mujeres que han ocupado el primer puesto se han retirado

El anuncio de la retirada de la mexicana Lorena Ochoa reaviva la polémica sobre la dificultad de soportar el peso del número uno mundial, mientras se apagan los ecos de la vida privada de Tiger Woods tras su vuelta a la competición. En menos de año y medio, desde finales de 2008 hasta el reciente comunicado de Ochoa, las dos mujeres que han ocupado el primer puesto del escalafón se han despedido de las competiciones oficiales. La sueca Annika Sorenstam, la gran dominadora del golf desde comienzos del siglo XXI, decidió guardar definitivamente su bolsa de palos al término de la temporada de 2008. Por entonces, la mexicana Lorena Ochoa ya le había arrebatado el cetro mundial. Entre las razones que esgrimió la golfista sueca para justificar a mediados de 2008 su retirada a final de esa campaña se subrayaron su relación sentimental con Mike McGee, hijo del también golfista Jerry McGee, y su deseo de formar una familia. Sorenstam, de 39 años, adelantó su decisión cuando aún no había cumplido los 38, dentro del margen normal de fecundidad para una mujer, cuyos índices declinan tras cumplir los 40 años. La sueca se convirtió en la primera mujer, tras Babe Zaharias, ésta en 1945, que compitió en un torneo masculino en los Estados Unidos al hacerlo en el Colonial de 2003 (no pasó el corte). Sorenstam se retiró con el mejor palmarés de la historia: 90 Títulos en torneo internacionales, 72 de ellos del LPGA Tour y diez de 'Grand Slam', con unas ganancias acumuladas hasta entonces desconocidas en el golf femenino, aproximadamente de 22 millones de dólares. Pero la racha triunfal de la golfista sueca fue frenada en seco por la irrupción de la mexicana Ochoa, la indiscutible mejor jugadora del planeta de las últimas tres temporadas. Instalada en el trono mundial, Ochoa contrajo matrimonio el pasado 4 de diciembre de 2009 con Andrés Conesa, presidente de Aeroméxico, y desde entonces ha insistido en la importancia de su familia. Ochoa, de 28 años, no gana un torneo desde el pasado mes de octubre. En un comunicado de prensa difundido hoy, Lorena Ochoa ha precisado que los motivos y detalles de su decisión los explicará en una conferencia de prensa el próximo viernes en la capital mexicana. En el trasfondo de su decisión, como en el caso de Sorenstam, parece que cobra peso específico los deseos de formar una familia y ser madre. A diferencia de otros deportes, la familia y la maternidad han cortado en seco las trayectorias de las dos mejores golfistas de la última década. Ochoa se retira sólo diez años después de que comenzase su carrera y tras conquistar 27 Títulos en los circuitos profesionales. La carrera por la sucesión en el trono que ocupaba Ochoa ha comenzado. El golf tendrá que habituarse a pronunciar dos nuevos nombres: el de la coreana Jiyai Shin, la actual segunda del mundo, y la golfista de China Taipei Yani Tseng, tercera en el escalafón.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×