‘Una pareja en ascenso’ conquistó la 8ª cima del mundo

El matrimonio de montañistas mexicanos Badía Bonilla y Mauricio López conquistó la cima de la Manaslu, la octava montaña y la sexta en su travesía por las 14 cimas más altas del mundo.
 El matrimonio de montañistas mexicanos Badía Bonilla y Mauricio López conquistó la cima de la Manaslu, la octava montaña y la sexta en su travesía por las 14 cimas más altas del mundo.
Ciudad de México -
  • El dolor dura un rato, el orgullo y la felicidad toda la vida: Badía Bonilla.
  • Nos apasionan las montañas, pero más nos apasiona vivir: Mauricio López.

El matrimonio de montañistas mexicanos Badía Bonilla y Mauricio López conquistó la cima de la Manaslu, la octava montaña y la sexta en su travesía por las 14 cimas más altas del mundo, con la cual beneficiaron al Instituto “A favor del niño” que atiende a infantes con Síndrome de Déficit de Atención. “Una pareja en ascenso” llegó el pasado 1 de octubre a la Manaslu sin el uso de oxígeno complementario y sin el apoyo de sherpas (personas que cargan con el equipo y montan los campamentos), una misión que en el otoño de 2009 tuvieron que abortar debido al mal clima que había en la cordillera del Himalaya. Badía y Mauricio no quisieron que su proyecto fuera algo que sólo quedara en las estadísticas y en sus recuerdos, por ello instauraron la campaña “Pies de altura a favor de los niños”, la cual consiste en donar un peso por cada pie (30 cm) de altura que la pareja alcanzara en cada uno de sus retos y en esta ocasión obtuvieron un donativo de 26 mil 781 pesos, equivalentes a los 26 mil 781 pies de altura de la cima nepalesa.

"Vamos lento pero seguros a la cima, el proyecto ya está más avanzado."

Con esta nueva conquista, Badía Bonilla sumó siete cimas de más de 8 mil metros y ratificó su posición de número uno en México y América, además avanzó al sexto lugar mundial en esta categoría, la montañista mexicana se dijo contenta y orgullosa de haber logrado esta nueva meta en su carrera. “Vamos lento pero seguros a la cima, el proyecto ya está más avanzado, iniciamos en el año 2000 no sabíamos si realmente lo íbamos a hacer. No escalo por sentir adrenalina, no subo ni a la montaña rusa, la experiencia que tengo es disfrutar desde arriba las montañas, el amanecer, las nubes a mis pies”, dijo. “El proyecto va muy adelantado, estamos a la mitad prácticamente, queremos seguir trabajando. Ya tengo las primeras apariciones de canas y espero no terminar con el cabello blanco las 14 (cimas)”, sentenció Badía. Por su parte, Mauricio López comentó que nunca han puesto su vida en riesgo para cumplir con sus objetivos y sueños, pues es preferible dar marcha atrás cuando las condiciones no son favorables para seguir escalando. “Nos apasionan las montañas, pero más nos apasiona vivir, tenemos siete ocho miles y les puedo enseñar mis manos completas, mi nariz, mis dedos, igual las de Badía; es un elemento valioso que hay que considerar: no hay que llegar a la cima a cualquier costo, porque es más importante regresar y comentar con ustedes cualquier situación a que digan que éramos unos buenos montañistas”, externó el montañista. Ahora el nuevo reto que tienen en mente será escalar a la cima de la Kachenjunga en Pakistán, la tercera montaña más alta del mundo, en la primavera del 2011 porque aún les resta culminar la mitad del proyecto y seguir contribuyendo con él a la niñez mexicana.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×