¡Cotto noqueó a Foreman en el noveno round!

El poder boricua estalló en el noveno asalto. Miguel Ángel Cotto venció por nócaut en el noveno round al israeli Yuri Foreman, en combate estelar en peso Welter, desde el espectacular Yankee...
 El poder boricua estalló en el noveno asalto. Miguel Ángel Cotto venció por nócaut en el noveno round al israeli Yuri Foreman, en combate estelar en peso Welter, desde el espectacular Yankee Stadium, en Nueva York.
Nueva York, Estados Unidos (Reuters) -
  • Cotto fue el amo y señor del combate desde el primer asalto
  • Foreman era más alto, pero muy lento ante la agresividad del puertorriqueño
  • La pelea parecía terminar en el octavo, pero sorpresivamente continuó

El poder boricua estalló en el noveno asalto. Miguel Cotto venció este sábado por nocáut técnico en el noveno round al israelí Yuri Foreman y se proclamó Campeón Superwelter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), en pelea efectuada en el nuevo Yankee Stadium de Nueva York. Al principios del capítulo final de la pelea, con una acción combinada por una izquierda al hígado y una mala pisada de Foreman, Cotto puso punto final al israelí, que perdió así su invicto en 29 combates. Cotto, que ha sido campeón superligero y welter de la Organización Mundial (OMB) y welter de la AMB, le arrebató la corona de Foreman, que la exponía por primera vez.

El boricua dominó bastante cómodo los tres primeros asaltos con una pelea en la media distancia con algunos golpes efectivos al rostro de Foreman. En el cuarto round, el israelí lució mejor, con mucha movilidad en el ring y sacó la mejor parte ante el puertorriqueño, que se vio un poco más lento que al principio. Cotto recuperó después terreno en el quinto y con un buen zurdazo al rostro le dejó la nariz sangrando a su rival. En el séptimo, el israelí resbaló dos veces, la segunda al tirar un golpe y perder el equilibrio, y se lastimó una vieja lesión en la rodilla derecha, lo que aprovechó Cotto para sacar mejor partido a ese capítulo con una andanada de efectivos golpes.

Foreman se resbaló en el séptimo y se torció malamente la rodilla derecha, y luego volvió a resbalar en el mismo asalto. El israelí sobrevivió hasta la campaña, pero apenas podía caminar por el cuadrilátero, siendo alcanzado repetidamente por los golpes de Cotto y cojeando en una rodilla que ya estaba cubierta con una abrazadera negra. Entre asaltos, la esposa de Foreman se acercó a la esquina y le imploró al entrenador que parase la pelea. Alguien en la esquina de Foreman lanzó una toalla, pero el árbitro Arthur Mercante Jr. furiosamente la lanzó fuera del encerado. Mercante le preguntó a Foreman si quería proseguir y éste le dijo que sí. El cuadrilátero se había llenado de gente y hubo que esperar a despejarlo para reanudar el combate. Foreman (28-1) consiguió desplazarse un poco mejor en el octavo asalto y llegó hasta el noveno, cuando Cotto le acorraló contra las cuerdas y le derribó con un gancho al costado. Esta vez, Mercante paró las acciones. El resultado fue reivindicador para Cotto, que había soportado dos salvajes palizas a manos de Antonio Margarito y Manny Pacquiao, quien estaba presenciando el combate. Esas derrotas y un par de triunfos difíciles tenían a muchos preguntándose si al boricua le quedaba algo en el tanque.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×