Estamos realizando ajustes en nuestros servidores para ofrecerte una mejor experiencia.
 

Recibe nuestro newsletter
 

Despiden a Noé Hernández bajo los acordes de música mexicana

Noé Hernández hizo vibrar a su colonia cuando gano la Plata en Sydney 2000. (Foto: Getty Images)
Noé Hernández hizo vibrar a su colonia cuando gano la Plata en Sydney 2000. (Foto: Getty Images)

MEDIOTIEMPO | Agencias
Ciudad de México, viernes 18 de Enero del 2013

  • El cuerpo del ex marchista fue sepultado en el Panteón de Todos los Santos
Entre aplausos, acordes de música mexicana y la imagen de la Virgen de Guadalupe a pie del féretro, las autoridades y población del municipio de Chimalhuacán, Estado de México, despidieron al medallista olímpico de Sydney 2000, Noé Hernández, en su homenaje de cuerpo presente.

Luego de ser velado en su domicilio, sitio al que sólo acudieron sus familiares y amigos más cercanos, el féretro con los restos del ex marchista salió acompañado por una comitiva de patrullas hasta la explanada del Palacio Municipal de Chimalhuacán, en donde cientos de personas esperaron su llegada.

Fue un recorrido nostálgico y emotivo porque la mayoría de la población se entregó a su paso y como parte del homenaje destellaron aplausos y vítores a su paso, al tiempo que se escuchó "México lindo y querido" y una enorme pantalla recordó la imagen del excompetidor hace 13 años en los Juegos Olímpicos de Sydney, Australia.

En su intervención, el presidente municipal, Telésforo García, habló de lo bueno que fue Noé Hernández tanto como persona y deportista, quien a base de coraje supo salir avante ante las adversidades de la vida, aunque ya no pudo con la etapa más importante.

Recordó que la manera de vivir y ser del famoso "Chivo", como era conocido entre sus amigos, siempre estará en el corazón de un pueblo que vibró con él cuando obtuvo la medalla de Plata en la justa veraniega de Australia.

Luego se escuchó el famoso "Mariachi loco" para acompañar el paso del ataúd hacia la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe, en el Barrio de Xochiaca, en donde se realizó una misa de cuerpo presente antes de su última morada, el Panteón de Todos los Santos.

[Notimex]

Comentarios