Lochte tuvo año dorado y relevó a Phelps al frente de la natación

El estadounidense Ryan Lochte tomó el relevo de su compatriota Michael Phelps al frente de la natación mundial en 2011, en un año en el que los españoles fracasaron en los Mundiales de Shanghái.
 El estadounidense Ryan Lochte tomó el relevo de su compatriota Michael Phelps al frente de la natación mundial en 2011, en un año en el que los españoles fracasaron en los Mundiales de Shanghái.
Ciudad de México (Reuters) -
  • Lochte ganó cinco medallas de Oro en la piscina de Shangai este año

El estadounidense Ryan Lochte tomó el relevo de su compatriota Michael Phelps al frente de la natación mundial en 2011, en un año en el que los españoles fracasaron en los Mundiales de Shanghái, la cita más importante del año y destacaron en los Campeonatos de Europa de piscina corta. La representación española en los Mundiales de China la volvió a salvar, una vez más, el equipo de natación sincronizada que ganó seis medallas, una de plata de Andrea Fuentes en el ejercicio individual y cinco de bronce entre el dúo y el equipo. En la piscina principal de Shanghái, Lochte subió cinco veces al escalón más alto del podio y batió uno de los dos récords mundiales, el de los 200 libre, que se han rebajado desde que en 2010 se prohibiera competir con los bañadores fabricados con material plástico. El nadador de Nueva York ganó los 200 y 400 estilos; los 200 libre, 200 espalda y 4x200 libre. Por su parte, Phelps, que dominó la natación mundial desde los Mundiales de Barcelona 2003 y tiene en su palmarés, con ocho preseas, el mayor número de oros olímpicos en unos mismos Juegos, en Pekín 2008, además de otras ocho de Atenas 2004, consiguió en Shanghái siete medallas, entre ellas cuatro de oro, dos de ellas en los relevos. El nadador de Baltimore perdió los duelos directos con el de Nueva York y se impuso en los 100 y 200 mariposa, y en los relevos 4x100 estilos y 4x200 libre, fue segundo en los 200 libre y los 200 estilos y bronce en el 4x100 libre. El otro récord del mundo que cayó fue el de 1.500, el más antiguo de todos los de la tabla y que estaba vigente desde 2001 en Fukuoka (Japón) en poder del australiano Grant Hackett. El chino Sun Yang estableció una mejor marca en los 1.500 metros libre con 14:34.14. El récord de Grant Hackett estaba en 14:34.56 y resistió durante los años de los "bañadores de plástico". El brasileño César Cielo brilló en esos campeonatos con dos medallas de oro en los 50 mariposa y los 50 libre. Dos títulos que le sirvieron para olvidar en parte el caso de dopaje en el que se vio envuelto en mayo. Cuatro nadadores brasileños, Cielo, Henrique Barbosa, Nicholas dos Santos y Vinicius Waked, dieron positivo por furosamida, un diurético, en mayo, después de una competición nacional en Río de Janeiro. La Federación Brasileña les amonestó por éste positivo, pero la Federación Internacional recurrió ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS). El TAS, ya con Cielo en Shanghái, dio la razón en parte a los brasileños y absolvió a éste, a Barbosa y Dos Santos, y condenó a Waked a dos años por reincidente. Otro nadador brasileño, el espaldista Thiago Pereira, se convirtió en el deportista de su país con más medallas en unos Panamericanos, con seis en Río de Janeiro en 2007 y otras tantas Guadalajara en 2011. En Guadalajara, Cielo ganó cuatro, mientras Paola Espinosa sumó tres oros en clavados. Los saltadores chinos coparon los oros de la competición de clavados en Shanghái; las rusas los de natación sincronizada e Italia se proclamó campeona del mundo al derrotar (8-7) a Serbia en la final masculina y Grecia pudo (9-8) con la anfitriona, China, en la femenina.  

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×