El Heat tiene dudas en momentos duros en el calendario

Dwyane Wade no puede recordar la última ocasión en que el Heat de Miami enfrentó un tramo de temporada como el que se avecina: a partir del jueves serán cinco juegos en ocho días con adversarios...
 Dwyane Wade no puede recordar la última ocasión en que el Heat de Miami enfrentó un tramo de temporada como el que se avecina: a partir del jueves serán cinco juegos en ocho días con adversarios con un gran promedio de victorias.
Miami, Florida -
  • El equipo viene de caer 91-86 ante los Knicks
  • Los próximos partidos serán ante equipos con promedio de victorias alto

Dwyane Wade no puede recordar la última ocasión en que el Heat de Miami enfrentó un tramo de temporada como el que se avecina: a partir del jueves serán cinco juegos en ocho días con adversarios —todos ciertamente con boleto a postemporada— que tienen un promedio combinado de victorias de .682.

"No hemos ganado 43 juegos sin ser capaces de accionar"

Por si eso no fuera suficiente, el tramo más crítico de la campaña hasta ahora llega en momentos en que el Heat está teniendo problemas. La derrota del domingo por 91-86 en Nueva York dejó a Miami con más preguntas que respuestas, y fue el tercer juego consecutivo en que el Heat parece lejos de estar listo para una postemporada. Cayeron en Chicago el jueves pasado, sufrieron en casa una noche después ante el pobre equipo de Washington antes de ganar ese enfrentamiento, y después desperdiciaron una ventaja de 15 puntos y batallaron durante toda la segunda mitad en la derrota frente a los Knicks. Miami todavía conserva el segundo lugar de la Conferencia Este, justo atrás de Boston. Pero para un equipo que habla sobre fortalecerse para la postemporada, hay algunas señales preocupantes. "Tenemos que descifrarlo", comentó Wade. "Por eso continuamos jugando estos juegos. Continuamos construyendo hábitos. Ojalá, andando el tiempo, empezaremos a mejorar", agregó. Con 22 juegos restantes en la campaña regular, ese tiempo se agota rápidamente. Y nada será más fácil para Miami en el corto plazo, no con la clase de adversarios que le esperan por delante a partir del jueves: Orlando, San Antonio, Chicago, Portland y el dos veces campeón defensor Lakers de Los Angeles. La cima de la División Este no habrá sido asegurada ni estará fuera del alcance cuando termine ese tramo del calendario, pero por lo mostrado en los partidos contra Washington y Nueva York, bien podría ser decisivo para las esperanzas de Miami el obtener el ambicionado sitio de primer preclasificado. "Estamos mejorando, y ese es el asunto frustrante", dijo el entrenador del Heat Erik Spoelstra. "Desde dentro podemos ver que estamos mejorando con los pormenores de ello, pero todavía no lo hemos conseguido por completo. Y necesitamos comprender eso. Así que las próximas semanas serán sobre continuar avanzando. Tendremos muchas más oportunidades. Estaremos ahí nuevamente", agregó. El Heat tiene marca de 5-11 en juegos decididos por diferencia de cinco puntos o menos, y de 13-14 contra equipos con récord de .500 o mejor, en comparación con una marca de 29-2 ante equipos con marca perdedora. Considerando que los próximos 10 juegos son contra equipos con marcas actuales ganadoras, esa podría ser una seria fuente de preocupación. Derrotas como la del domingo son frustrantes, y tanto Spoelstra como Wade dijeron después éstas que el Heat necesitaba realizar algunos cambios, aunque el entrenador insistió en que no se refería a la alineación. Spoelstra ha estado diciendo que el Heat está en el punto de volverse "peligroso", y Wade está de acuerdo. "No hemos ganado 43 juegos sin ser capaces de accionar", señaló Wade.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×