Recibe nuestro newsletter
 

Cronología de una muerte anunciada: Noé Hernández

Noe Hernández ganó la medalla de Plata en los Olímpicos de Sidney 2000. (Foto: Getty)
Noe Hernández ganó la medalla de Plata en los Olímpicos de Sidney 2000. (Foto: Getty)

Redacción | MEDIOTIEMPO
Ciudad de México, miércoles 16 de Enero del 2013

  • Noé Hernández libró alrededor de seis intervenciones quirúrgicas tras el ataque
30 de Diciembre del 2012: Noé Hernández recibió un impacto de bala en la frente en el bar 'Reyna de Los Reyes', en los Reyes, La Paz  durante la madrugada por agresores desconocidos.

30 de Diciembre del 2012: Luego del ataque, tras diversas intervenciones quirúrgicas donde le reconstruyeron la base frontal del cráneo y las dos órbitas oculares, el ex marchista mexicano perdió la visibilidad total del ojo izquierdo debido al impacto de bala.

2 de Enero del 2013:
a 72 horas del ataque, el ex medallista Olímpico despertó del coma inducido al que fue sometido. El médico que lo atendía, Carlos Castillo Rangel, afirmó que Hernández movía perfectamente las extremidades de su cuerpo y obedecía las indicaciones de los especialistas que lo atendieron.

3 de Enero del 2013: Los médicos decidieron retirarle la sonda urinaria, además que el ex marchista articuló sus primeras palabras tras el ataque con un lenguaje "coherente, pero incongruente", según el médico Castillo Rangel.

4 de Enero del 2013:
Los médicos se mostraron sorprendidos por la rápida recuperación de Hernández. Inclusive comenzó a alimentarse por sí mismo con caldo de pollo, verduras, jugos, sándwiches y se confirmó que el ojo derecho tenía poca visibilidad.

5 de Enero del 2013: El neurólogo Carlos Castillo hizo pruebas mentales al mexicano y afirmó que Noé Hernández podía emitir una declaración ministerial de lo ocurrido el 30 de diciembre. Además, el ex marchista ya caminaba por toda la clínica, se bañó e incluso habló con su secretaria particular para ver asuntos de trabajo.

6 de Enero del 2013:
El neurólogo Carlos Castillo explicó que Noé Hernández tendría la posibilidad de usar una prótesis para mejorar la precaria visión que tenía en su ojo derecho. El ex marchista sería sometido a otras pruebas para determinar si era adecuado el tratamiento.

7 de Enero del 2013: Debido a la favorable evolución de Hernández, el neurólogo Carlos Castillo confirmó que el servidor público del Estado de México sería  dado de alta de la Clínica de Neurotraumatología, ubicada en Bosques de Aragón, al siguiente día por su notable evolución.

8 de Enero del 2013:
Castillo revela que Hernández sufrió tres intervenciones de reconstrucción ósea, en las que se le colocaron siete placas de titanio e incluso señaló que el ex medallista Olímpico había mejorado la visión de su ojo derecho.

8 de Enero del 2013: Hernández abandonó el Hospital de Neurotraumatología y dio una conferencia de prensa. "Todos ustedes fueron el motor (de mi recuperación), en serio que fue muy difícil, y a pesar de que lo de la medalla fue hace mucho tiempo, darse cuenta que hay mucho gente que le intereso, familia, vecinos, medios de comunicación, es lo que me hace darme cuenta que sigo siendo parte de la historia", dijo.

9 de Enero del 2013:
Se confirmó que la rehabilitación física y neurológica de Hernández llevaría de dos a tres meses, mientras la del ojo derecho tardaría más de un año.

9 de Enero del 2013:
Hernández emitió su primera declaración de los hechos ocurridos en diciembre, sin embargo, no recordó detalles pero aseguró que se trató de un ataque directo en su contra y no de un accidente. No pudo identificar a sus agresores.

12 de Enero del 2013:
Médicos que atienden a Hernández recomendaron al menos cuatro días de reposo absoluto al ex marchista, para evitar que algún descuido pudiera alterar el proceso de recuperación tras la operación oftalmológica a la que fue sometido.

14 de Enero del 2013:
Noemí Cortés, oftalmóloga en la clínica de Neurotraumatología donde Hernández fue atendido reveló que el ex andarín sería sometido a otra operación ocular, donde se practicaría una limpieza general, hasta el rescate de músculos para sujetar la prótesis a la que era candidato. Sería la sexta cirugía para Noé desde el atentado.

16 de Enero del 2013:
Dos semanas después del ataque, Noé Hernández sufrió un fallo respiratorio, posteriormente ingresó al hospital General de Chimalhuacán, Estado de México, al medio día, sin embargo ya no alcanzó a ser tratado y perdió la vida a las 12:15 horas.

[MEDIOTIEMPO]

Comentarios