España impone su voluntad en el US Open

El español es el idioma oficial del Abierto de Estados Unidos. Albert Montañés prolongó el sábado la excepcional campaña del tenis español en el último Grand Slam de la temporada al avanzar a los...
 El español es el idioma oficial del Abierto de Estados Unidos. Albert Montañés prolongó el sábado la excepcional campaña del tenis español en el último Grand Slam de la temporada al avanzar a los Octavos de Final.
Nueva York, Nueva York -
  • El español es el idioma oficial del US Ope, debido al buen desempeño de los españoles en esta edición
  • Históricamente, la selva de cemento de Flushing Meadows había sido el terreno más difícil para los españoles

Albert Montañés prolongó el sábado la excepcional campaña del tenis español en el último Grand Slam de la temporada al avanzar el sábado a los Octavos de Final, una instancia totalmente inhóspita en las grandes cita para un jugador que vive a la sombra de Rafael Nadal y que ha encontrado su mejor momento al rozar los 30 años. Montañés, vigésimo primer cabeza de serie, apenas necesitó estar en cancha 38 minutos luego que su rival japonés Kei Nishikori abandonó por una dolencia en la pierna izquierda y con el español en ventaja 6-1, 2-1. A Nishikori, 147 del mundo, le pasó factura el esfuerzo de su anterior partido, en el que jugó casi cinco horas para vencer a Marin Cilic, el 11er preclasificado. "Los números están ahí. Ya no es un tema el que los españoles juegan bien en todas las superficies" Históricamente, la selva de cemento de Flushing Meadows había sido el terreno más difícil para los españoles. Pero el panorama es actual es tan halagador que Nadal, el número del mundo, lo catalogó como "impresionante". Nadal lideró una cifra récord de nueve españoles entre los 32 mejores del certamen, la mayor cantidad por parte de un país. Y ahora Montañés puso en marcha el asalto a los Octavos de Final. Treinta y seis son los Grand Slam que Montañés ha disputado en su carrera de más de una década, pero nunca había tenido tanto éxito como en esta temporada, en el que alcanzó la tercera ronda en Australia, Francia y Wimbledon. Para un jugador especialista en arcilla, el alcanzar la segunda semana de un Grand Slam que se juega en cemento es particularmente llamativo. "Siempre hubiese pensado en Roland Garros por ser en tierra. Esperas siempre una cosa en un torneo y luego te llega en otro", declaró Montañés. Nadal estimó que nadie se debe sorprender ante la sucesión de victorias españolas y menos que sean en superficie rápida. "Los números están ahí. Ya no es un tema el que los españoles juegan bien en todas las superficies. Es que no hay otra: la mayor parte de la gira es en cemento". El siguiente rival de Montañés será el sueco y quinto preclasificado Robin Soderling, quien se deshizo 6-2, 6-3, 6-2 del holandés Thiemo de Bakker. La marcha de la serbia Jelena Jankovic (4) duró hasta la tercera ronda al sucumbir 6-2, 7-6 (1) ante la estonia Kaia Kanepi. Jankovic cargó la culpa al viento, que se arremolinó en la cancha del estadio Arthur Ashe. Eso fue palpable cuando le pegó tan mal a un saque que la pelota se fue sin dirección. "No se podía sacar. La pelota se te movía por todas partes", dijo Jankovic, quien sudada y con el uniforme aún puesto se fue de inmediato a dar su rueda de prensa, quizás apresurada de irse lo más pronto posible. La jornada del sábado también incluía las presentaciones de Roger Federer y Novak Djokovic, además de la favorita Carolina Wozniacki y Maria Sharapova en la rama femenina.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×