Previa NBA División del Pacífico: Lakers quiere arrebatar corona al Heat

¿Qué es de una temporada baja sin actividad de los Lakers? Eso no existe. Los dueños de Hollywood hicieron dos transacciones que sacudieron el deporte en general.
¿Qué es de una temporada baja sin actividad de los Lakers? Eso no existe. Los dueños de Hollywood hicieron dos transacciones que sacudieron el deporte en general.
 ¿Qué es de una temporada baja sin actividad de los Lakers? Eso no existe. Los dueños de Hollywood hicieron dos transacciones que sacudieron el deporte en general.
Ciudad de México -
  • Steve Nash y Dwight Howard son las grandes adiciones de Los Ángeles Lakers
  • Chris Paul y Blake Griffin quieren consolidarse como la pareja más explosiva

L.A. Lakers (Marca 2011-2012, 41-25, Perdió en Semifinales de Conferencia ante Oklahoma City Thunder) ¿Qué es de una temporada baja sin actividad de los Lakers? Eso no existe. Los dueños de Hollywood hicieron dos transacciones que sacudieron el deporte en general. Se quedaron sin Chris Paul, pero pudieron traer al mejor armador de los últimos tiempos y el poste más dominante de nuestra época casi al mismo tiempo. La primera puja fue por Steve Nash, base canadiense proveniente de los Phoenix Suns que se encargará de repartir el juego a todas las estrellas angelinas. El segundo canje fue traer a Dwight "Superman" Howard en un cambio que mando a Andrew Bynum a Filadelphia, más jugadores de nivel promedio y selecciones de Draft a Orlando.  El Thunder, Campeón reinante del Oeste, cuenta con la "Kriptonita" necesaria para vencerlos. La juventud es algo con lo que los Lakers no cuentan. "Black Mamba" ya ronda los 34 años y sus mejores tiempos han pasado.  A excepción de Howard, todos los titulares superan los 30, situación completamente distinta en Oklahoma. En términos generales la clave estára en Nash, ya que será el encargado en repartir el balón, acción antes manejada por Kobe. Al igual que lo hacía en Phoenix, la dupla Nash-Howard utilizará frecuentemente el pick-and-roll. Será un duelo que emocionará a más de uno. Pero los Lakers, por historia tienen la obligación de pelear el trofeo Larry O'brien y tendrán que superar a OKC y el Heat para conseguirlo. L.A. Clippers (Marca 2011-2012, 40-26, Perdió en Semifinales de Conferencia ante San Antonio Spurs) El año pasado los Clippers demostraron que los Lakers no son el único equipo competitivo en Los Ángeles. Tuvieron pérdidas importantes pero la gerencia trajo jugadores de experiencia que acompañen a sus jóvenes estrellas.  Lamar Odom, Grant Hill y Jamal Crawford aportarán desde la banca si logran congeniar con la velocidad del cuadro titular; Willie Green, Ronny Turiaf y Matt Barnes, al igual que los demás, serán un gran apoyo, pero del lado defensivo.  Blake Griffin y Chris Paul se consolidaron como una de las mejores parejas jóvenes de la liga. La espectacularidad no estará peleada con la efectividad, pero el reto para el equipo es ser competitivos para llegar a la Final del Oeste.  Los Clippers serán un equipo agradable a la vista, pero tendrán que aprender a defender para luchar contra superestrellas como Kobe, Durant y Howard. Tienen fortaleza a la ofensiva, además de contar con una mezcla de experiencia y juventud que los hace un rival de cuidado para OKC y Lakers. Sacramento Kings (Marca 2011-2012, 22-44, No clasificó a Playoffs) No se debe cuestionar el talento que existe en la franquicia, sino la falta de madurez de sus "estrellas".  DeMarcus Cousins registró la temporada pasada 18.1 puntos y 11 rebotes por partido, convirtiéndolo en uno de los centros más dominantes de la liga.  El protagonismo de Cousins relegó a Tyreke Evans a segundo plano, los Kings podrían ser el próximo OKC, un equipo que en lugar de utilizar su dinero en la Agencia Libre recopiló talento en el Draft.  Los Kings son un equipo joven, que, además de la fortaleza de Cousins y el pragmatismo de Evans, cuenta con Isaiah Thomas un base que fue revelación la temporada pasada por su velocidad y visión en la duela. Thomas comandará un equipo que buscará colarse y luchar por los últimos puestos en Playoffs de la Conferencia Oeste; con un par de piezas con talento que encajen en el cuadro, podrían ser el próximo rival a vencer. Golden State Warriors (Marca 2011-2012, 23-43, No clasificó a Playoffs) Los Golden State Warriors se han desprendido de grandes talentos, ahora es un equipo que cuenta con un coach defensivo, Mark Jackson, pero con una plantilla repleta de jugadores cabalmente ofensivos. La principal fortaleza de la franquicia es atacar la canasta; la llegada de Bogut la temporada pasada cio un aliciente en el poste para hacer pareja con David Lee, empero, la salida de Monta Ellis a los Bucks dejó a Stephen Curry solo al comando del equipo. Depender de la salud de Bogut y Curry, jugadores propensos a lesiones, es un riesgo que los Warriors están dispuestos a correr. Aunado a esto, reclutaron a Harrison Barnes en la primera ronda del Draft, un buen prospecto de North Carolina con gran potencial en la ofensiva.  La periferia está bien cubierta por Jarret Jack y Curry; Lee y Bogut son dos grandotes que pueden cuidar bien la pintura. Ahora la principal preocupación es la defensiva y el estado de salud de sus jugadores clave. Si logran superar esto, Golden State podría ser una muy grata sorpresa la temporada venidera. Phoenix Suns (Marca 2011-2012, 33-33, No clasificó a Playoffs) Es muy fácil definir lo que podría ser la temporada para los Suns con la pérdida de Steve Nash, un fracaso y pelear por una alta selección en el Draft. Aunque fueron competitivos el año pasado, ahora no cuentan con su estrella para enfrentar una de las divisiones más peleadas de la liga; Goran Dragic no tiene el talento suficiente para llevar a grandes alturas al equipo, Shannon Brown primero tendrá que pelear contra su ego antes de querer ser superestrella. Marcin Gortat, clave el año pasado, no tendrá el mismo impacto con la partida del armador canadiense. Jared Dudley, Wesley Johnson y Channing Frye son grandes tiradores pero dejan mucho que desear a la defensiva. Entonces, ¿Quién verdaderamente se cargará el equipo en los momentos claves? ¿Michael Beasley, aquél que salió de Minnesota en busca de una mejor oportunidad pero con problemas emocionales? No parece ser al solución. Al igual que el año pasado, no se ve la forma en que el equipo pueda dar mucha pelea. Depende de la condición de Gortat, la intermitencia de Beasley y del aporte de alguien de la banca. Los Suns son un equipo en decadencia, en espera de la reconstrucción. 

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×