Preguntas y respuestas sobre el paro en la NBA

Ahora que los jugadores de la NBA han decidido disolver su sindicato y trasladar a los tribunales su conflicto laboral con los dueños, han cedido una importante cuota de control sobre el proceso.
Ahora que los jugadores de la NBA han decidido disolver su sindicato y trasladar a los tribunales su conflicto laboral con los dueños, han cedido una importante cuota de control sobre el proceso.
 Ahora que los jugadores de la NBA han decidido disolver su sindicato y trasladar a los tribunales su conflicto laboral con los dueños, han cedido una importante cuota de control sobre el proceso.
Nueva York, Nueva York -
  • Los basquetbolistas presentaron demandas contra la liga por prácticas antimonópolicas
  • El conflicto puede prolongarse por meses, inclusive años, a menos que las partes se pongan de acuerdo

Ahora que los jugadores de la NBA han decidido disolver su sindicato y trasladar a los tribunales su conflicto laboral con los dueños, han cedido una importante cuota de control sobre el proceso. Los basquetbolistas presentaron demandas contra la liga por prácticas antimonópolicas, una querella en California y la otra en Minnesota, con el fin de incrementar la presión sobre los propietarios, luego que las negociaciones en busca de nuevo contrato colectivo naufragaron el lunes. Esto abre el compás para lo que se perfila como un interminable cruce de recursos legales, que puede prolongarse por meses, inclusive años, a menos que las dos partes se pongan de acuerdo. Un ejemplo: La NBA envió una carta al juez a cargo de la demanda radicada en Nueva York, en la que argumenta que la acción de los jugadores al disolver su gremio confirma el punto de vista de la liga de que el sindicato lo había planeado desde el primer día. Los jugadores no vacilaron en responder, aseverando que la decisión que tomaron no debe impedirle el juez federal Paul Gardephe en cuanto a rechazar el recurso presentado por la liga. Este es un repaso a lo que ocurre en el conflicto y lo que podría darse próximamente. P: ¿Cuál es la diferencia entre el conflicto reciente de la NFL y el de la NBA? R: La mayor es el momento en que los sindicatos decidieron desintegrarse. El de la NFL lo hizo en marzo, casi seis meses antes del inicio de la temporada regular. Lo hicieron porque su acuerdo colectivo previo estipulaba que si los jugadores seguían bajo un gremio tras cumplirse la vigencia del contrato, no iban a poder disolverse durante seis meses. Fue así que la descertificación del sindicato se hizo el mismo día que expiró el contrato, lo que le dio a las partes varios meses para trasladar el conflicto a los tribunales sin afectar la temporada. La NBA no tenía esta cláusula. Los jugadores negociaron todos estos meses e incluso después que se canceló el calendario del primer mes de la campaña. El problema es que se ha perdido ya dinero y partidos, mientras el conflicto está envuelto en la telaraña legal. "Los dueños de la NFL y los jugadores tuvieron tiempo para permitir que la batalla legal se dirimiera. No es lo mismo con los de la NBA", dijo Gabe Feldman, director de una cátedra sobre jurisprudencia deportiva en la Universidad de Tulane. "Esto tiene que ser algo rápido, y lamentablemente en nuestro sistema legal no existen muchos canales para hacerlo". P: ¿Por qué dos demandas antimonopolio? R: Hay varios motivos. La primera es porque los jugadores ya no están bajo la tutela del sindicato, están en libertad de hacer lo que quieran. Un grupo, en el que figuran los astros Carmelo Anthony y Kevin Durant, presentó la demanda en el norte de California. El otro, con el novato Derrick Williams, lo hizo en Minnesota. No hay nada de casual en esas instancias judiciales. La corte federal en San Francisco está bajo la jurisdicción de un tribunal federal de apelaciones, que es considerado como el más proclive de los 13 en cuanto a favorecer a los empleados. El tribunal en Minnesota ha sido donde durante dos décadas se han dirimido los conflictos en la NFL, con muchas victorias para los jugadores. Los dueños lo hicieron en Nueva York, donde han salido triunfantes varias veces en el pasado. Es posible que insistan que los casos se transfieran a Manhattan. Feldman dice que el sitio podría ser el factor clave. P: ¿Se puede negociar en medio de los litigios? R: Sí y no. Los dirigentes del sindicato ya no tienen la facultad para negociar y llegar a un acuerdo en nombre de los jugadores. Lo que puede ocurrir, y se produjo en la NFL, es que abogados y representantes de las partes puedan sentarse a negociar bajo la figura de que buscan un acuerdo sobre asuntos antimonopolio. Hunter y los abogados que representan a los jugadores deben tener mucho cuidado en esas negociaciones. El actuar como un líder que toma decisiones puede darle la razón al argumento de la liga, de que la disolución del sindicato fue una farsa y un táctica para negociar. P: ¿Desintegrar el sindicato sirvió a los jugadores de la NFL? R: Depende de la definición de la palabra "sirvió". Es cierto que la NFL y sus jugadores llegaron un acuerdo sin que la temporada se viera afectada. También es cierto que una jueza llegó a fallar a favor de los jugadores anulando el paro patronal durante una semana. Pero esa decisión fue luego desestimada tras una apelación que podría influir en la resolución del conflicto de la NBA. Feldman considera que los dueños de la NFL estuvieron más motivados en negociar la repartición de 9.000 millones de dólares en ingresos, algo que pesó más que el temor de perder en un juicio por prácticas de monopolio. "Los dueños de la NFL no decían que estaban perdiendo dinero o que su estructura estaba rota", dijo Feldman. "En la NBA sí hay muchos dueños que aseguran que están perdiendo dinero y que dicen que la estructura de la liga está rota. Por eso es que la posición de los dueños es un poco más intransigente".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×