Nunca dudé de mi juego ante Djokovic: Federer

El suizo Roger Federer afirmó tras clasificarse para su octava Final de Wimbledon que no había empezado a albergar dudas sobre su juego, a pesar de que no se impone en un Grand Slam desde...
 El suizo Roger Federer afirmó tras clasificarse para su octava Final de Wimbledon que no había empezado a albergar dudas sobre su juego, a pesar de que no se impone en un Grand Slam desde principios de 2010 y no accedía a la última instancia.
Londres, Inglaterra (Reuters) -
  • El suizo Roger Federer afirmó tras clasificarse para su octava Final de Wimbledon que no había empezado a albergar dudas sobre su juego, a pesar de que no se impone en un Grand Slam desde principios de 2010 y no accedía a la última instancia de un gran torneo desde el Roland Garros de 2011.

    "No había empezado a dudar de mí mismo, incluso después de caer el año pasado en los Cuartos de Final (en Wimbledon). Fue duro aceptar aquella derrota, pero, por fin, vuelvo a estar en la final", señaló Federer después de imponerse al número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic, en la central del All England Club. El suizo, a punto de cumplir 31 años, opta el domingo a su séptimo Grand Slam sobre hierba, los mismos que logró el estadounidense Pete Sampras, y a recuperar el número uno en el ránking de la ATP. Federer se encontrará al otro lado de la red en la final al británico Andy Murray, o bien al francés Jo-Wilfried Tsonga (verdugo de Federer el pasado año sobre la hierba de Wimbledon), que disputan hoy la segunda semifinal en la pista central del All England Club. "Siempre he dicho que en cualquier país me encanta jugar con el héroe local, y eso es exactamente lo que Murray es en Wimbledon", señaló Federer sobre un jugador que concentra las esperanzas del público británico para ganar un título que no se queda en el Reino Unido desde 1936, cuando lo ganó Fred Perry. Federer se impuso hoy por decimoquinta vez en su carrera a Djokovic, en el primer encuentro que ambos disputaban sobre hierba, una superficie que premia a los buenos sacadores y dificulta la reacción al tenista que va por detrás en el marcador. "La superficie hizo que el partido fuera distinto, para ser sincero. Casi no tuvimos intercambios en los primeros dos sets, algo que me resultó sorprendente. Jugamos un tenis de primeros golpes", describió el suizo. Federer, que se enfrentó hoy a un tenista de 25 años que vivió en 2011 la explosión de su juego (Djokovic ha ganado cuatro de sus cinco Grand Slam entre 2011 y 2012) señaló que la hierba hizo de su duelo con el serbio un partido "no tan físico, más explosivo, quizás más impredecible". El suizo arrebatará si gana el domingo el número uno del ránking a Djokovic, que se situó en la primera posición de la ATP precisamente el año pasado, en este mismo escenario, pasando por delante entonces del español Rafael Nadal. Federer, el tenista que más finales de Grand Slam ha disputado (24, con la del domingo), será el primero en la historia en jugar ocho finales de Wimbledon. Tras el éxito frente a Djokovic, Federer subrayó que su trabajo no ha concluido en el All England Club: "El torneo aún no ha terminado. Hoy no rompí a llorar, ni caí al suelo sobre mis rodillas, ni pensé que ya he logrado todo lo que quería", dijo el suizo.  

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×