¿El renacer de David Nalbandian?

David Nalbandian ya roza los 29 años, una edad que advierte al tenista profesional que el final de su trayecto en el circuito está próximo a culminar.
 David Nalbandian ya roza los 29 años, una edad que advierte al tenista profesional que el final de su trayecto en el circuito está próximo a culminar.
Nueva York, Nueva York -
  • El argentino se ha repuesto de su operación en la cadera y se perfila como un rival de cuidado en el US Open

David Nalbandian ya roza los 29 años, una edad que advierte al tenista profesional que el final de su trayecto en el circuito está próximo a culminar. Repuesto de una operación en la cadera y de otras dolencias que forzaron su alejamiento de los torneos durante casi 10 meses en mayo del 2009, el argentino ha vuelto asomarse como una figura de cuidado en el Abierto de Estados Unidos.

"Estuve mucho tiempo sin jugar y eso me sirvió para volver con más ganas"

De estar en el puesto 153 del mundo la primera semana de julio, ahora está en el 33. Más importante es que rebosa nuevos bríos para avanzar lejos en un torneo grande y sin perder vista el desafío de la Copa Davis, el esquivo título que Argentina ambiciona ganar por primera vez. Dueño de un incuestionable talento, con la solvencia de su devolución de servicio y la perfección de su revés de dos manos, Nalbandian hilvanó 11 victorias durante agosto, siete de las mismas contra rivales entre los 25 primeros del mundo. Su regreso en el verano estadounidense apuntaba más bien a ponerse a punto para las semifinales de la Davis, en la que Argentina visitará a Francia el fin de semana después del US Open. Pero su Título en Washington, el primer torneo que disputó desde mayo, ha despertado la ilusión de que puede aún golpear la mesa en las grandes citas. "Estuve mucho tiempo sin jugar y eso me sirvió para volver con más ganas", dijo Nalbandian, cuyo debut en Flushing Meadows será contra el sudafricano Rik de Voest, un jugador que viene de superar la etapa previa. "Siento que todavía tengo mucho que dar". Nalbandian es consciente que no tiene mucho margen de tiempo para conquistar un Slam. Su mayor conquista fue la Copa Masters del 2005, aparte de haber quedado como subcampeón de Wimbledon hace ocho años. También puede presumir que en el 2007 derrotó a Roger Federer y Rafael Nadal consecutivamente en los Masters de Madrid y París. "Ha vuelto bastante bien. Yo diría que con bastante ambición", comentó el español Juan Carlos Ferraro, un contemporáneo suyo. "Va a dar mucha guerra. Ha demostrado que tiene tenis de sobra para los Top 10". Si sortea sus duelos iniciales, Nalbandian podría vérselas en cuartos de final con Rafael Nadal, el primero del mundo. Cuando le preguntan sobre sus expectativas en un torneo en el llegó a semifinales en 2003, Nalbandian prefiere apuntar a sobrevivir la primera semana. "¿Hasta dónde? No sé. Lo que debo hacer es creer en mi juego y eso es lo que me dará confianza para tratar de llegar lo más lejos posible", afirmó. "La idea es estar en la segunda semana y hay que ver cómo llego. Si llego, hay que ver cómo llego de cansancio y físico, porque ahí es que comienzan los partidos realmente duros". Los componentes del estilo de Nalbandian siguen intactos, pero ahora la diferencia es que procura definir los puntos con más rapidez y con menos tiros que antes. Reconoce que la operación en la cadera influyó en el cambio. "No puedo correr todo el día", destacó. "Pero tampoco es que voy a entrar y a tirarla (la pelota) para cualquier lado. Si me queda medianamente cómoda, trato de tomar la iniciativa del punto ... Pero, sí, después de la cirugía es un poco más la idea". El aporte de un Nalbandian a media máquina ha sido el responsable que Argentina se encuentre en las semifinales de la Davis, con inesperadas victorias a domicilio sobre Suecia y Rusia en las rondas previas. La Ensaladera de Plata es el objetivo que tiene entre ceja y ceja, luego de las derrotas en las definiciones de 2008 y 2006, y es algo que mantiene presente en pleno US Open. "Sí, la tienes ahí en mente, porque falta poco, esta ahí no más", indicó. "Aquí es importante tener un buen papel para llegar con la mayor confianza posible".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×