Se repartieron triunfo Castella y 'Zotoluco' en Feria San Marcos

El francés Sebastián Castella y el mexicano Eulalio López "Zotoluco" se repartieron hoy el triunfo, en lo que fue la quinta corrida de la Feria Nacional San Marcos 2010, al cortar dos y una orejas...
El francés Sebastián Castella y el mexicano Eulalio López "Zotoluco" se repartieron hoy el triunfo, en lo que fue la quinta corrida de la Feria Nacional San Marcos 2010, al cortar dos y una orejas de forma respectiva.
 El francés Sebastián Castella y el mexicano Eulalio López "Zotoluco" se repartieron hoy el triunfo, en lo que fue la quinta corrida de la Feria Nacional San Marcos 2010, al cortar dos y una orejas de forma respectiva.  (Foto: Notimex)
Aguascalientes, Aguascalientes (Notimex) -
  • Castella y el Zotoluco alternaron con el torero tlaxcalteca Rafael Ortega en San Marcos
  • El francés y el mexicano se repartieron el triunfo con dos y una orejas respectivamente

El francés Sebastián Castella y el mexicano Eulalio López "Zotoluco" se repartieron hoy el triunfo, en lo que fue la quinta corrida de la Feria Nacional San Marcos 2010, al cortar dos y una orejas de forma respectiva. En un festejo que fue azotado por el fuerte viento, Castella y el Zotoluco alternaron con el torero tlaxcalteca Rafael Ortega, quien se fue con las manos vacías de trofeos. Se lidió un encierro de la ganadería de Teófilo Gómez, que tuvo una regular presencia, aunque fue descastado, soso, y de poca bravura. Se regalaron dos astados más del hierro de Bernaldo de Quirós, regulares. Eulalio López poco pudo hacer en su primero, el cual jamás mostró recorrido y bravura, de ahí que abrevió para salir con algunas palmas. Mismo caso con su segundo, otro burel sin emotividad y de poco juego, al que Zotoluco le buscó hacer faena, pero sin éxito, para salir entre palmas como premio. El capitalino mejoró con el de regalo, un ejemplar de mejor recorrido y juego, y con el que logró una faena valiente y voluntariosa, misma que remató con el acero para cortar una merecida oreja. Rafael Ortega tuvo complicaciones con su primero, un toro de escaso juego, con el que sólo lució en el tercio de banderillas, a pesar de su voluntad y ganas de agradar. Mató mal y se fue con silencio. Con su segundo, Ortega volvió a lucir con las banderillas, mientras que con la capa y muleta poco logró, sin embargo, su empeño y valor lo sacaron adelante para escuchar leves palmas. Sebastián Castella se enfrentó a un manso sin chiste, al que trató de hacerle faena, y lo único que logró fueron pases aislados y sin ritmo, que de poco ayudaron. Se fue con algunas palmas. Su segundo toro fue casi igual, ya que la poca transmisión y juego evitaron el lucimiento del coleta francés. Mató con problemas y se fue con silencio. Lo mejor vino con el de regalo, con el cual Castella pudo lograr un trasteo de mérito, valor y detalles que gustaron, en una labor que remató de forma irregular con el acero, ya que dejó media ración y un descabello y aún así cortó las dos orejas.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×