Cambio de Adrián González, benéfico para Red Sox y Padres

Anthony Rizzo, uno de los mejores prospectos de los Red Sox fue la clave para que el ‘Titán’ aterrizará en Boston; Adrián es el mejor de los patirrojos en la campaña
 Anthony Rizzo, uno de los mejores prospectos de los Red Sox fue la clave para que el ‘Titán’ aterrizará en Boston; Adrián es el mejor de los patirrojos en la campaña
Boston, Massachusetts -
  • Adrián afirmó que está feliz de haber llegado a los Red Sox, tras militar con Padres

Cuando el gerente general de los Padres, Jed Hoyer, y su homólogo de los Medias Rojas, Theo Epstein, negociaron el mega-cambio en que Adrián González pasó de San Diego a Boston, hubo una constante en cada propuesta: Anthony Rizzo. Hoyer quería adquirir al prospecto, y si Esptein conseguía al mexicano González, no habría cupo para un primera base en Nueva Inglaterra, por más calidad que tuviera. Entonces Epstein envió a Rizzo, junto a Casey Kelly, el boricua Reymond Fuentes y Eric Patterson a los Padres a cambio de González. Seis meses después, González y Rizzo estuvieron charlando en la primera base durante el primer juego de la serie entre ambos equipos en el Fenway Park de Boston. "Fue positivo para todos" dijo el manager de los Medias Rojas, Terry Francona, acerca del cambio. "Para adquirir a 'Gonzi', tienes que conceder peloteros buenos y (Rizzo) ciertamente lo es." De su parte, Hoyer tiene la tarea clásica de construir con una nómina limitada. "Estamos tratando de construir un equipo con muchos jóvenes buenos", expresó el ejecutivo. "El canje por Adrián fue el primer paso hacia eso. No podemos tener éxito sin una buena cantidad de jóvenes buenos en el terreno. No podemos darnos el lujo de agregar peloteros vía agencia libre." De su parte, Rizzo ha aprovechado para estar ya en Grandes Ligas, con una organización que sí tuvo espacio para el en sus filas. "Si las cosas no hubieran cambiado en el invierno, estaría probablemente en Doble-A ahora mismo", dijo el joven, quien fue elegido por Boston en el draft amateur del 2007. "Tengo una gran oportunidad con los Padres." Rizzo, quien ha superado el cáncer, fue subido por San Diego luego de batear .365 con 16 jonrones y 63 empujadas en 52 partidos con Triple-A Tucson este año. "Definitivamente puse como meta estar aquí en el Fenway", dijo Rizzo. "No sabía si era algo realista, pero empecé bien, seguí así y aquí estoy." A nivel de la Gran Carpa lleva promedio de .161, con ocho bases por bolas y 12 ponches en 11 partidos. "Anthony tiene buena cabeza", dijo el manager de los Padres, Bud Black. "Con el tiempo será un buen pelotero de Grandes Ligas." Rizzo afirma que no piensa en la tarea de sustituir a un primera base tan bueno como González, quien fuera la cara de la franquicia de los Padres, una figura de mucha clase fuera del terreno y un jugador formidable dentro de él. Para González, su nuevo hogar representa un cambio radical. En vez de tratar de hacerlo todo, el mexicano se unió a un equipo ya con un lineup poderoso y con aspiraciones a la Serie Mundial. "Creo que lo disfruta", dijo Hoyer acerca de González. "Hablé con Adrián y su representante mucho porque, obviamente, hablamos un poco de la posibilidad de mantenerlo en San Diego. Pero la parte económica no lo permitió. Ahora creo que está entusiasmado. El gran escenario le sienta bien. Y le va bien." González conectó por lo menos 24 jonrones en cada temporada con los Padres, pero nunca bateó .300 con 30 cuadrangulares o más en una misma campaña. Ahora con Boston, luego de 72 juegos, tiene promedio de .353 y lleva una proyección de 34 vuelacercas y 146 impulsadas. El "Titán" afirma que las dimensiones del Fenway Park lo han tratado bien, comparado con el PETCO Park de San Diego, que les conviene más a los pitchers. "Creo que dije en la rueda de prensa (para anunciar el canje) que pensé que sería un monstruo aquí", dijo Hoyer. "Soy el primero en reconocer que muchas veces a las (4 p.m. Hora del Pacífico) pongo los juegos de los Medias Rojas. Todos esos batazos que eran atrapados en la zona de seguridad (en San Diego) ahora chocan contra el Monstruo Verde (en el jardín izquierdo del Fenway)." Y claro, también ayuda el hecho de estar rodeado de grandes bateadores en Boston. "En nuestro lineup no pudimos protegerlo tanto", afirmó Hoyer. "Él era el enfoque de nuestra ofensiva cuando estaba aquí, y creo que los otros equipos le ponían énfasis a eso", dijo Black. "Ya me imagino lo que decían al revisar los scouting reports. Probablemente decían, 'No dejes que González te gane'. Es algo que veíamos juego por juego-lo bueno que es." La forma respetuosa de González ha hecho que sus nuevos compañeros hablen muy bien de él. Y el aceptar ir de la primera base-donde ganó un Guante de Oro en el 2008 y el 2009-a los jardines para los juegos interligas, para que el dominicano David Ortiz pueda jugar en la inicial, es otra muestra de su disposición de hacer lo que se requiera para ayudar a ganar a su nuevo equipo. "Ha sido bien divertido", dijo González, quien todavía revisa el boxscore de los Padres todas las noches al llegar a su casa. "Cuando ganas esta cantidad de juegos, siempre es divertido. El plan es hacerlo todas las noches. Enfocarnos en este día."

CON INFORMACIÓN DE LA MLB

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×