Ni en mis mejores sueños me hubiera imaginado con ocho Grand Slams: Nadal

El tenista de Manacor logró encadenar por segunda vez en un mismo año el doblete Roland Garros-Wimbledon, algo que tan sólo han logrado otros tres jugadores en la Era Open: Rod Laver (1969), el...
El tenista de Manacor logró encadenar por segunda vez en un mismo año el doblete Roland Garros-Wimbledon, algo que tan sólo han logrado otros tres jugadores en la Era Open: Rod Laver (1969), el sueco Bjorn Borg (1978, 1979 y 1980) y el suizo Federer.
 El tenista de Manacor logró encadenar por segunda vez en un mismo año el doblete Roland Garros-Wimbledon, algo que tan sólo han logrado otros tres jugadores en la Era Open: Rod Laver (1969), el sueco Bjorn Borg (1978, 1979 y 1980) y el suizo Federer.
Londres, Inglaterra (Reuters) -
  • 'No puedo dar más que dar las gracias a la vida porque soy un afortunado'

El tenista de Manacor logró encadenar por segunda vez en un mismo año el doblete Roland Garros-Wimbledon, algo que tan sólo han logrado otros tres jugadores en la Era Open: Rod Laver (1969), el sueco Bjorn Borg (1978, 1979 y 1980) y el suizo Roger Federer (2009).

"Ni en mis mejores sueños me hubiera imaginado tener ocho Grand Slams con mis 24 años" "Ni en mis mejores sueños me hubiera imaginado tener ocho Grand Slams con mis 24 años", exclamó el balear, que aseguró que seguirá avanzando en su meteórica carrera "pasito a pasito, como he hecho toda mi vida", dijo. Nadal también aseguró que si no lograra ampliar esos trofeos consideraría que había hecho "una grandísima carrera, mejor que la esperada". "Mi carrera, a día de hoy, es mucho mejor que en mis mejores sueños hubiera imaginado, cuando empecé a jugar a tenis. Para mí, todo esto es algo impresionante, increíble, todo lo que me ha pasado. No puedo dar más que dar las gracias a la vida porque soy un afortunado", afirmó el jugador. A partir de aquí, se plantea continuar como lo ha hecho toda su vida: "Seguir trabajando, y es la única forma de tener opciones. Es importante fabricarte opciones para poder ganar, y para cuando te llegue la oportunidad intentar conseguirla". Al manacorense, que reconoció que sintió "nervios" antes de la final -"si no sientes nervios en una final de Wimbledon, no eres humano", comentó en inglés- le resulto "difícil" comparar las sensaciones vividas tras esta victoria con lo que sintió la primera vez que ganó en este club, en el 2008 ante el suizo Roger Federer en una trepidante final de casi 5 horas. "No es comparable. Obviamente, cuando gané aquí, conseguí el sueño de mi vida, que parecía algo muy lejano para cualquier español, y también por lo dramática que fue la final", recordó el balear, que añadió que quizá entonces sintió "una emoción más allá de lo habitual". "Después, vuelves a ganar aquí, y es una satisfacción personal enorme por todo lo que he hecho para llegar hasta aquí. Es lo que me hace más feliz, lo bien que han salido las cosas después de tener una época complicada", agregó. En cuanto a sumar un octavo "grande" y unirse a tenistas de la talla de Andre Agassai, Jimmy Connors, Ivan Lendl, Fred Perry y Ken Rosewell, Nadal admitió que eso le hacía sentirse "muy orgulloso de poder estar en un sitio al lado de estos grandísimos jugadores en la historia del tenis". "Tener un sitio a su lado es muy bonito, pero no todo el tenis se debería valorar por los Grand Slams. Hay más cosas. No se tiene que valorar si uno es mejor o peor sólo en función de Grand Slams", observó. Preguntado por su momento más complicado en esta edición de Wimbledon, el campeón admitió que aunque hubo varios, "el más preocupante fue el de las rodillas, la derecha". Nadal negó que su juego experimentara una mejoría en las últimas rondas, en las que pareció ganar con mayor facilidad, y se mostró, en líneas generales, bastante satisfecho con su rendimiento a lo largo de toda la competición. "No creo que haya mejorado. Lo que ha pasado es que yo estaba jugando muy bien y creo que los partidos de segunda y tercera ronda (Robin Haase, Philipp Petzcner) eran muy complicados", dijo. El número uno del tenis mundial señaló también que al concluir esta competición de hierba había "terminado una etapa, la de los seis primeros meses, que se acaba aquí, después de Wimbledon". "Ha sido maravillosa para mí, mucho mejor de lo que me hubiera imaginado pero venía jugando muy bien desde el 1 de enero del 2010", afirmó. Nadal recordó que después de ganar en Montecarlo el pasado abril, "todo ha venido rodado" y señaló que ahora "viene un parón" porque tenía que someterse a un tratamiento en las rodillas "que confío en que me ayude mucho". Una vez más, derrochó elogios hacia Wimbledon. "Todo es destacable de este torneo. Es impecable de principio a fin, por tradición, por lo que es el club y por lo que representa. Es el mejor torneo del mundo, por historia, por tradición, por todo, es el más especial de nuestro circuito". También, de nuevo, dedicó palabras de agradecimiento para el público de Londres y en concreto de la pista Central, la "mejor grada del mundo". "Tienen un enorme respeto por cada jugador y si hablo por mí, siempre han sido increíbles, especialmente cuando jugué con Andy Murray. Claro que le van a apoyar a él, pero a mí también. Es increíble. Se lo agradezco", dijo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×