Beneplácito en EUA por regreso de árbitros regulares a la NFL

El acuerdo entre la NFL y el sindicato de árbitros (NFLRA) que permite el regreso de árbitros regulares, fue recibido hoy con gran beneplácito entre jugadores, entrenadores, aficionados, figuras...
 El acuerdo entre la NFL y el sindicato de árbitros (NFLRA) que permite el regreso de árbitros regulares, fue recibido hoy con gran beneplácito entre jugadores, entrenadores, aficionados, figuras de otros deportes e, incluso, políticos.
Miami, Florida (Notimex) -
  •  La liga se vio obligada a respaldar la decisión de los árbitros, aunque reconoció que hubo una falta por el empujón de Tate

El acuerdo entre la NFL y el sindicato de árbitros (NFLRA) que permite el regreso de árbitros regulares, fue recibido hoy con gran beneplácito entre jugadores, entrenadores, aficionados, figuras de otros deportes e, incluso, políticos. "!Dulce!", fueron las primeras palabras de Matthew Stafford, el quarterback de Detroit, al enterarse del acuerdo gracias al cual los árbitros regulares podrán sancionar este jueves el juego de Cleveland y Baltimore, luego de tres fechas de temporada regular con jueces sustitutos. "Es muy bueno que los árbitros regulares estén de regreso, nada en contra de los otros, hicieron lo mejor que podían y uno tiene que entender eso, pero esto es la NFL y las cosas pasan muy rápido", dijo Michael Vick, el mariscal de Filadelfia en declaraciones a ESPN. "Es bueno tenerlos de regreso", comentó Erin Rogers, el quarterback de Green Bay, equipo envuelto en una jugada controversial, el pasado lunes, con la que Seattle los venció 14-12 y a raíz de la cual el regreso de los árbitros oficiales cobró mayor urgencia. Los negociadores de la NFL y la NFLRA alcanzaron el acuerdo en Nueva York la madrugada de este jueves, para un contrato colectivo de trabajo por ocho años, el más largo en la historia entre la liga y los árbitros, según el anuncio de la liga. "Apreciamos el compromiso de la NFLRA para trabajar sobre los problemas para alcanzar este importante acuerdo", dijo el comisionado de la liga, Roger Goodell, en una declaración conjunta publicada por la NFL y la NFLRA. "Nuestra junta de directores ha aprobado unánimemente la propuesta del contrato colectivo para llevarlo a una votación de ratificación", dijo Scott Green, presidente de la NFLRA, al señalar que "estamos complacidos de estar de regreso sobre el campo de juego para los partidos de esta semana". El acuerdo, que aún debe ser ratíficado por 51 por ciento de los 121 miembros del sindicato que tiene planeado reunirse el sábado en Dallas, Texas, giraba en torno a beneficios de salario, pensiones y jubilaciones de los árbitros que son empleados de tiempo parcial de la liga. Tentativamente pide aumentar el salario de los árbitros a un promedio de 149 mil dólares al año en 2011, a 173 mil en 2013, llegando a 205 mil en 2019. Así como otros beneficios del actual plan de pensiones hasta 2016 para los árbitros actuales o hasta que cumplan 20 años de servicio. En tanto, la liga a partir de la temporada 2013 tendrá la opción de contratar a un número indeterminado de árbitros a tiempo completo para trabajar durante todo el año. Los árbitros oficiales estaban en paro laboral desde junio, pero su ausencia no fue tan notoria, como la noche del lunes pasado cuando, en televisión nacional, los referis sustitutos no vieron un claro empujón de un jugador de Seattle a otro de Green Bay. En la última jugada de ese partido, Russell Wilson lanzó un pase de 24 yardas a la zona de anotación, cuando Seattle perdía 12-7 ante Green Bay. El receptor Tate empujó a un defensor con ambas manos y luego Tate y el safety de Green Bay, Jennings, forcejearon por el balón. Los árbitros se lo dieron a Tate y Seattle ganó 14-12. La liga se vio obligada a respaldar la decisión de los árbitros, aunque reconoció que hubo una falta por el empujón de Tate. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, conminó entonces a las partes en el conflicto laboral a resolver "pronto" el cierre patronal, mientras que las casas de apuestas en Las Vegas calcularon que unos 300 millones de dólares cambiaron de destinatario por esa decisión. En una liga que es considerada como modelo del deporte estadunidense, la incapacidad de los sustitutos para dirigir en sus veloces partidos alcanzaron proporciones de escándalo, y algunos analistas como el ex entrenador Joe Gruden calificaron el trabajo de los sustitutos como "tragicómico". Como resultado del trabajo inconsistente hubo fricciones y entrenadores como Bill Belichick, de Nueva Inglaterra, recibió una multa de 50 mil dólares por haber tratado de sujetar del brazo a un árbitro al tratar de pedirle una explicación por un fallo tras la derrota de su equipo en Baltimore, el pasado fin de semana. Mientras que Kyle Shanahan, asistente de Washington, recibió otra de 25 mil dólares por insultar a los árbitros en la derrota ante Cincinnati.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×