Augusta pone fin a política de exclusión y admite mujeres

El Club Nacional de Golf de Augusta, donde se juega el Masters de Estados Unidos, uno de los torneos más importantes del mundo, puso fin hoy a una prohibición de 80 años y admitió por primera vez...
El Club Nacional de Golf de Augusta, donde se juega el Masters de Estados Unidos, uno de los torneos más importantes del mundo, puso fin hoy a una prohibición de 80 años y admitió por primera vez a dos mujeres como socias.
 El Club Nacional de Golf de Augusta, donde se juega el Masters de Estados Unidos, uno de los torneos más importantes del mundo, puso fin hoy a una prohibición de 80 años y admitió por primera vez a dos mujeres como socias.
Augusta, Georgia (Notimex) -
  • El club tiene una añeja historia de exclusión, apenas en 1990 admitió a su primer miembro de raza negra

El Club Nacional de Golf de Augusta, donde se juega el Masters de Estados Unidos, uno de los torneos más importantes del mundo, puso fin hoy a una prohibición de 80 años y admitió por primera vez a dos mujeres como socias. Durante los últimos años, la prohibición había recibido críticas y por ello decidió invitar a la ex secretaria de Estado Condoleezza Rice y a la financiera Darla Moore para que sean las primeras socias mujeres de la organización. En abril pasado, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, opinó a través de un vocero que creía que las mujeres deberían de ser admitidas. "Esta es una ocasión dichosa”, declaró en un comunicado Billy Payne, presidente del Club Nacional de Augusta, al dar a conocer los nombres de Rice y Moore, y dijo que ambas estuvieron sujetas a la misma revisión de requisitos que otros candidatos. Sin referirse al tema de género, señaló que era “un momento adecuado y positivo” y que la deliberación sobre cualquier candidato es mantenida en “estricta confidencialidad y siempre lleva un extenso período de tiempo”. El presidente Obama dio la bienvenida al anuncio a través del vocero de la Casa Blanca, Jay Carney, quien dijo a la prensa que el mandatario pensaba que la decisión tomó “demasiado tiempo en llegar, pero obviamente cree que es lo correcto a hacer". Rice, de 57 años, dijo en un comunicado que había visitado el Club del Golf de Augusta varias veces y señaló que espera “jugar, renovar y hacer nuevas amistades a través de esta muy especial oportunidad”. Tim Finchem, comisionado del PGA Tour de Golf de Estados Unidos, aplaudió también la decisión y dijo que la misma “envía un mensaje positivo y de inclusión para nuestro deporte”. La temporada en Augusta comienza en octubre y será entonces cuando por primera vez las mujeres se vestirán con el clásico saco verde, una marca distintiva del lugar que es sinónimo de este deporte. En 2002, el entonces presidente del club se negó a admitir mujeres por miedo a pérdidas en sus contratos publicitarios. Augusta tiene una larga historia de exclusión. En 1990 tuvo su primer miembro afroamericano y siete años después el ex número uno de la PGA, Tiger Woods, ganó ahí su primer 'Major'.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×