Desafío extremo en las montañas

Siempre amó las montañas. Desde chico practicaba downhill y había ganado algunos Campeonatos juveniles, pero en un accidente se lesionó la columna vertebral y la médula espinal.
Siempre amó las montañas. Desde chico practicaba downhill y había ganado algunos Campeonatos juveniles, pero en un accidente se lesionó la columna vertebral y la médula espinal.
 Siempre amó las montañas. Desde chico practicaba downhill y había ganado algunos Campeonatos juveniles, pero en un accidente se lesionó la columna vertebral y la médula espinal.
México, D.F -
  • Una historia de éxito mexicano en las montañas nevadas

Siempre amó las montañas. Desde chico practicaba downhill y había ganado algunos Campeonatos juveniles, pero en un accidente se lesionó la columna vertebral y la médula espinal. Parecía que ya no podría volver. Siete años después, regresó para demostrarle al mundo, pero sobre todo a sí mismo, lo que era capaz de lograr.

"Competir por mi país en los niveles más altos fue un gran logro"

Con sólo 21 años de edad, Arly fue seleccionado, junto con Armando Ruiz, para representar a México en los Juegos Paralímpicos de Invierno Vancouver 2010, en la disciplina del monoesquí alpino. El objetivo de este deporte es realizar el descenso en el menor tiempo posible, siguiendo el trazado marcado por unas señales especiales llamadas puertas.

Las categorías en que Arly participó fueron slalom y slalom gigante. Los giros son más cerrados y complicados que en las pruebas de velocidad. Se realizan dos descensos por recorridos con diferentes trazados. Gana aquél cuya suma de ambos tiempos sea menor.

Arly finalizó en los lugares 32 y 26 respectivamente. “Competir por mi país en los niveles más altos fue un gran logro”, comenta. Ahora entrena para sus próximas competencias (ocho meses al año en Winter Park, Colorado), y sueña con crear un equipo de esquí en México, para motivar a más personas a vivir el deporte.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×