'Maravilla' condiciona revancha a antidoping del Jr.

El argentino Sergio "Maravilla" Martínez ya dijo que sí accede a un combate de revancha contra Julio César Chávez Jr., pero bajo la condición de que el mexicano se someta a exámenes antidopaje con...
 El argentino Sergio "Maravilla" Martínez ya dijo que sí accede a un combate de revancha contra Julio César Chávez Jr., pero bajo la condición de que el mexicano se someta a exámenes antidopaje con estándares olímpicos.
Ciudad de México -
  • Sergio Martínez dijo que si Julio César Chávez Jr. quiere el combate de revancha deberá someterse a controles antidopaje olímpicos

El argentino Sergio “Maravilla” Martínez ya dijo que sí accede a un combate de revancha contra Julio César Chávez Jr., pero bajo la condición de que el mexicano se someta a exámenes antidopaje con estándares olímpicos. Luego de que se supiera que Chávez Jr. dio positivo por marihuana en un antidoping realizado tras la pelea que sostuvo con el “Maravilla” el 15 de septiembre pasado en Las Vegas, Nevada, ahora Sergio no quiere correr riesgos en caso de que se realice la segunda edición de su pleito. Todavía está por conocerse la sanción para el “Hijo de la Leyenda”, quien públicamente aceptó el dopaje y asumió las consecuencias que de ello deriven, pero la intención es que el segundo combate con el argentino se lleve a cabo a finales del 2013 en el Dallas Cowboys Stadium. “Si quiere boxear allí, pongo de condición a que se someta a controles olímpicos (de sangre), un mes, una semana y un día antes de la pelea”, manifestó el “Maravilla”. La intención de Martínez es sostener una pelea antes de volver a enfrentarse con Chávez Jr., pues quiere presentarse en su país en el Estadio Monumental de Buenos Aires. “Antes (de Chávez) quiero hacer otro combate. Mi idea es boxear en casa, meter a 70 mil u 80 mil personas en el Monumental de River”, indicó el púgil de 37 años de edad. De paso, el “Maravilla” volvió a criticar al boxeador mexicano, a quien consideró que lo sobreprotegieron durante su breve reinado como campeón Medio del Consejo Mundial de Boxeo. “Todas las mañanas, cuando corría, visualizaba su cara. Lo veía y las manos me dolían de tanto apretar los puños. Hubo demasiada sobreprotección para un campeón del mundo. Él no estaba preparado para boxear con los mejores y sus defensas las hizo contra gente no tan buena. ¡Si hizo tres antes de cruzarse conmigo!”, expresó el “Maravilla” en una entrevista publicada en el Diario As de España.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×