La Lucha Olímpica en las MMA

Con la fiebre deportiva desatada por todo el mundo con los Juegos Olímpicos de Londres 2012, las MMA no se quedan fuera de toda esta algarabía y lo primero que me viene a la mente es la cantidad...
Con la fiebre deportiva desatada por todo el mundo con los Juegos Olímpicos de Londres 2012, las MMA no se quedan fuera de toda esta algarabía y lo primero que me  viene a la mente es la cantidad de luchadores que han hecho historia en UFC.
 Con la fiebre deportiva desatada por todo el mundo con los Juegos Olímpicos de Londres 2012, las MMA no se quedan fuera de toda esta algarabía y lo primero que me viene a la mente es la cantidad de luchadores que han hecho historia en UFC.

Por: Eduardo Martell

  • Varios peleadores como Caín Velásquez tienen como especialidad la lucha

Con la fiebre deportiva desatada por todo el mundo con los Juegos Olímpicos de Londres 2012, las Artes Marciales Mixtas (MMA por sus siglas en inglés) no se quedan fuera de toda esta algarabía y lo primero que me  viene a la mente es la cantidad de luchadores que ha hecho historia en el UFC. Para la base de atletas estadounidenses que son parte del UFC, la lucha olímpica (libre o grecorromana) es la base de la que salen estos jóvenes para convertirse en peleadores de MMA. Varias son las razones de esta relación entre las MMA y la lucha olímpica. Lo primero es el gran desarrollo de la lucha en programas de High School y en universidades por todo el país, junto la tradición que tiene y también las becas que les permiten a los atletas completar sus estudios universitarios. La lucha es un deporte legendario que tiene presencia en muchos países, de diferentes maneras, y que llegó a los Juegos Olímpicos de la Antigüedad tan distante como en el año 776 A.C. Desde esos años, en la Antigua Grecia, los atletas competían para determinar quién era el mejor luchador. Incluso, la lucha junto al atletismo son las disciplinas más antiguas en la historia de los deportes olímpicos. Es decir, el hombre siempre quiso saber quién era el que más corría y quién era el que mejor peleaba. Junto a la mitología, la literatura y la filosofía, los griegos antiguos disfrutaban mucho de la lucha, deporte que obliga a los competidores a mostrar fuerza, destreza, corazón y mucho más. De los griegos, la tradición pasó a los romanos, quienes también desarrollaron el deporte y de ahí, en la Edad Media, en muchos lados de Europa, la tradición de la lucha se mantuvo viva hasta que llegaron los Juegos Olímpicos Modernos. Esos que comenzaron en 1896 y que hoy, más de 100 años después, se están efectuando en la capital del Reino Unido. La lucha grecorromana fue parte de los primeros Juegos Olímpicos modernos, mientras que la lucha libre se agregó para la edición de San Luis en 1904. Desde ese momento, ambas modalidades han sido parte integral de la tradición olímpica y para las MMA, la lucha ha sido la fuente de muchos de los grandes que han pasado por este deporte que hoy celebramos y disfrutamos con tanta pasión. Cuando vemos que el UFC comenzó en 1993 y que en su aún joven historia muchos han sido los que se han destacado, viniendo de la lucha olímpica, nos damos cuenta de la fuerte relación entre ambas disciplinas. La lucha, junto a otras modalidades, como el judo, karate, kickboxing, taekwondo y el jiu-jitsu alimentan las MMA y producen grandes campeones. Los más destacados representantes de la lucha en las MMA han salido, sin duda alguna, de Estados Unidos. Desde los primeros años, protagonistas de la talla de Dan Severn, Kevin Randleman y Mark Coleman, enriquecieron el UFC y mostraron que se podía hacer muy bien la transición de la lucha olímpica a las MMA. Ellos tres fueron campeones del UFC y Coleman participó en los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992. Después de estos pioneros, vino el grupo de Randy Couture (luchador alterno para los JJOO de 1992 y 1996), Tito Ortiz, Matt Hughes y Dan Henderson (dos veces olímpico en Barcelona y Atlanta). Este grupo hizo historia, pues todos ellos fueron campeones y Ortiz, Hughes y Couture fueron exaltados al Salón de la Fama del UFC. El éxito de todos ellos abrió el camino para que una nueva generación de luchadores viera la posibilidad de que una vez terminada la carrera olímpica, las MMA y el UFC eran una variante real y de muchas posibilidades para seguir la carrera deportiva. La experiencia en lucha de Cain lo ha ayudado con strikers como KongoLa experciancia en lucha de Cain lo ha ayudado con strikers como Kongo En la actualidad, hay campeones (Jon “Bones” Jones y Dominick Cruz) y también otros que se destacan en el UFC, como Caín Velásquez, Josh Koscheck, Chris Weidman, Johny Hendricks, Frankie Edgar, Phil Davis, Mark Muñoz, Chael Sonnen y otros que son parte del UFC y han sido campeones o retadores al preciado cinturón dorado en sus respectivas divisiones. Mención especial para Brock Lesnar, ya retirado, quien después de muchos años sin practicar la lucha, vino al UFC y logró coronarse campeón de peso pesado con muy pocas peleas realizadas. Uno que no está en el UFC, pero que muy pronto estaría llegando, es Daniel Cormier, actual campeón del Grand Prix de Strikeforce y que es un peleador joven en las MMA, pero que ha demostrado que la base de lucha que posee es fundamental para el éxito que ha conseguido hasta este momento. En el 2004 quedó en cuarto lugar en las Olimpiadas de Atenas y para las de Beijing en el 2008, calificó, pero por problemas de salud no pudo participar. Si bien es cierto que es en Estados Unidos donde se ve claramente la relación en la lucha olímpica y las MMA, no quiero dejar de mencionar al campeón welter, Georges St-Pierre, quien ha comentando que uno de sus sueños era representar a Canadá en los Juegos Olímpicos. La lesión que sufrió el año pasado fue una de las razones que lo alejó de un posible viaje a Londres. Después de ver todo esto y analizar esa cantera de campeones y destacados peleadores de MMA, me queda claro que la lucha olímpica seguirá siendo un semillero para el UFC. Más ahora, que los muchachos que la practican saben que después de terminar los estudios universitarios pueden continuar con su carrera deportiva y no necesariamente dedicarse a ser entrenadores o seguir con la carrera que hayan estudiado. El espectro de posibilidades se ha ampliado inmensamente y las avenidas de oportunidades están abiertas de par en par en la medida que las MMA y el UFC siguen creciendo en Estados Unidos y el mundo entero. Muchos de los campeones olímpicos que veremos en Londres es casi seguro que en un futuro no muy lejano los veamos en el UFC, demostrando que la lucha olímpica está más viva que nunca y que la tradición milenaria de este deporte se ha enriquecido con el crecimiento de las MMA alrededor del mundo. Esa es la realidad y es, además, la prueba de que la lucha y las MMA están unidos para siempre.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×