Nadal culpó a nervios, despistes y miedo

El discurso de Rafael Nadal, después de su agónica victoria sobre John Isner en la 1ra ronda de Roland Garros, incluyó alusiones a sus despistes esta temporada, a nervios durante el encuentro de...
 El discurso de Rafael Nadal, después de su agónica victoria sobre John Isner en la 1ra ronda de Roland Garros, incluyó alusiones a sus despistes esta temporada, a nervios durante el encuentro de hoy e, incluso, miedo a golpear la pelota.
París, Francia (Reuters) -
  • El español no perdía un set en Roland Garros desde los octavos de final de 2009

El discurso de Rafael Nadal, después de su agónica victoria sobre el estadounidense John Isner en la primera ronda de Roland Garros, incluyó alusiones a sus despistes esta temporada, a nervios durante el encuentro de hoy e, incluso, miedo a golpear a la bola, pero el español fue positivo y confía en que todo pasará. "Tenía un poquito de nervios y eso hay que aceptarlo", dijo Nadal. "Siempre es difícil el debut aquí, y sobre todo contra él, que te va desesperando con su servicio. Había momentos en los que sentí que el partido no estaba en mi mano", dijo. "Es cierto ha sido el partido en el que he estado más cerca de estar fuera a la primera", continuó Nadal. "Ha sido la primera vez en mi carrera en Roland Garros que voy dos sets a uno (6-4 y 4-2) y un partido de los que he estado más cerca de perder, son parte de los despistes que me pasan últimamente estos meses. Hoy lo tenía controlado y se me ha liado", comentó. "Antes me pasaba un pelín menos", dijo sobre los despistes. "Desde la aceptación, y sabiendo que el problema se puede solucionar, hoy me ha vuelto a pasar. Son muchos años de competición, estando arriba, y esto termina por ser complicado", admitió Nadal. "Es mi noveno año de circuito, séptimo como dos o uno del mundo; son muchas semanas de concentración, de aguantar la presión. No es un momento bajo después de jugar seis finales, pero a veces la competición te lleva a problemas como éste", dijo. "Tú juegas los puntos y el otro no juega ni la mitad de ellos. Se te viene un pelín todo encima en estos partidos", continuó Nadal. "Lo positivo es que he pasado horas en pista, y que he superado los nervios. He estado dos horas más de lo que tenía que haber estado", comentó "Acepto que he estado mal en los desempates, y que con 6-4 y 4-2 no puedes desaprovechar esta oportunidad. Ahí es donde yo me lío en el partido. Pero ha pasado y por suerte juego pasado mañana", agregó. Respecto a las nuevas bolas del torneo, Nadal señaló que "personalmente" no le disgustan. "La bola sale, quizás se queda un pelín en la cuerda, pero a veces sale disparada. No me va mal, pero hay que coger bien las distancias. Y como está poco tiempo en las cuerdas es difícil controlarla, y tomar la confianza, y yo he golpeado la bola con un pelín de miedo", reconoció. "Pero esta (bola) es mas positiva que la de los torneos anteriores o a lo mejor yo lo quiero ver así", añadió. "He jugado partidos bastante peores que el de hoy, con Cipolla, con Gianni Mina, y con otro jugador francés que ahora no recuerdo", dijo, "que fue peor que hoy, todo esto es normal en un comienzo de un torneo para mi complicado como es Roland Garros, pero se va quitando con los días", finalizó Nadal.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×