Otra dolencia de muñeca inquieta a Del Potro

A partir de 2005, Roger Federer, Rafael Nadal y Novak Djokovic se han asociado para ganar 29 de los últimos 30 títulos de Grand Slam. ¿Quién es el intruso? Se llama Juan Martín del Potro, el...
 A partir de 2005, Roger Federer, Rafael Nadal y Novak Djokovic se han asociado para ganar 29 de los últimos 30 títulos de Grand Slam. ¿Quién es el intruso? Se llama Juan Martín del Potro, el campeón del Abierto de Estados Unidos 2009.
Nueva York, Estados Unidos -
  • El intruso entre Roger Federer, Rafael Nadal y Novak Djokovic

A partir de 2005, Roger Federer, Rafael Nadal y Novak Djokovic se han asociado para ganar 29 de los últimos 30 títulos de Grand Slam. ¿Quién es el intruso? Se llama Juan Martín del Potro, el campeón del Abierto de Estados Unidos 2009. El argentino tiene motivos de sobra para tener al US Open como el que más mima entre las cuatro grandes citas del tenis. Es por algo que dice que atesora la raqueta con la que venció a Roger Federer en la final de hace tres años. "Es espectacular. A cada metro te hacen sentir un campeón", dijo Del Potro en una charla con periodistas en la antesala del torneo. "Te recuerdan que eres el campeón, aunque fue hace unos años atrás. Es mi torneo favorito, del que desde era niño soñaba de ganar". Y también disfruta de Nueva York, por el ambiente, el ruido, el caos. Pero hay un asunto que le genera inquietud, y duda al llegar arrastrando una dolencia en la muñeca izquierda. Luego de alcanzar la semifinal del Masters de Cincinnati, Del Potro se trasladó a la Clínica Mayo en Minnesota para verse con el doctor Richard Berger, el mismo que le operó la muñeca derecha en 2010. En su cuenta de Twitter, el centro médico informó que Berger le dio la luz verde a Del Potro para jugar en Flushing Meadows al descartar una lesión de ligamentos o tendones. Una foto de la cita muestra al doctor frotándole la mano izquierda al paciente, ambos sonrientes. "Estoy en un proceso de rehabilitación, del que espero ir mejorando poco a poco", dijo Del Potro. La ventaja para el argentino de 23 años es que tiene cierto margen de tiempo por haber quedado en un sector del cuadro cuya actividad debe comenzar el martes o miércoles en lugar del lunes. Su debut será contra otro argentino, David Nalbandian. "Trato de aprovechar estos días que me quedan para tratar de seguir con la recuperación. Todavía me cuesta pegarle de revés", señaló. "Estoy pegando mucho de slice, pero faltan un par de días para seguir mejorando". Lo que no quiere repetir es la experiencia del Abierto de Australia de 2010, el torneo en el que afloró la lesión en la otra mano y se arriesgó jugando: "No quiero pasar otra pesadilla", dijo. El duelo con Nalbandian despierta intriga al enfrentar a compatriotas que se encuentran en polos opuestos en sus carreras. Del Potro está en su apogeo. Nalbandian, con 30 años, no gana dos partidos seguidos en el circuito desde el torneo de Queen's a inicios de julio y en el que fue descalificado por agredir a un juez de línea. "Se siente el hecho de jugar contra otro argentino", dijo Del Potro. "Acá todos somos profesionales y cada uno hace su trabajo. En las primeras rondas siempre hay partidos difíciles y este es uno, pero por la calidad y el nivel de juego que él tiene". Nalbandian saca ventaja 3-1 en el historial frente a Del Potro, aunque el último enfrentamiento se remonta al Masters de París de 2008, con triunfo del primero. Pase lo que pase en Nueva York, donde puede vérselas en cuartos de final con Novak Djokovic, Del Potro asegura estar complacido con los resultados de su temporada. Antes valora el bronce que ganó en los Juegos Olímpicos de Londres, la primera presea de individuales ganada por un varón argentino. "Lo de la muñeca no opaca para nada lo que vengo haciendo en el año y lo que pasé acá tampoco opacará lo de la medalla. Fue histórico", aseguró Del Potro.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×