Oosthuizen arrasó en el Abierto Británico de St. Andrews

Prácticamente nadie sabía quién era Louis Oosthuizen, mucho menos la pronunciación de su apellido. Poco podrán olvidarse de la exhibición en la cuna del golf para proclamarse Campeón del Abierto...
 Prácticamente nadie sabía quién era Louis Oosthuizen, mucho menos la pronunciación de su apellido. Poco podrán olvidarse de la exhibición en la cuna del golf para proclamarse Campeón del Abierto Británico.
St. Andrews, Escocia -
  • Louis Oosthuizen se proclamó Campeón del Abierto Británico en St. Andrews

Prácticamente nadie sabía quién era Louis Oosthuizen, mucho menos la pronunciación de su apellido. Poco podrán olvidarse de la exhibición en la cuna del golf para proclamarse Campeón del Abierto Británico. Una semana después de terminada la Copa Mundial de fútbol, Sudáfrica tuvo otro motivo para celebrar el domingo, en esta caso de la forma menos esperada. Oosthuizen, un jugador de 27 años que sólo una vez en sus ocho anteriores torneos grandes del golf había podido superar el corte, vapuleó a la competencia en St. Andrews para un triunfo tan fácil como el que Tiger Woods redondeó aquí hace una década. Sólo tuvo dos bogeys en los últimos 35 hoyos contra un fuerte viento que soploó en el mítico Old Course. Lideró en los últimos 48 hoyos y cerró con una ronda de 71 golpes, uno bajo par, superando por siete golpes al inglés Lee Westwood, su rival más cercano. Oosthuizen no pudo encontrar un sitio más especial para conseguir su primer grande, pero tal vez no tenía idea de que sería tan fácil. No permitió que nadie se le acercase a tres golpes en la última ronda, y cuando Paul Casey le opuso algo de resistencia, el sudafricano respondió con un putt para eagle desde 50 metros en el hoyo 9 de par -4 para poner las cosas en su lugar. Tres hoyos después, las esperanzas del inglés Casey se diluyeron con un triple bogey. Oosthuizen se floreó el resto del trámite, saboreando un ambiente inigualable en el mundo del golf. "Ese eagle en el noveno fue lo que me encaminó", dijo Oosthuizen. "Fue un cambio tremendo en 12, con el triple de Paul y yo hice birdie. De un momento a otro, sólo yo podía negarme la victoria". Entregó una tarjeta final de 272 impactos, 16 bajo par, para convertirse en el primer jugador desde Tony Lema en 1964 que conquista su primer grande en St. Andrews. Con la quinta victoria de su carrera, Oosthuizen subió al puesto número 15 del ranking. Y como una señal de la expansión global del golf, esta es la segunda vez esta década que los cuatro ganadores de los grandes del golf se encuentran repartidos en cuatro continentes. "Nadie le iba a parar", dijo Casey, cuyo infortunio en el noveno hoyo le dejó con una ronda de 75 para compartir el tercer lugar con Rory McIlroy (68) y Henrik Stenson (71). "No falló un solo golpe hoy. Creo que ninguno en toda la semana. Fueron cuatro días espectaculares de golf, simplemente no titubeó hoy". Fue obvia la expresión de asombro que puso cuando cargó el trofeo más antiguo del golf, un jarro plateado con su nombre junto a los de Woods, Jack Nicklaus, Ben Hogan, además de los otros campeones sudafricanos: Player, Bobby Locke y Ernie Els, su mentor.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×