McNamee admite que cambió su versión sobre Clemens

En otro día de interrogatorios que agotó la paciencia de todos los participantes, el acusador de Roger Clemens ubicó en el día equivocado de la semana una fiesta en la piscina de José Canseco y...
 En otro día de interrogatorios que agotó la paciencia de todos los participantes, el acusador de Roger Clemens ubicó en el día equivocado de la semana una fiesta en la piscina de José Canseco y confundió los años en que inyectó la hormona de crecimie
Washington, Estados Unidos -
  • El jurado se empieza a desesperar con juicio lento 

En otro día de interrogatorios que agotó la paciencia de todos los participantes, el acusador de Roger Clemens ubicó en el día equivocado de la semana una fiesta en la piscina de José Canseco y confundió los años en que inyectó la hormona de crecimiento humano a Debbie Clemens. Si los miembros del jurado todavía mantenían la atención es otro asunto: volvieron a expresar su preocupación por el ritmo lento de un juicio por perjurio al que aún le faltan semanas, y el juez opinó que el abogado de Clemens estaba "confundiendo a todo el mundo". Brian McNamee, quien declaró el jueves por cuarto día, se mantuvo firme en su testimonio de que inyectó a Clemens esteroides desde 1998 hasta 2001 y la hormona de crecimiento humano en el año 2000. McNamee reconoció una vez más que su recuerdo sobre algunos detalles ha cambiado a lo largo de los años, y que inicialmente dijo algunas mentiras durante la investigación sobre drogas en el béisbol llevada a cabo por agentes federales y el ex senador George Mitchell. El abogado de Clemens, Rusty Hardin, intentó explotar esas contradicciones, incluso si eso significaba desviar el caso de la cuestión principal sobre si Clemens realmente consumió sustancias para potenciar su rendimiento. El lanzador siete veces ganador del premio Cy Young es acusado de mentir cuando declaró ante el Congreso en 2008 que nunca consumió esteroides u hormonas de crecimiento humano. "¿Alguna vez le dijo al senador Mitchell que inyectó a Roger Clemens aproximadamente cuatro veces en el trasero durante un período de dos semanas en el año de 1998?", preguntó Hardin. "Es posible", respondió McNamee. "Si en efecto se lo dijo ... ¿eso sería una mentira?" preguntó Hardin. "Sí, lo sería", dijo McNamee, quien declaró esta semana que inyectó a Clemens entre ocho y 10 veces durante la temporada de 1998 que Clemens jugó con los Azulejos de Toronto. McNamee afirmó de nuevo que había minimizado el número de inyecciones para tratar de ayudar a Clemens. "Yo quería hacer que no pareciera como si el fuera un consumidor de esteroides más grande de lo que era .... nunca mentí sobre el uso, sólo las cantidades", dijo. Hubo varios intercambios similares como parte del objetivo de Hardin de retratar a McNamee como un mentiroso empedernido. Hardin también exhibió un calendario para demostrar que una fiesta en la piscina de la casa del ex toletero cubano Canseco en 1998 fue un martes; McNamee siempre ha recordado que ocurrió un sábado. McNamee entonces iba y venía tratando de ubicar la fecha en que inyectó a la esposa de Clemens con la hormona de crecimiento humano en la casa de Clemens en Texas — su versión cambiaba entre el receso de la temporada 2003-04 y el de la temporada 2002-03_. "Podría estar confundido", dijo McNamee. No está claro si el enfoque disperso del abogado — saltando de tema en tema con preguntas complejas que provocan objeciones frecuentes del fiscal— le ganará puntos con jurado. Un juicio serio que podría terminar enviando a uno de los mejores beisbolistas de todos los tiempos a la cárcel estuvo el jueves salpicado de intercambios que sonaban más como los diálogos de una comedia. En algún momento, por ejemplo, Hardin trató de que McNamee admitiera que nunca dijo a Clemenes que estaba discutiendo con las autoridades federales el supuesto consumo de drogas del pitcher. McNamee dijo que Clemens nunca preguntó. "¿Cómo pudo haber preguntado si no sabía?", preguntó Hardin. "¿Cómo podría haberle respondido si él no me preguntaba?", respondió McNamee. "¿Está hablando en serio?", lo increpó el abogado.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×