Adiós a Samaranch conjuga reconocimiento por su gran legado

La despedida del presidente de Honor del Comité Olímpico Internacional, Juan Antonio Samaranch, ha conjugado hoy el reconocimiento de la comunidad internacional a su figura y el afecto de la...
La despedida del presidente de Honor del Comité Olímpico Internacional, Juan Antonio Samaranch, ha conjugado hoy el reconocimiento de la comunidad internacional a su figura y el afecto de la familia olímpica a su legado.
 La despedida del presidente de Honor del Comité Olímpico Internacional, Juan Antonio Samaranch, ha conjugado hoy el reconocimiento de la comunidad internacional a su figura y el afecto de la familia olímpica a su legado.
Barcelona, España (Reuters) -
  • Barcelona ha concentrado hoy una representación institucional de máximo nivel

La despedida del presidente de Honor del Comité Olímpico Internacional, Juan Antonio Samaranch, ha conjugado hoy el reconocimiento de la comunidad internacional a su figura y el afecto de la familia olímpica a su legado, simbolizado en la canción que marcó la Barcelona de 1992: "Amigos para siempre". Barcelona ha concentrado hoy una representación institucional de máximo nivel, liderada por la totalidad de la Familia Real, el presidente del Comité Olímpico Internacional, Jacques Rogge, representantes de casas reales europeas y las principales autoridades de Cataluña y del resto de España. La trayectoria de Samaranch, trazada tanto en la esfera política como económica y, particularmente, en el movimiento olímpico, ha sido ensalzada a lo largo del día con un acto institucional, la exposición pública de la capilla ardiente y la misa funeral en la catedral de Barcelona, con la presencia de los Reyes y de las Infantas Elena y Cristina. Esta trayectoria ha sido glosada durante el homenaje institucional en el Palau de la Generalitat, que ha culminado con la interpretación de la canción emblemática de los Juegos Olímpicos de Barcelona de 1992: "Amigos para siempre", que ha sonado a voluntad de Samaranch, según ha desvelado su propia familia. Los Príncipes de Asturias, la Infanta Cristina, el presidente de la Generalitat, José Montilla, los alcaldes de Barcelona y de Madrid, Jordi Hereu y Alberto Ruiz-Gallardón, respectivamente, y representantes institucionales y políticos han estado presentes en este homenaje. También la familia olímpica, con el presidente del COI, Jacques Rogge, al frente, y representantes del mundo deportivo y de La Caixa, entidad de ahorro de la que fue presidente, han querido decir su último adiós al dirigente olímpico. El Príncipe Felipe ha destacado la "permanente entrega a Barcelona, Cataluña y España" de Samaranch, de quien ha dicho que le inculcó en su corazón el "espíritu olímpico". El presidente de la Generalitat, José Montilla, ha afirmado que Samaranch fue "un hombre de su tiempo", mientras que el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, le ha calificado de "señor de Barcelona" y el de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha elogiado su papel como impulsor del olimpismo. Jacques Rogge ha destacado que Samaranch fue la personalidad olímpica más importante después del fundador de este movimiento, Pierre de Coubertin, así como su impulso para extender la participación femenina en todas las modalidades olímpicas. Numerosos ciudadanos han visitado la capilla ardiente del dirigente olímpico, cuyo ataúd ha sido trasladado por una treintena de deportistas desde el Palau de la Generalitat hasta la catedral de Barcelona, donde ha tenido lugar la misa de funeral, oficiada por el arzobispo de Barcelona, Lluís María Sistach y con la asistencia de Los Reyes y de las Infantas Elena y Cristina. Luís Martínez Sistach, ha afirmado durante la homilía que Juan Antonio Samaranch fue una persona que "supo intuir como nadie la función del deporte en la sociedad moderna". El arzobispo también ha leído un telegrama del Secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone, de condolencia por la desaparición del mandatario olímpico. Por su parte, el hijo del fallecido, Juan Antonio Samaranch Salisachs ha agradecido la presencia de los asistentes y ha abogado por que el legado de su padre se convierta en una "fuerza del bien de los ideales olímpicos que nos mueven y convertirlos en algo para la sociedad". El féretro de Samaranch ha salido de la catedral entre los aplausos de los ciudadanos y portado por un grupo de ocho deportistas españoles representantes de diversas especialidades olímpicas.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×