Isinbayeva fuera del podio; Murer, Campeona en salto con garrocha

La brasileña Fabiana Murer, campeona mundial en pista cubierta se llevó el oro con una marca de 4,85; Isinbayeva se fue hasta el sexto sitio
 La brasileña Fabiana Murer, campeona mundial en pista cubierta se llevó el oro con una marca de 4,85; Isinbayeva se fue hasta el sexto sitio
Daegu, Corea del Sur (Reuters) -
  • Isinbayeva no pudo saltar más del 4.65; Murer quedó Camepona en Daegu

La brasileña Fabiana Murer, campeona mundial en pista cubierta, alcanzó la cima de su carrera deportiva al refrendar con una marca de 4,85 su título al aire libre en presencia de la más grande, la rusa Yelena Isinbayeva, que se quedó fuera del podio, sexta con 4,65. Tal vez pensando que era la de siempre, la "zarina de la pértiga" empezó a saltar después que todas, cuando la barra se situó a 5,65 del suelo, y superó esa altura limpiamente. Lejos estaba de pensar que no podría con una sola altura más. Murer llegó sin un solo fallo hasta que el listón se colocó a 4,80. Ahí necesitó dos saltos, a diferencia de la alemana Maryina Strutz, que pasó a la primera. Pero la brasileña, número uno mundial en 2010 después de seis años de hegemonía de Isinbáyeva, superó también los 4,85 y sentenció la batalla. Hubo una rusa en el podio pero no fue Isinbáyeva. Svetlana Feofanova logró su mejor salto del año para colgarse la medalla de bronce por delante de la líder mundial del año, la estadounidense Jennifer Suhr, que competía con molestias en la espalda. Isinbayeva, en posesión de 27 récords mundiales, pretendía restaurar su reputación dos años después de fallar en la primera altura que intentaba (4,75) en la final de Berlín, volver a fracasar en los Mundiales en pista cubierta de Doha 2010 y tomarse un año sabático para ordenas sus ideas. Campeona mundial en Helsinki 2005 y Osaka 2007, Isinbáyeva competía en Daegu ya sin el aura de invencible que la acompañaba hasta 2009. Dejó a su entrenador, Vitaly Petrov, para volver a llamar a las puertas de su técnico de toda la vida, Evgeny Trofimov, que acogió con cariño a la "hija prodiga". Durante la retirada estratégica de Isinbáyeva el panorama de la pértiga ha conocido una floración de nuevos valores encabezada por Muhrer y Suhr, subcampeona olímpica en Pekín. La polaca Anna Rogowska, campeona en Berlín 2009, ha terminado última con 4,55.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×