Recibe nuestro newsletter
 

Mark Sánchez carga con las esperanzas de los Jets esta campaña

Mark Sánchez dirige las prácticas con miras al Súper Bowl. (Foto: Getti)
Mark Sánchez dirige las prácticas con miras al Súper Bowl. (Foto: Getti)

MEDIOTIEMPO | Agencias
Florham Park, Nueva Jersey, martes 2 de Agosto del 2011

  • Este es el año en que se debe llegar al Súper Bowl, dijo
Mark Sánchez permaneció de pie, a un costado del terreno, conversando con Plaxico Burress. Le hizo algunas indicaciones a la ofensiva en el campo de prácticas y analizó lo que había observado con su nuevo receptor.

Unos minutos después, el quarterback de los Jets entró a dirigir el ataque, gritó algunas señales e hizo notar lo que detectaba en la defensiva contraria. Sánchez lucía como el jefe.

Esa es la situación ahora para el mariscal de campo de ascendencia mexicana, sobre cuyos hombros están las esperanzas de Nueva York de avanzar al Super Bowl.

"En este primer par de años no he estado seguro de qué decir ni de cuándo decirlo", relató. "Y ahora es el momento de seguir mis instintos, decir las cosas y simplemente exigir el respeto de todos y exigir que todos den lo mejor en el campo. Necesito poner en orden todo y de eso se trata este campamento".

Sánchez ha ayudado ya a que los Jets lleguen a la final de la Conferencia Americana en sus primeras dos campañas y ha jugado bien durante los playoffs. Este es el año en que los Jets deben llegar al Super Bowl, consideró el entrenador Rex Ryan, pero mucho de ello depende de cuánto pueda mejorar Sánchez.

"Sólo hay una meta cada año para todos aquí", dijo el quarterback. "Desde los cocineros en la cafetería hasta los encargados del acondicionamiento físico y del entrenamiento y desde luego nosotros, compartimos esa meta, comenzando conmigo".

¿Hay presión? Desde luego, pero sus compañeros creen en él, y eso es relevante.

"Pasé algún tiempo con Mark antes de esta pretemporada, y lo vi trabajar", dijo el receptor Jerricho Cotchery. "Se lo toma en serio".

La personalidad alegre de Sánchez se sigue manifestando en las salas de reuniones. Hace bromas a sus entrenadores y compañeros. Pero cuando hay que trabajar, no hay nadie más concentrado que él.

"El hace bromas tontas y las seguirá haciendo", dijo Cotchery, entre risas. "Pero también tiene un lado serio, como si nos dijera: 'Todo depende de mí'. Esa es la actitud que veo ahora. Nos dice: 'Síganme, he trabajado y espero que todos lo hagan también'. Está listo para liderar este equipo".

Sánchez ha tenido algunos pasajes brillantes, junto con otros en los que ha tomado malas decisiones que han costado victorias a su equipo. Pero esos malos partidos parecen eclipsados por el hecho de que frecuentemente halla la forma de llevar a los Jets al triunfo en los momentos más importantes.

Después de todo, Sánchez tiene cuatro victorias de postemporada, lo que es ya un récord de la franquicia, superando incluso al legendario Joe Namath.

[AP]

Comentarios