Red Bull, favorito para llevarse el Gran Premio de Montecarlo

Los Red Bull del australiano Mark Webber y del alemán Sebastian Vettel, después de su exhibición el pasado fin de semana en el circuito de Catalunya, donde fueron primero y tercero,...
Los Red Bull del australiano Mark Webber y del alemán Sebastian Vettel, después de su exhibición el pasado fin de semana en el circuito de Catalunya, donde fueron primero y tercero, respectivamente, son los favoritos para el Gran Premio de Mónaco.
 Los Red Bull del australiano Mark Webber y del alemán Sebastian Vettel, después de su exhibición el pasado fin de semana en el circuito de Catalunya, donde fueron primero y tercero, respectivamente, son los favoritos para el Gran Premio de Mónaco.
Montecarlo, Mónaco (Reuters) -
  • Vettel y Webber han dominado las parrillas de salida de las últimas carreras 
  • El circuito de Montecarlo vivirá una intensa rivalidad entre Ferrari y Red Bull
  • Shumacher ha mejorado poco a poco en el transcurso de la temporada 2010

Los Red Bull del australiano Mark Webber y del alemán Sebastian Vettel, después de su exhibición el pasado fin de semana en el circuito de Catalunya, donde fueron primero y tercero, respectivamente, son los favoritos para el Gran Premio de Mónaco, en el que Fernando Alonso (Ferrari) no se resigna a seguirlos. En el trazado urbano de Monte-Carlo, en el que hace falta mucho apoyo aerodinámico, los Red Bull no van a contar con la superioridad de que hicieron gala en la sesión de clasificación del Gran Premio de España, en la que relegaron a nueve décimas al británico Lewis Hamilton (McLaren-Mercedes) y a un segundo al Ferrari de Fernando Alonso. Mónaco es un Gran Premio completamente diferente al resto, empezando por la primera jornada de entrenamientos libres, que se realiza el jueves, normalmente coincidiendo con el jueves de la Ascensión, que es fiesta en Francia y en otros países y permite que el público pueda acudir en mayor número. Los equipos dedican esta jornada de entrenamientos libres a preparar la sesión de clasificación del sábado en vez de la carrera del domingo, porque en Mónaco son imposibles los adelantamientos y, si no se parte desde las dos primeras filas, salvo milagro, las posibilidades de ganar son prácticamente nulas. Este año la sesión de clasificación, con veinticuatro coches en la pista y diferencias de seis segundos entre los mas rápidos y los mas lentos, puede convertirse en una pesadilla para los pilotos punteros a causa del tráfico. El pasado fin de semana en la reunión de los pilotos, decidieron pedir que la primera eliminatoria se dividiera en dos grupos para evitar los problemas de tráfico, pero la Federación Internacional del Automóvil (FIA), dijo que esa petición la debían cursar los equipos y los equipos no se han puesto de acuerdo, con lo que los 24 coches rodarán a la vez. Fernando Alonso ha ganado en dos ocasiones en Monte-Carlo en 2006 y 2007, al volante de un Renault y de un McLaren, y este año tiene ante si el reto de hacerlo sobre un Ferrari, que no se impone en el Principado desde 2001 con el alemán Michael Schumacher. Además de Webber y Vettel, que hasta ahora no han brillado en el Principado, pero que en esta ocasión cuentan con el mejor coche, los McLaren del campeón del mundo Jenson Button, que además lidera este año el mundial y se impuso el pasado año en Mónaco con Brawn, actual Mercedes, y de Lewis Hamilton tienen muchas opciones para luchar por la victoria. El alemán Michael Schumacher (Mercedes) volvió a mostrar su competitividad el pasado fin de semana en el Gran Premio de España en donde cuajó su mejor actuación desde su retorno a la competición, terminado en cuarta posición después de contener los asaltos de Jenson Button. Con cinco victorias en el Principado, en un circuito de confianza, en el que hay que rodar pegado a los raíles de seguridad, pero sin tocarlos, Michael Schumacher, si logra completar una buena sesión de clasificación, puede aspirar no solo al podio, sino a la victoria. El equipo Hispania también debuta en este Gran Premio, aunque sus dos pilotos ya han competido por las calles del Principado y el brasileño Bruno Senna tiene en el su residencia, así que corre en casa. El objetivo es terminar la carrera con los dos coches, mantenerse por delante del equipo británico Virgin en la clasificación del mundial e incluso si la situación es propicia, adelantar también al otro debutante, Lotus. El jueves, posiblemente bajo la lluvia, se desarrollará la jornada de entrenamientos libres, el viernes será día de descanso para la Fórmula Uno y el sábado se disputará la decisiva sesión de clasificación para establecer la formación de salida para la carrera del domingo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×