Aún invicto, Mayweather enfrentará duro examen contra Mosley

La última vez que Floyd Mayweather Jr. perdió una pelea, hizo falta una conspiración para quitarle una victoria merecida. El sábado, volverá al cuadrilátero para ganar varios millones más en una...
 La última vez que Floyd Mayweather Jr. perdió una pelea, hizo falta una conspiración para quitarle una victoria merecida. El sábado, volverá al cuadrilátero para ganar varios millones más en una pelea de 66 kilogramos (147 libras).
Las Vegas, Estados Unidos -
  • No es el filipino Manny Pacquiao, pero Shane Mosley es para muchos la segunda mejor opción para Mayweather Jr.

La última vez que Floyd Mayweather Jr. perdió una pelea, hizo falta una conspiración para quitarle una victoria merecida. Mayweather era un joven boxeador amateur de 19 años y perdió en las semifinales olímpicas de la categoría de 56,7 kilogramos (125 libras) ante un púgil búlgaro, en un robo tan grande que hasta el árbitro le levantó la mano al estadounidense, sin dudar sobre quién era el ganador. "Fue por política, básicamente", dijo Mayweather. "Pero de cierta manera me alegro de haberme llevado la medalla de bronce. Me hizo trabajar con más fuerza, me hizo querer ser aún más exitoso". Catorce años después, no hay un boxeador más exitoso que él. Mayweather no sólo es una estrella de las transmisiones pagas por cable que ha ganado más millones de los que puede contar, sino también —al menos, en su propia opinión— uno de los púgiles más grandes de la historia. El sábado, volverá al cuadrilátero para ganar varios millones más en una pelea de 66 kilogramos (147 libras). Pero ésta vez, algunos creen que su rival es, entre todos los que lo han enfrentado como profesional, el que tiene las mayores posibilidades de vencerlo. No es el filipino Manny Pacquiao, pero Shane Mosley es para muchos la segunda mejor opción. "No podía pelear contra Joe Blow (Juan Pérez)", dijo Mosley. "Tenía que pelear con alguien bueno si quiere que lo consideren el mejor". Mosley es un púgil que ha ganado algunas grandes peleas, un boxeador veloz y potente. Con foja de 46-5 y 39 nocauts, puede estar poniéndose viejo, pero al derrotar a Antonio Margarito en su última pelea demostró que todavía tiene la velocidad y los reflejos que vencieron dos veces a Oscar De La Hoya. Sin embargo, la pelea contra Margarito fue hace 15 meses. Aún sin estar falto de práctica, un peleador de 38 años puede llegar a dejar ver su edad en el momento menos conveniente. Para Mosley, puede ser la última oportunidad de mostrarse como uno de los más grandes de su era. Y aunque siempre está en gran condición física, puede que su capacidad mental sea más importante, ya que deberá perseguir a uno de los púgiles más escurridizos de la actualidad.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×