Sueño ser Campeón del Mundo: JC Chávez Jr.

Me sueño campeón del mundo y estoy muy cerca de lograrlo ante el alemán Sebastian Zbik, mencionó Julio César Chávez, quien este sábado disputará el título de peso medio del CMB en el Staples...
 El mexicano Julio César Chávez Junior y el alemán Sebastian Zbik cumplieron esta tarde con la báscula y se reportaron en condiciones para disputar el título mundial de peso medio del CMB, en el Staples Center.
Los Ángeles, California (Notimex) -
  • Su padre, JC Chávez, ganó 6 títulos mundiales

Me sueño campeón del mundo y estoy muy cerca de lograrlo ante el alemán Sebastian Zbik, mencionó Julio César Chávez, quien este sábado disputará el título de peso medio del CMB en el Staples Center de esta ciudad. A sus 25 años de edad y ocho dedicados al boxeo profesional, el hijo del legendario Julio César Chávez tendrá la gran oportunidad de su carrera: Obtener el primer cinturón mundial y cumplir una de sus metas en el deporte de los puños. “Tengo la motivación de desafiar a Zbik y el sueño de ser monarca mundial, por lo que me preparé muy fuerte, día a día con el objetivo de ceñirme el cinturón verde y oro del Consejo Mundial de Boxeo”, afirmó. Chávez Carrasco concedió entrevista a Notimex en la lujosa suite del hotel Wilshire Grand de Los Angeles, ciudad en la que se preparó durante ocho semanas con la supervisión del entrenador Freddie Roach en el Wildcard Gym. Su mirada se pierde en el horizonte de la urbe angelina, con el cabello más largo de lo habitual, con sudadera azul marino y blanco para protegerse del clima fresco, a un día de tener que presentarse a su primera batalla, la ceremonia de pesaje en el Staples Center. “Tengo la motivación extra de disputar mi primer título mundial. Lo esperé toda mi carrera y ahora tengo que aprovecharla. Hay gran confianza en mi equipo de trabajo, mi familia de que lograré la realización de mi sueño de ser campeón del mundo”, dijo. El peleador nacido en Culiacán, Sinaloa, está seguro de demostrar lo que es ser el hijo del mejor boxeador en la historia de México, del legendario Julio César Chávez González. “Como todos, empecé poco a poco, escalón por escalón y ahora estoy en la pelea grande, la más importante de mi vida y este sábado verán a un Julio César más agresivo, soltando más golpes, saldré con todo para coronarme”, profetizó. El imbatido Chávez Carrasco (42-0-1, 30 nocauts), no sólo se preparó en el aspecto físico, también en lo anímico y en la estrategia que utilizará para enfrentar a Sebastian Zbik, “porque él también saldrá con todo para derrotarme”. El entrevistado espera que el monarca europeo lo trabaje a distancia, con movimientos laterales sin presentarse a intercambios, con su boxeo mecánico, “yo haré una pelea de mucho desgaste, de constante presión y golpeo en busca del nocaut. Tengo la ventaja de que soy un peleador natural”. Desde que inició su carrera en los encordados, el junior contó con el apoyo de los seguidores y de su reconocido progenitor, aunque también recibió críticas por ser el hijo del más grande peleador “azteca” de la historia. “Esta pelea se la dedico a quienes creen en mí y a mis detractores. Si critican a Manny Pacquiao, quien es el mejor boxeador del mundo en la actualidad, que me puedo esperar yo”, comentó el púgil sinaloense con gran tranquilidad. Julito ya piensa en ceñirse la corona universal y después en sostener grandes combates, “si antes de ser campeón todos querían peleas conmigo, como monarca me sobrarán rivales”, afirmó. Chávez Carrasco da por terminada la entrevista para descansar después de una práctica ligera en su suite y reportarse en condiciones de marcar este viernes el peso medio que indica 72.575 kilogramos (160 libras). “Marcaré el límite y el sábado estaré más fuerte que nunca. Soporté la carga de trabajo en los entrenamientos y contra Sebastian Zbik ganaré el primer cinturón mundial de mi carrera”, puntualizó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×