Heat y Mavericks por la gloria en la NBA

¡Por fin! Después de siete meses de temporada regular, las Finales de la NBA han llegado; el Miami Heat y los Mavericks de Dallas volverán a encontrarse en una serie por el trofeo Larry O’Brien.
 ¡Por fin! Después de siete meses de temporada regular, las Finales de la NBA han llegado; el Miami Heat y los Mavericks de Dallas volverán a encontrarse en una serie por el trofeo Larry O’Brien.
Ciudad de México -
  • Miami acumula un récord de 12-3 en los playoffs
  • Dallas llega a la Final con una marca de 12-2 en la postemporada

¡Por fin! Después de siete meses de temporada regular, las Finales de la NBA han llegado; el Miami Heat y los Mavericks de Dallas volverán a encontrarse en una serie por el trofeo Larry O’Brien después de cinco años. Con la llegada de dos adiciones sustanciales durante la temporada baja, el Heat se convirtió inmediatamente en uno de los conjuntos favoritos para llegar a las Finales. LeBron James y Chris Bosh se unieron a Dwayne Wade para formar una de las ofensivas más temibles en la NBA. Las tres estrellas ya habían acordado desde las Olimpiadas de Beijing 2008, cuando el ‘Reedem Team’ ganó la medalla de oro,  jugar en el mismo equipo. Wade los persuadió que Miami era la locación perfecta para que hicieran química y así fue. Además renovaron la plantilla con el talento de Mike Miller, Eddie House (quien ya fue Campeón con los Celtics de Boston en el 2008), el veterano Juwan Howard, Erick Dampier (jugó las Finales del 2006 cuando era parte de los Mavs) y el veterano movedor de bola Mike Bibby. Mark Cuban, dueño de los Mavericks no se quedó de brazos cruzados y logró crear un plantel más sólido con Dirk Nowitzki, Jason Terry y Jason Kidd a la cabeza. El equipo se reforzó con Tyson Chandler, Caron Butler (quien quedó fuera de la campaña por una lesión en al rodilla durante la campaña regular), José Juan Barea, Shawn Marion y Peja Stojakovic, quien llegó el 24 del 2011 a los Mavs tras ser dejado en libertad por los Toronto Raptors. Miami comenzó la campaña un tanto titubeante, pero el equipo logró terminar con marca de 58-24 y quedar en segundo lugar en la Conferencia del Este. Barrieron la serie a los Campeones, Los Angeles Lakers durante la temporada regular, pero fue en los playoffs donde mostraron su verdadero nivel al estar con marca de 12-3. Los 76ers de Filadelfia, los Boston Celtics y el mejor equipo de la campaña regular, los Chicago Bulls (62-20) apenas pudieron ganar un juego cada uno en la postemporada al Heat, además que la tercia de Wade, James y Bosh sumaron 68.3 puntos, 25 rebotes y 10.7 asistencias por juego y dejaron en apenas 88.2 puntos a sus rivales en playoffs Por otro lado, los Mavs ni siquiera eran considerados favoritos para superar la primera ronda de playoffs, con una plantilla plagada de veteranos (la media de edad del plantel oscila en los 29.5 años), era poco probable que llegaran a disputar las Finales. Sin embargo, con Nowitzki inspirado, los Mavs hicieron química y terminaron con la tercer mejor marca de la Conferencia Oeste (57-25) empatados con los Lakers. Terminaron a los Portland Trail Blazers en seis juegos, barrieron a los Campeones de la NBA, Los Angeles Lakers (en el cuarto juego, los masacraron con veinte tiros desde el arco exterior), victimaron a un joven pero impetuoso equipo de Oklahoma City en cinco partidos para regresar a unas Finales después de cinco años de ausencia. Nowiztki ha sido imparable a la ofensiva al promediar 28.4 puntos (el segundo mejor en playoffs), 7.5 rebotes y un impresonante .929 de promedio de tiros libres (incluso estableció una marca de la NBA al encestar 24 tiros consecutivos desde la línea de castigo) por juego y ha sido la pieza clave para que Dallas regresé a las Finales. Pero lo impresionante del alemán es que ha promediado 9.7 unidades por cuarto, el mejor en postemporada para cualquier jugador de la NBA desde el 2006. Nowitzki y Kidd quieren revancha ante el Heat y un título para culminar sus brillantes carreras, pero enfrente tendrán a la tercia más explosiva de la NBA esta campaña en manos de Wade, Bosh y LeBron.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×