Chávez, hegemonía de un apellido sobre Argentina

El apellido Chávez tiene un legado histórico en el mundo del boxeo, mismo que ha dejado grandes recuerdos en los cuadriláteros, sobre todo con el "César del Boxeo", sin embargo, su hijo Julio...
 El apellido Chávez tiene un legado histórico en el mundo del boxeo, mismo que ha dejado grandes recuerdos en los cuadriláteros, sobre todo con el "César del Boxeo", sin embargo, su hijo Julio César quiere emular las hazañas de su mentor.
Ciudad de México -
  • Los Chávez sólo han enfrentado a cinco púgiles pamperos, no han conocido la derrota ante ellos
  • Omar Chávez es el único de los tres que no ha enfrentado a un rival argentino

El apellido Chávez tiene un legado histórico en el mundo del boxeo, mismo que ha dejado grandes recuerdos en los cuadriláteros, sobre todo con el "César del Boxeo", sin embargo, su hijo Julio César quiere emular las hazañas de su mentor y buscará la victoria ante el argentino Sergio Martínez este sábado 15 de septiembre en Las Vagas.   Los Chávez llevan una marca invicta ante púgiles argentinos, han sido cinco pamperos que han enfrentado y no han conocido la derrota, incluso, sólo el Junior llegó hasta las últimas instancias para llevarse el combate.   Si bien Omar Chávez no ha peleado contra ningún rival argentino, Julio padre e hijo sí lo han hecho y llevan una marca invicta ante peleadores de esa región sudamericana.   Con 50 peleas de experiencia JC Chávez enfrentó a su primer rival argentino, Faustino Martires Barrios, era el púgil pactado en el Stade Pierre de Coubertin de Francia el 15 de mayo de 1986, era la primera vez que el "Cesar del Boxeo" pisaba tierras europeas y la quinta defensa que hacía de su cetro Superpluma del CMB.   Gracias a las grandes dosis de jabs y ganchos a la zona hepática, Chávez retuvo su corona por la vía del cloroformo, y a partir de ahí inició la hegemonía de la familia Chávez sobre sus rivales argentinos.   Cuatro años después, Alberto de la Mercedes Cortés fue la segunda víctima de Chávez, ahora con el Palacio de los Deportes como el recinto que recibió la gala boxística de la leyenda mexicana. Además, era la segunda defensa de su cinturón Superligero del CMB que había arrebatado en mayo de 1989 a Roger Mayweather.   Julio volvió a demostrar su clase y en tres rounds derribó a su rival con un potente jab de derecha.   En la década de los 90, el "Gran Campeón Mexicano" tenía más de 75 victorias consecutivas, ya había derrotado al norteamericano Meldrick Taylor en una pelea que fue considerada épica por el gran entusiasmo y dramatismo que se vivió en el cuadrilátero por ambos.   JC peleó ante Jorge Alberto Melián el 12 de noviembre de 1991, boxeador que no poseía gran currículo en el mundo del box; el mexicano lo tumbó en el cuarto round tras una combinación derecha-izquierda.   El Auditorio Benito Juárez de Guadalajara, Jalisco, fue el escenario donde Chávez peleó por última vez ante un argentino; Silvio Walter Rojas fue el púgil en turno, además no poseía gran técnica ni pegada, tenía más bien un estilo callejero que boxístico. Además, fue una pelea que tuvo sin el consentimiento de su promotor Don King, y no expuso ninguno de sus títulos   Chávez jugó con su rival, le conectó alrededor de 20 ganchos al hígado que hicieron respirar por la boca a Rojas durante la pelea; tras un par de combinaciones letales con jabs, el argentino se desplomó en la lona para ya no levantarse.   Por su parte, Chávez Jr. sólo ha conocido sobre el cuadrilátero a un albiceleste; el 28 de marzo del 2009 se midió ante Luciano Cuello (quien un año después también enfrentó a Saúl Álvarez) en la Plaza de Toros de Tijuana, Baja California, por el Campeonato Latino Superwelter del CMB.   Cuello fue una dura prueba para el Jr., a pesar del intenso castigo al que sometió al originario de La Plata, el pleito tuvo que decidirse por la vía de las tarjetas; los jueces otorgaron 96-95, 96-94 y 97-93 al "Hijo de la Leyenda" para que obtuviera la victoria 39 en su carrera.   Chávez Jr. quiere continuar con la hegemonía de su familia sobre los argentinos, pero Sergio "Maravilla" Martínez, considerado el mejor peso medio de la actualidad, es sin duda el reto más grande que le ha llegado en su carrera.   Si quiere comenzar a forjar su propia leyenda, ganar adeptos, callar críticos y quitarse el peso de su padre, deberá derrotar con argumentos sobre el ring, si es posible, con un "maravilloso" KO al nacido en La Plata.

  • Más sobre:
  • Box
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×