Divide al mundo deportivo dopaje de Contador

El caso de Alberto Contador divide al mundo del deporte, algunos piensan que debe ser inhabilitado mientras no se resuelva un fallo definitivo de su supuesto dopaje, otros creen de manera...
 El caso de Alberto Contador divide al mundo del deporte, algunos piensan que debe ser inhabilitado mientras no se resuelva un fallo definitivo de su supuesto dopaje, otros creen de manera contundente en la inocencia del ciclista español
Ciudad de México -
  • El caso de supuesto dopaje de Alberto Contador divide al mundo deportivo con relación a su presencia en el próximo Tour de Francia
  • Su dipaje similar al de los futbolistas mexicanos con la diferencia de que Contador tiene como principal defensa el mínimo de sustancia clembuterol encontrada en su organismo, mientras que en México dicha información sigue sin difundirse

 El caso de Alberto Contador divide al mundo del deporte, algunos piensan que debe ser inhabilitado mientras no se resuelva un fallo definitivo de su supuesto dopaje, otros creen de manera contundente en la inocencia del ciclista español. Como se sabe, luego del Tour de Francia de 2010, Contador fue notificado que dio positivo al clembuterol en una muestra de orina tomada en julio de ese año Fue entonces cuando el famoso clembuterol le dio la vuelta al mundo y no se diga ahora en México con el caso de los cinco futbolistas seleccionados, mismo que es similar al del ciclista, con la diferencia de que a Contador le detectaron una sustancia 400 veces menor a lo detectable por los laboratorios contra el dopaje acreditados por la Agencia Mundial Antidopaje. En el caso mexicano no se ha dicho la cantidad de sustancia que detectaron a los futbolistas. Los argumentos de los abogados de Contador, y del propio pedalista, han convencido de buena manera a los dirigentes del deporte español y de la Unión Ciclista Internacional, que mientras su caso era resuelto a favor o en contra por la Agencia Mundial Antidopaje (TAS), Contador podría continuar en competencia. Y es que el caso dio un vuelco definitivo cuando entró a escena un estudio médico del doctor holandés Douwe de Boer, considerado la máxima autoridad mundial en los análisis de clembuterol, avala la inocencia del ciclista español, por su posible positivo por esta sustancia en la pasada edición del Tour. En este informe, el médico, graduado en Bioquímica por la Universidad de Groningen, recalca que el "principal uso" de la sustancia es "para el tratamiento del asma" y asegura que también se suele aplicar, en ocasiones "en alta dosis", en el ganado "para su crecimiento". "Su mal uso puede causar intoxicaciones en aquellos que la consumen", indica, señalando que "varios informes" confirman la existencia de estas intoxicaciones. En otras palabras, el argumento de Contador de que fue contaminado por comer carne de res es totalmente fehaciente, según comentó el médico. DIVIDE AL MUNDO DEPORTIVO Alberto Contador no debe tener impedimentos para competir en el Tour de Francia, aunque su caso de dopaje será visto por el Tribunal de Arbitraje Deportivo después de finaliza la carrera, afirmó en un cable de AP el presidente del COI Jacques Rogge. El español Contador, en busca de un cuarto título en la ronda gala, participará en el próximo Tour entre el 2 y 24 de julio, luego que la Agencia Mundial Antidopaje y la Unión Ciclista Internacional aceptaron el pedido del ciclista de atrasar la audiencia ante el TAS, la máxima instancia judicial del deporte. "Los abogados de Contador consideraron que necesitaba más tiempo, y mientras la AMA y la UCI estén de acuerdo, no veo ningún problema", dijo Rogge a periodistas. La audiencia ante el TAS se realizará ahora entre el 1 y 3 de agosto. En principio se había previsto que la audiencia y el fallo se diese en junio. Rogge reconoció que las fechas provocan incertidumbre en cuanto al desenlace de la máxima prueba del ciclismo. "Estoy de acuerdo que esto pone en entredicho la validez del resultado hasta que se sepa el fallo ... pero existe la presunción de inocencia", dijo el presidente del Comité Olímpico Internacional. La AMA y la UCI han recurrido ante el TAS el fallo de la Federación Española de Ciclismo de exonerar a Contador, luego que éste dio positivo por clenbuterol en el Tour del año pasado. Los españoles aceptaron la explicación de Contador de que el positivo fue causado por consumo de carne contaminada. Si el TAS le declara culpable, Contador tendría que purgar una suspensión de hasta dos años y le anularían todos sus resultados desde el pasado julio, incluyendo la victoria del Tour 2010. Tampoco podría competir en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Fue cuarto en la contrarreloj de los Juegos de Beijing 2008 y no completó la carrera de ruta. EL CICLISMO FRANCES PREFIERE TOUR SON CONTADOR, SEGÚN AGENCIA EFE Mientras Alberto Contador comienza a preparar en los Alpes las etapas de montaña del próximo Tour de Francia, aparecen voces que desde el ciclismo francés muestran su descontento con la presencia del español en la ronda gala antes de que se haya aclarado su presunto caso de dopaje. "Si yo fuera él no vendría", afirmó a Efe el director del equipo Europcar, Jean-René Bernaudeau, quien considera que "el daño que sufre la imagen del ciclismo es difícil de recuperar". El veterano director agregó que "cuando Contador ha tomado la decisión de correr el Tour es porque tiene seguro que será absuelto". "Si no, yo estaré muy cabreado con él, habrá cometido un daño enorme a este deporte que ya tiene una imagen deplorable en el mundo. Es el mejor ciclista del momento y su actitud tiene que ser ejemplar", aseguró. Bernaudeau considera que las reglamentaciones del ciclismo tienen que evolucionar para evitar "que el principal favorito para ganar el Tour llegue con una sombra de sospecha sobre sus hombros". Algo similar opina el segundo director del AG2R, Julien Jourdy, quien señaló que "el ciclismo está acostumbrado a soportar la sospecha" pero "el asunto de Contador le dará mucho más repercusión al debate sobre el dopaje". "La palabra dopaje se escuchará más que si no hubiera venido", afirmó el director, quien agregó que "es duro dejar fuera a uno de los mejores del mundo". Jourdy citó a su compatriota Alain Gallopin al asegurar que "el caso Contador es muy particular" y se escudó en esa especificidad para reconocer "el beneficio de la duda" al español. "De ahí a que esté en la carrera,...", afirmó dubitativo. Para el Movimiento por un Ciclismo Creíble (MCC), creado por los equipos franceses, más el Garmin-Cervelo y el Skil-Shimano, la solución pasa por la firma de un contrato ético que impida a los ciclistas con casos abiertos participar en las carreras. "En mi equipo Contador no hubiera participado en el Tour", afirmó Bernaudeau, que forma parte del MCC, lo que le impone una cláusula para descartar a ciclistas investigados. Menos preocupado parece Didier Rous, responsable deportivo del Cofidis, quien afirmó que "si los reglamentos le dejan participar, por qué no lo va a hacer". "Es evidente que se hablará más de dopaje, pero cuando alguien tiene un derecho y lo ejerce poco se puede hacer", afirmó. A diferencia de Bernaudeau, Rous aseguró no tener claro que descartaría a un ciclista como Contador en caso de encontrarse en una situación parecida. Thomas Voeckler, líder del Europcar, no parece impresionado por la presencia de Contador en el Tour, que inscribe en la tradición de sospechas de dopaje que rodean el ciclismo. "Ya he visto cosas como estas desde que estoy en el mundo de la bicicleta", dijo el ciclista quien afirmó que no le molesta que esté Contador porque su objetivo no pasa por luchar por la clasificación general. "Si tuviera fuerzas para quedar entre los tres primeros tendría otro discurso, pero no es el caso", afirmó. Lo que todos tienen claro es que el caso Contador dará que hablar en el próximo Tour, que comenzará el 2 de julio en la región de la Vendée, en la costa atlántica francesa. "Lo peor que nos podría pasar es que el público comience a silbar a Contador. Ya viví eso con (Michael) Rasmussen", afirmó el director del Europcar en referencia al danés que se retiró cuando era líder del Tour de 2007 por las fuertes sospechas de dopaje. Silbidos o no, el de Pinto tendrá muchos problemas para convencer al público francés. En una reciente encuesta publicada justo antes de que hiciera pública su decisión de correr la ronda gala, un 63 por ciento de los galos estimaban que no había sitio para él en el pelotón de la carrera.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×