Escándalo de dopaje afectaría la fundación de Lance Armstrong

Lance Armstrong se ha sobrepuesto al cáncer, a los ciclistas rivales y a las acusaciones de dopaje para convertirse en uno de los atletas que más dinero devengan y en el admirado propulsor de una...
 Lance Armstrong se ha sobrepuesto al cáncer, a los ciclistas rivales y a las acusaciones de dopaje para convertirse en uno de los atletas que más dinero devengan y en el admirado propulsor de una causa benéfica.
Nueva York, Nueva York -
  • Armstrong ha convertido a su fundación, Livestrong, en una de las 10 principales organizaciones de investigación del cáncer en los EU
  • Expertos en filantropía afirmaron que Livestrong está en riesgo de perder donaciones por el escándalo de su símbolo

Lance Armstrong se ha sobrepuesto al cáncer, a los ciclistas rivales y a las acusaciones de dopaje para convertirse en uno de los atletas que más dinero devengan y en el admirado propulsor de una causa benéfica.

"Cualquier persona o institución asociada con Lance Armstrong debería estar muy preocupada ahora"

Ha convertido la Fundación Lance Armstrong, mejor conocida como Livestrong, en una de las 10 organizaciones principales que financian la investigación del cáncer en Estados Unidos. Desde su creación en 1997, la fundación ha recaudado más de 325 millones de dólares y ha vendido 72 millones de brazaletes amarillos que llevan su nombre. Así, la marca de Armstrong es una de las más importantes en el deporte. Pero todo lo que ha creado el siete veces ganador del Tour de Francia amenaza ahora con desplomarse bajo el peso de un nuevo rival: una investigación de las autoridades federales. Los expertos en filantropía dicen que la fundación en particular está en riesgo de perder donaciones futuras si su símbolo y líder se ve inmiscuido en un escándalo. Los fiscales federales han investigado el ciclismo profesional desde que Floyd Landis, quien fue compañero de Armstrong y terminó despojado del título del Tour en el 2006, admitió esta primavera que utilizó drogas para mejorar su rendimiento. Landis acusó a muchos otros deportistas de doparse también, incluido Armstrong. La semana pasada, los fiscales solicitaron documentos relacionados con un caso del 2004, en que una empresa texana que tenía vínculos con Armstrong trató de demostrar que consumió drogas, a fin de no pagar al ciclista una prima por su desempeño. Armstrong ha negado larga y vehementemente que haya consumido drogas para mejorar su desempeño, y no se le imputan cargos. La fundación tampoco ha sido acusada de actos indebidos, pero está tan estrechamente vinculada con Armstrong que podría recibir un duro golpe. "No podrán sobrevivir si la persona que es el espíritu detrás de esto se encuentra en problemas", advirtió Ken Berger, director general de Charity Navigator, que analiza más de 5.000 organismos sin fines de lucro en Estados Unidos. "Esto los arrasará". Aunque la investigación está en curso, la opinión pública ya habría comenzado a cambiar. Palabras como "escándalo", "mentira" y "esteroides" son ahora las más populares para describir a Armstrong, de acuerdo con Zeta Interactive, una firma de "marketing" que rastrea las actitudes públicas en la internet. En el 2008, cuando Armstrong era el cuarto atleta del que más se hablaba en la red, las palabras usadas para describirlo incluían "héroe", "leyenda" y "Nike", uno de sus principales patrocinadores. "Cualquier persona o institución asociada con Lance Armstrong debería estar muy preocupada ahora", opinó el director general de Zeta Interactive, Al DiGuido. "El ha enfrentado este tipo de acusaciones antes, pero ahora todo parece cobrar fuerza". Un 58% de las actitudes en la internet hacia Armstrong sigue siendo positivo, de acuerdo con el sistema de evaluación de Zeta. Pero esa proporción ha caído respecto del 86% observado al comienzo de julio, y es la primera vez que se ubica por debajo del 60%. Armstrong sigue teniendo legiones de seguidores, incluidos 2,6 millones en Twitter, que están pendientes de sus comentarios sobre el ciclismo y su vida. Y sus patrocinadores, al menos por ahora, le han ratificado el apoyo. Entre los auspicios que tiene Armstrong están los contratos con Nike Inc., RadioShack Corp., las gafas de sol Oakley, los gimnasios 24-hour Fitness, Nissan, Anheuser-Busch InBev's Michelob Ultra, las bebidas energéticas FRS y las bicicletas Trek. Varias de esas empresas apoyan también a la fundación creada por Armstrong después de que él mismo venció al cáncer.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×