Heat vs. Mavs; tras cinco años, la Final de la NBA se repite

Tuvieron que pasar casi cinco años para que Miami y Dallas regresaran a las Finales de la NBA
 Tuvieron que pasar casi cinco años para que Miami y Dallas regresaran a las Finales de la NBA
Ciudad de México -
  • Miami se sobrepuso a una desventaja de 2-0
  • Dwayne Wade fue nombrado como MVP

Tuvieron que pasar casi cinco años para que Miami y Dallas regresaran a las Finales de la NBA. Coincidencia o no, Heat y Mavericks se volverán a enfrentar en la búsqueda por el título, tal y como sucedió en 2006. La emocionante final de hace cinco años, fue la primera en la historia tanto para Miami como para Dallas y hoy las cosas se han dado de nueva cuenta para que se vuelvan a ver las caras. No sólo eso, la historia de estos equipos está tan ligada que hasta el nombre de la arena en que juegan comparte el mismo patrocinador (American Airlines). Parce que fue ayer el momento en que Jason Terry falló un intento por anotar de tres a pocos segundos de finalizar el sexto encuentro de la serie. Si el jugador de Dallas hubiera anotado, se tendría que haber jugado el tiempo extra. Desafortunadamente para su causa, eso no sucedió y Miami se coronó como visitante tras reponerse sorpresivamente de un 0-2 en contra, que fue revertido con cuatro victorias en fila. Heat y Mavericks sorprendieron al haber llegado tan lejos en la temporada. Desde 1971 no se daba el caso de que los dos equipos finalistas aparecieran por primera vez en esa instancia; al mismo tiempo se dio el segundo duelo entre equipos de Texas y Florida (Houston y Orlando se enfrentaron en 1995); así como el hecho de que fue la primer final desde 1998 en que no estaban los Lakers o los Spurs y la única en la década de los 2000’s sin la presencia de estos equipos. El 8 de junio de 2006, dio inicio la serie en el American Airlines Center de Dallas. El primer partido fue un triunfo para los ‘Mavs’ por 90-80 con 32 puntos de Jason Terry y tras haber regresado de un déficit de 31-23 al finalizar el primer cuarto. Dirk Nowitzki fue la estrella del segundo duelo al conseguir 26 puntos y 16 rebotes en el triunfo 99-86 de Dallas, resultado que los ponía 2-0 en la serie y con toda la ventaja para definir en Miami. Restaban 9.3’ segundos del último cuarto en el tercer partido de la serie cuando Gary Payton encestó desde la línea de los tres puntos. Nowitzki tuvo la oportunidad de empatar el juego al tener dos tiros libres con 3.4’ segundos en el cronómetro. El alemán sólo encestó uno y le dio vida al Heat que había estado con una desventaja de 13 puntos a seis minutos de acabar el encuentro. Dwayne Wade anotó 42 puntos y 13 rebotes. El propio Wade se despachó con 36 puntos en el cuarto juego, en el cual Miami apenas le permitió a Dallas anotar 7 puntos en el último cuarto y consiguió una victoria por 98-74 para emparejar la serie 2-2. Con la moral por los aires, el Heat de Miami llegó al quinto juego con la ilusión de llevarse la ventaja a territorio texano para el sexto juego. A pesar de los 43 puntos de Wade, sufrieron de más y fue hasta el tiempo extra en que lograron superar a los Mavericks con un resultado de 101-100. 20,522 aficionados –la gran mayoría de Dallas- fueron testigos del primer y polémico campeonato de Miami en su historia. Los 36 puntos conseguidos por Dwayne Wade y el error de Jason Terry en los segundos finales, coronaron a un Heat histórico que logró la hazaña de revertir una desventaja de 0-2 y covertirla en su mejor arma para llevarse el campeonato. El propio Wade fue designado como MVP de la final tras promediar 34.7 puntos por partido. Tras la derrota de los Mavericks, su dueño Mark Cuban, acusó a los réferis de haber beneficiado al Heat durante la serie al marcar “faltas fantasma” en contra de su equipo, particularmente cuando Wade se dirigía a la canasta. El juador de Miami promedió 25 tiros de falta después del segundo partido. En marzo de este año, el entonces entrenador de los Lakers, Phil Jackson, mencionó que la NBA hizo esto como respuesta a las constantes críticas de Cuban a la liga. Después de el triunfo conseguido por Miami, los Mavericks tienen una racha de 10 partidos consecutivos sin derrota ante el Heat, una marca de bastante consideración. Tras cinco años, Dirk Nowitzki sigue encabezando el ataque de Dallas. Es un poco más viejo e inteligente que y está apoyado en el veterano Jason Kidd, quien parece haber bebido de la Fuente de la Juventud Hoy ya no está Shaquille O’Neal con Miami, pero en su lugar aparece LeBron James, quien se ha convertido en el revulsivo que tanto necesitaba el equipo para acompañar a Dwayne Wade, que ya no tiene que hacer todo por sí mismo. Mismos equipos, diferentes historias, nuevas ilusiones pero algo seguro, las Finales de la NBA prometen ser tan espectaculares como en 2006. Bicampeonato para Miami o revancha para Dallas, todo está en sus manos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×